Herramienta fabricada en metal compuesta por unas guías, un cabezal de aluminio y con la incorporación de una función de paro de emergencia. Sujeto al cabezal está el portaherramientas, el cual rota según el programa que se elija.

Sirve para modelar piezas gracias a un motor controlado por un ordenador que permite taladrar, girar, cortar, pulir, redondear y roscar, todo ello a diferentes velocidades. Los movimientos principales son la rotación y la penetración.

Torno con controlador