Es un sistema de confección que proporciona un dibujo desigual en la caída del tejido, lo que le confiere carácter informal. Puede estar a la vista, ya que es del mismo material que la cortina y permite que se aprecie la barra, u oculta, por lo que es posible escoger otro tipo de tela. Este método exige menos metraje textil que la cinta fruncidora.

Sirve para instalar cortinas que oculten la visión o regulen el paso de la luz. No permite deslizar la tela a través de la barra con la misma facilidad que la confección fruncida. Sin embargo, puede hacerse de forma cómoda si se colocan unas piezas correderas bajo la trabilla.

Trabilla