Es un tablero con función de muelle que se utiliza en las piscinas para saltar con más inercia dentro del agua. Su forma es rectangular y alargada y está fabricado de aluminio o poliéster. Está fijado fuera de la superficie de la piscina mediante una bisagra al suelo, de forma que oscila una parte en el aire.

Existen dos tipos: los domésticos y los profesionales. El primero tiene un fin de entretenimiento y se instala sobre piscinas comunes. El segundo se utiliza en piscinas olímpicas para competiciones a 1 ó 3 metros sobre el agua. Cuenta con un tratamiento que resiste la humedad y sus materiales facilitan que sea más ligero y flexible.

Trampolín