Es un conjunto formado por un hilo de nailon enrollado en una bobina sobre el que se aplica un polvo de tiza. Incluye un nivel, que es un tubo con líquido con una pequeña burbuja, la cual da el nivel exacto cuando se centra en unas marcas. La tiza en algunos casos está preparada para soportar agua.

Es un útil usado en albañilería cuya finalidad es marcar una línea recta y completamente nivelada. Su uso consiste en colocar el hilo sobre la pared o superficie a marcar con una gran tensión y fijar ambos extremos. Una vez encontrado el nivel, se tira del hilo y se suelta para que, al golpear contra la pared, deje una línea de tiza marcada.

Trazador