Es una herramienta que incluye un disco para el corte de materiales metálicos. El tipo más común corta por abrasión, aunque también existe con estructura similar a las ingletadoras y con discos de widia. El uso de este segundo tipo está limitado al corte de aluminio y también de madera, si se sustituye el disco.

Su uso principal es el corte, tanto recto como en ángulo, de perfiles, tubos y varillas metálicas. El material que se desea cortar debe fijarse con mordaza o sargento en la base de la máquina con el fin de evitar que se desplace y se pierda precisión. Es recomendable seguir las instrucciones del fabricante, así como emplear las protecciones adecuadas, ya que el metal despide proyecciones y chispas al ser cortado.

Tronzadora