Es un conducto de PVC que se usa para el guiado y protección de cables en instalaciones eléctricas o telecomunicaciones. Puede instalarse empotrado en paredes o techos, enterrado o aéreo. El diámetro varía en función del uso para el que esté destinado.

En viviendas la medida estandar sería de 25 a 32mm, aunque los hay de 12 a 300mm. Su forma corrugada, además de conseguir una flexibilidad adecuada, también compensan las dilataciones, movimientos, o vibraciones. Existen diferentes tipos de materiales para los tubos corrugados, PVC, polietileno, PVC reforzado, polipropileno o libre de halógenos. 

Tubo corrugado