Cilindro rígido de color rojizo y brillo metálico. Es impermeable al oxígeno y presenta alta resistencia a la corrosión y a las bajas y altas temperaturas. Resiste hasta 40 bares de presión, la luz del sol y los rayos UV, es higiénico y tiene propiedades antimicrobianas. Además, puede reciclarse repetidas veces sin perder su rendimiento ni sus propiedades.

Las conexiones se sueldan o se enroscan. Dada su universalidad, no hay problemas de incompatibilidad con tubos y accesorios de otros fabricantes, ya que todas las piezas de cobre se fabrican en medidas estándar. Su uso se ha extendido a todo tipo de instalaciones de agua, gas y calefacción, y es empleado en suelo radiante, gas natural, propano y butano, energía solar térmica y aire acondicionado, entre otros.

Tubo de cobre