Tubo especialmente diseñado para realizar trabajos de drenaje junto a las casas, en jardines o huertos, para evitar humedades o encharcamientos de agua. Está fabricado en polietileno de alta densidad, es corrugado y flexible, lo que evita las conexiones o la necesidad de poner codos. Tiene gran resistencia a las cargas por aplastamiento. Está perforado en todo su perímetro y a través de los poros se filtra el agua del terreno, que va derivada posteriormente a una arqueta o al sistema de evacuación general de la casa.

En casos alejados, como jardines o huertos, el posible agua de filtración se deriva con el tubo a una zona del terreno no proclive a encharcamientos o lejos de las casas. Un diámetro estándar para las casas y el jardín es el de 160 mm. Se venden en tuberías de diversos largos, enrolladas o rectas, según sea su flexibilidad. Se cortan con facilidad con cuchilla o miniamoladora y disco para metales o plásticos tipo PVC.

Tubo de drenaje