Es un conducto de polietileno fabricado en una sola pieza y sin soldaduras. Se usa para deslizar los escombros que se generen en las plantas altas de un edificio, de forma que caigan directamente en la cuba para la recogida de estos materiales. 

Se coloca un tramo, a continuación de otro, formando una columna. Para ello introduce la parte inferior del tubo dentro del tramo siguiente. Se unen entre sí mediante los mosquetones de enganche que incluye cada uno. En el primer tramo se pone una boca de escombro, más ancha que el tubo, para facilitar el vaciado de los materiales de obra. 

Tubo de escombro