Cilindro formado por tres capas polimétricas, siendo la interior de polietileno reticulado, la intermedia de aluminio y la exterior de polietileno. Las uniones pueden contener un casquillo corredizo, prensado o a compresión. Cuenta con una dilatación mínima y destaca por su flexibilidad, permitiendo que una vez curvado el tubo éste mantenga la forma dada sin efecto memoria, es decir, sin que intente volver al estado original.

Dependiendo de las condiciones de trabajo, su vida útil puede llegar hasta los cincuenta años. Es adecuado para interiores de viviendas, tanto para agua fría como caliente, calefacción y aire acondicionado. Se puede usar en instalaciones vistas o empotradas, destacando en esta última que no le afectan materiales como el yeso, cementos o morteros y que no requiere protección.

Tubo multicapa