Es una herramienta utilizada en la mayoría de los casos para tareas en el hogar, tanto en interior como exterior.

Su función es la de pulverizar el producto deseado según el modelo, a través de la boquilla específica para cada tipo de trabajo. Funciona con aire caliente continuo en sistema HVLP (alto volumen a baja presión), gracias a este sistema ayuda a secar el producto con mayor rapidez. El sistema HVLP está diseñado para una mayor precisión en trabajos de pintura, tales como mobiliario de jardín, puertas, marcos para puertas e incluso retoques en paredes de habitaciones pequeñas. Si escoges un modelo con una potencia adecuada, puedes llegar a pintar tu casa sin problema.

Dependiendo del modelo a elegir, puedes pulverizar esmaltes, lacas o barnices con disolución al disolvente o al agua. También pinturas plásticas o pinturas de una viscosidad más espesa, con disolución al agua por norma general.

Turbina de pintar