Es una barreras indicada para la seguridad de los niños en las puertas. Impide la entrada a zonas peligrosas y a las escaleras, para evitar caídas accidentales. Es abatible y la puedes adaptar al ancho que necesites. Llega hasta el suelo, así aseguras que los niños no se cuelan por debajo. Van fijadas con unos topes a presión a ambos lados y atornilladas con unas bisagras a la pared, puertas o barandilla. Tiene un mecanismo anti-aperturas y un dispositivo de seguridad de cierre automático.

Valla de seguridad infantil