Es un mecanismo con forma cilíndrica que tiene dos terminaciones de rosca hembra, de 3/4 o de 1 pulgada. Se fabrica en metal o plástico. Se coloca, junto con un pie de pozo, en el extremo de la tubería de aspiración de una bomba.

Corta por completo el paso del agua en sentido contrario al deseado, por lo que se usa para impedir su salida hacia el extremo de la tubería. De esta manera, la tubería y la bomba están siempre llenas de agua y se evitan los daños que pudieran causarse si la bomba trabajase en vacío. Funciona por gravedad de modo que el líquido ascendente abre la válvula, permitiendo el paso, pero la cierra al intentar salir en sentido contrario.

Válvula antirretorno