Es una tela ligera de polipropileno en color blanco. El tejido es permeable y deja pasar la luz del sol y el aire, de modo que crea en el entorno de la planta un microclima con efecto invernadero.

Se utiliza para tapar plantas, árboles y arbustos sensibles a las heladas durante los meses más fríos. Debe colocarse envolviendo el arbusto en su totalidad al comienzo del invierno y retirarse cuando llegue la primavera para permitir una buena floración.

Velo de hibernación