Son cortinas de lamas regulables que se fabrican en tres tipos de materiales, en PVC, en metal y en madera. Las metálicas existen con perforaciones en las lamas. La anchura de las lamas es de 25 mm o 50 mm.

Sirven para regular la luz, que es mayor o menor en función de la apertura de las lamas. Las lamas se giran con un bastoncillo de plástico o de madera encajado en el perfil de las venecianas. Suben y bajan gracias a unos hilos que pasan por un freno también colocado en el perfil. Además del sistema de subida con cordón, hay un tipo de veneciana de subida y bajada manual.

Venecianas