Es una pieza que se utiliza en la instalación de un tejado de placas como remate contra la pared. Es alargada, formando un ángulo y, tanto el material con el que está fabricado, como el color, será el mismo del que estén hechas las placas a las que complementa.

La longitud de esta pieza varía según el modelo de la misma y puede ser asfáltica, metálica o plástica. Su función es unir y dar continuidad al tejado con la pared trasera, consiguiendo que el agua que desciende por dicha pared cuando llueve circule hasta las placas y no penetre en la estancia que se pretende cubrir.

Vierteaguas