Es un elemento que emula a las vigas de madera fabricado generalmente en poliuretano, un material que soporta tanto los cambios de temperaturas como la humedad. La imitación a la madera de la viga decorativa la hace adecuada en la decoración de techos y buhardillas.

Se encuentra en diferentes colores y acabados como roble, nogal o blanca y se puede pintar con pinturas acrílicas para personalizarla. Para su colocación es necesario la utilización de masillas de relleno, unión y pegado acrílica.

Viga decorativa