El yute es una planta tropical -de clima cálido y húmedo- tipo herbáceo de 3-4 metros de altura y 2 cm de diámetro de la que se extrae la fibra de yute del tallo principal. Junto con el algodón, son dos de las fibras naturales más utilizadas a nivel mundial. La extracción de la fibra es un proceso artesanal ya que se cortan las plantas, se atan en haces y se procede al secado para después retirar hojas y ramas. El proceso siguiente consiste en enriar los haces para separar las partes leñosas de las fibras de yute a una temperatura de 30º. Esto suele durar unas tres semanas. Luego se seca la fibra y se dobla para comprimirla en balas.

Las fibras vegetales de yute tienen entre 1 y 4 metros de longitud y son de un color blanco amarillento, amarillo o castaño. Cuando la fibra se procesa se transforma en hilado y después se teje. Es muy resistente, tiñe bien y se usa en la fabricación de alfombras y otros tejidos para la casa y tapicería. El yute es un material ecológico 100 % reciclable y económico de producir. La tela de yute tiene un aspecto natural y rústico muy valorado. Es un tejido que mantiene la humedad.

Yute