Es un tipo de calzado que lleva incorporada una puntera de seguridad, que generalmente es de metal, y una suela especial. Además, debe proporcionar una adecuada sujeción del pie y estar fabricado con materiales resistentes como piel, microfibra, caucho, PVC u otros sintéticos. El nivel de seguridad es variable según las necesidades.

Forma parte del Equipo de Protección Individual (EPI) del trabajador para prevenir accidentes laborales y proteger los pies del personal expuesto a determinadas sustancias, lesiones por impacto, resbalamiento y entornos de riesgo. El zapato de seguridad debe estar adaptado a la normativa de cada país.

Zapato de seguridad