Cómo elegir aire acondicionado

Este tipo de aires (conocidos como splits) se instalan con unidad exterior y unidades interiores. Su gran mérito es que pueden dar tanto aire frío como caliente. La potencia y el consumo son las primeras características a tener en cuenta para elegir el adecuado. Necesitan muy poca obra.

Cómo elegir aire acondicionado

¿Qué equipo de aire acondicionado necesitas?

Cuando en la casa no hay instalación previa para los conductos de climatización, la solución más recomendada es instalar aires acondicionados fijos. A la hora de decidirnos por un modelo u otro debemos conocer la superficie de las estancias para determinar la potencia del aparato y su consumo.

Los aires acondicionados fijos, también son conocidos como Mural Split 1x1, permiten aclimatar una estancia tanto en invierno como en verano. Son soluciones muy económicas y eficientes. Pero si lo que necesitas es climatizar varias habitaciones a la vez y de forma independiente tienes los Multi Split 2x1, 3x1... según el número de habitaciones que necesitas aclimatar.

Cómo elegir aire acondicionado

El equipo de aire más eficiente y potente para tu hogar

Es imprescindible que conozcas lo que tu aparato consumirá en función de tus necesidades ya que, cuando llega a la temperatura que hayas programado, se apaga automáticamente. Aunque adquieras un equipo más potente, no quiere decir que el gasto en consumo vaya a ser mayor, sino que alcanzará antes la temperatura que desees.

Cómo elegir aire acondicionado

La potencia del equipo viene determinada por los metros cuadrados de la estancia. Por ejemplo, para una habitación de 30 m2 necesitaremos un aparato de 3000 y 4.000 frigorías, o lo que es lo mismo de 3,48 W/h y 4,65 W/h respectivamente. Y para conocer el consumo del aparato nos guiaremos por la etiqueta de la eficiencia energética.

1. Producto
2. Modelo
3. Clasificación energética: desde la A+++ (mayor eficiencia energética) hasta la G (menor eficiencia energética)
4. Consumo energético anual por zona geográfica
5. Potencia refrigerante
6. SEER: eficiencia energética estacional en frío. Con este dato se compara la eficiencia energética entre sistemas de climatización. A mayor kilovatios se generen por cada kilovatio consumido, más eficiente es un aire. Cuando el SEER es mayor de 8,5, el aire es de clase A+++ (la más eficiente). Por el contrario, si el SEER se encuentra entre 3,1 y 3,6, el aire es de clase E.
7. Potencia calorífica
8. SCOP: eficiencia energética estacional en calor. Con este dato se compara la eficiencia energética entre sistemas de calefacción. Cuando el SCOP es superior a 5,1, el aire es de clase A+++ (la más eficiente). Por el contrario, si el SCOP se encuentra entre 2,2 y 2,5, el aire es de clase E.
9. Nivel sonoro de la unidad interior. Es el ruido que genera el equipo de climatización, sobre todo, si la idea es instalarlo en el dormitorio para ayudarte a dormir en las noches calurosas. Lo recomendable es un máximo de 24 decibelios de presión sonora para un dormitorio.
10. Nivel sonoro de la unidad exterior

Calcula el consumo y la potencia

Tenemos que elegir un sistema de aire acondicionado que sea eficiente. Al consumir menos energía, ahorraremos en la factura eléctrica y estaremos cuidando el medio ambiente.

Calcular el consumo del aparato es muy fácil, puedes hacerlo tú mismo dividiendo la potencia del aparato entre el código SEER (para producir aire frío) o entre el SCOP (para producir aire caliente). Te mostramos un ejemplo: un equipo con una potencia nominal de 3.500 W (3.000 frigorías). 3.500 vatios/5,1 (SEER)=666 vatios/hora. Si encendemos el equipo durante 4 horas al día en el mes de julio el coste ascendería aproximadamente a 12,76€* es decir unos 0,10€* la hora (*tomando el coste del kW/h en 0,15€).

Cómo elegir aire acondicionado

Puedes conocer la potencia con un cálculo muy sencillo. Calcula aproximadamente entre 100 y 140 frigorías por metro cuadrado, dependiendo de si tu casa está más o menos protegida del frío y del calor. También debes tener en cuenta la orientación, si es Norte o Sur, y el número de aparatos electrónicos que haya en la habitación en la que quieres colocar tu equipo de aire acondicionado.

Por ejemplo, en un salón de 20 m2 orientado hacia el Sur, que se encuentra en una región con temperaturas que suelen superar los 30 grados habitualmente, tendrías que calcular 140 frigorías por metro cuadrado. El resultado sería 3250 watios o 2800 frigorías.

Elige los filtros para mejorar la calidad del aire acondicionado

La elección de los filtros del aparato de aire es muy importante por las siguientes razones:

  • Reducen las alergias y el asma. Los más avanzados son los de plasma o neoplasma. Capaces de purificar y desodorizar el aire, indicados para personas alérgicas y asmáticas.
  • Crean un ambiente agradable. Los filtros estándar son los más básicos. Hay que limpiarlos y sustituirlos periódicamente. Existen aires acondicionados que llevan filtros fotocatalíticos: son los que se basan en los rayos ultravioleta para absorber y descomponer las partículas que crean mal olor en la habitación donde están colocados. Para limpiarlos basta lavarlos con agua y dejarlos secar al sol.
  • Ayudan a combatir los malos olores. Los de carbón activo absorben los malos olores y también el humo del tabaco. Tienen una duración limitada.
  • Imitan el aire de montaña. El ionizador, emite iones negativos para equilibrar el exceso de iones positivos emitidos por los aparatos eléctricos y mejorar así la calidad del aire.
Cómo elegir aire acondicionado

Los beneficios de la climatización y tratamiento del aire

El uso de un buen equipo de aire acondicionado traerá consigo un gran confort y numerosos beneficios para la salud. Los aparatos son cada vez menos ruidosos y más eficientes y, si quieres mejorar la calidad del aire en entornos secos, húmedos o con mucha polución, puedes elegir alguno de los modelos de aire acondicionado que llevan incorporado un purificador de aire.

Para crear un ambiente confortable es recomendable que sigas unos consejos básicos:

  • Temperatura. En invierno lo ideal es que mantengas la temperatura entre los 18° y los 21°. En verano, bastará con tenerla entre 24° y 28°.
  • Grado de humedad. Conviene que mantengas el porcentaje de humedad entre el 40% y el 60%.
  • Circulación del aire. Debe circular de manera uniforme, a la velocidad adecuada y sin concentrarse en una sola dirección.
  • Pureza del aire. Los filtros de los aparatos de aire acondicionado y los purificadores eliminan ácaros y bacterias con lo que contribuyen a mejorar la calidad del aire.
Cómo elegir aire acondicionado

Doble función: ¡los aires también dan calor!

La mayoría de los equipos incorporan este sistema que permite calentar la estancia en invierno aprovechando la temperatura del exterior (por muy baja que sea) para convertirla en energía útil, ahorrando así en consumo. Gasta menos que otros sistemas de calefacción y es más seguro (por ejemplo, comparado con la calefacción de gas).

Cómo elegir aire acondicionado

Aires acondicionados de última generación

La tendencia es apostar por aires acondicionados que gracias a su tecnología hagan más fácil y eficiente su uso en cualquier hogar. Desde modelos de aires que disponen de mando a distancia convencional para poder regular las velocidades y temperatura del dispositivo cómodamente sin levantarte del sofá o de la cama hasta mandos inteligentes con sistema I feel (su traducción del inglés es “yo siento”) que memorizan la temperatura ambiente ideal del usuario y ordena al aparato el encendido o apagado del aire en función de esas preferencias térmicas. 

Otros aires acondicionados incluyen un práctico sensor de movimiento para que el dispositivo se active cuando alguien entre en una habitación. Otros, tienen un movimiento automático de lamas más versátil porque hacen un reparto el aire en 4D, de modo que las lamas se mueven tanto en vertical como en horizontal.

Pero sin duda, la prestación actual más demandada es elegir equipos preparados con wifi para controlar el aire mediante el smartphone a través de una app. De este modo, se puede ajustar el consumo a las necesidades de cada momento y reducir considerablemente el gasto energético.

Cómo elegir aire acondicionado