Cómo elegir aire acondicionado

Cómo elegir aire acondicionado

Cuando en una casa no hay instalación previa para los conductos de climatización, la solución más recomendada es instalar aires acondicionados fijos, conocidos también como aire acondicionado split. Es un sistema para climatizar el hogar de una forma cómoda y eficiente.

Este tipo de aire acondicionado se compone de una unidad exterior -que se coloca en la fachada, terraza o tejado - y unidades interiores (llamadas split o mural) -que se colocan en cada una de las estancias que se quiere climatizar-.

El nombre de inverter hace referencia a la posibilidad de ser reversible y que, por tanto, pueden suministrar tanto aire frío como caliente y pueden hacerlo de forma independiente. Esa es una de sus grandes ventajas. La potencia y el consumo son las primeras características a tener en cuenta para elegir el adecuado. 

AIRES ACONDICIONADOS

Escoge el mejor aparato fijo para climatizar tu casa atendiendo a estas claves

Ver productos

¿Por qué apostar por aires acondicionados fijos?

El uso de un buen equipo de aire acondicionado traerá consigo un gran confort y numerosos beneficios para la salud. Los aparatos son cada vez menos ruidosos y más eficientes. Este sistema de aire acondicionado permite climatizar la casa por zonas, es decir, ponerlo en funcionamiento solo en las estancias que usamos o que queremos calentar o enfriar, sin necesidad de climatizar toda la casa al completo cada vez que lo ponemos en marcha.

Además de por su comodidad de uso, estos equipos son una buena alternativa de climatización y calefacción si queremos ser respetuosos con el medio ambiente, dado que su emisión de CO2 es inferior a otros sistemas de calefacción como pueden ser las calderas gas o las chimeneas de leña.

Te ayudamos a elegir el mejor modelo de aire acondicionado según las necesidades que haya en tu hogar.

Cómo elegir aire acondicionado

¿Cuántas estancias necesitas climatizar?

El número de salas que van a contar con un aparato de aire acondicionado es determinante para elegir el modelo adecuado. Hay aires acondicionados fijos para una, dos o más estancias. Estos equipos siempre cuentan con un compresor o unidad exterior -que genera el frío o el calor- y uno o varios splits, que son las unidades interiores que expulsan el frío o el calor, que estarán visibles en cada habitación y que permitirán climatizar cada estancia de manera independiente.

Debes contar con un espacio apropiado para instalar la unidad exterior fuera de casa. En el caso de edificio de viviendas deberás consultar con la comunidad de vecinos cuál es la ubicación apropiada para ubicarlo.

¿Cuál es la opción que mejor refleja tus necesidades?

  • Una estancia a climatizar: son equipos de 1 x 1, que significa que están formados por una unidad interior y una unidad exterior y que son los que climatizarán una única habitación.
  • Dos estancias a climatizar: son equipos 2 x 1 formados por dos unidades interiores y una unidad exterior. Esta opción se utiliza habitualmente para climatizar dos habitaciones contiguas o el salón y una habitación.
  • A partir de tres estancias a climatizar: equipos 3 x 1 o 4 x 1 formados por varias unidades interiores (3, 4 o las que se necesiten) y una unidad exterior. Suelen emplearse para climatizar habitaciones contiguas o en caso de no disponer de espacio para instalar varias unidades exteriores.
Cómo elegir aire acondicionado

¿Qué equipo de aire acondicionado necesitas según la superficie a climatizar? Elige la potencia adecuada

A la hora de decidirnos por un modelo u otro de aire acondicionado debes conocer la superficie de las estancias para determinar la potencia del aparato y su consumo. Tener en cuenta las dimensiones de la estancia o estancias que irá a climatizar el equipo es clave para acertar con el modelo. Sin embargo, los metros cuadrados determinan la potencia más adecuada. Por tanto, superficie y potencia van estrechamente ligados.

También hay que tener en cuenta que otros factores que influyen en este criterio como el aislamiento, las ventanas, la ubicación geográfica, etc. ya que, si una habitación está orientada a una zona fría, carece de un buen aislamiento o es una buhardilla o sótano, deberás incrementar el nivel al que optar porque necesitará más potencia para alcanzar la temperatura deseada. Es decir, que si tu estancia mide 10 m2, pero está mal aislada deberás escoger un modelo apto para habitaciones de 15 a 20 m2.

Según la superficie, para enfriar una habitación de 30 m2 se necesita un aparato de 3.000 y 4.000 frigorías, o lo que es lo mismo de 3,48 W/h y 4,65 W/h respectivamente.

La potencia. Es imprescindible que conozcas lo que tu aparato consumirá en función de tus necesidades ya que, cuando llega a la temperatura que hayas programado, se apaga automáticamente. Adquirir un equipo más potente, no quiere decir que el gasto en consumo vaya a ser mayor, sino que alcanzará antes la temperatura deseada.

La capacidad de un aire acondicionado para climatizar una casa está determinada por las frigorías. Una frigoría es la unidad que estima la medida o potencia que tiene un aire para climatizar. Puedes conocer la potencia con un cálculo muy sencillo: calcula aproximadamente entre 100 y 140 frigorías por cada metro cuadrado que quieras climatizar -ese intervalo dependerá, como hemos mencionado, del aislamiento, la orientación...-. Por ejemplo, en un salón de 20 m2 orientado hacia el sur, que se encuentra en una región con temperaturas que suelen superar los 30 grados habitualmente, tendrías que tomar el dato de 140 frigorías por metro cuadrado. El resultado sería que se necesitan 2.800 frigorías.

Para hacernos una idea de cuál será su consumo, una buena referencia es su etiqueta de eficiencia energética donde se especifica una estimación del consumo de energía que gastará ese equipo en un año. Pero además en la etiqueta de eficiencia energética nos da muchos otros detalles relevantes.

Cómo elegir aire acondicionado

Clase energética

Actualmente es imprescindible elegir un aire acondicionado que garantice un consumo eficiente. Para eso está la etiqueta de eficiencia energética que nos da mucha información de cada aire acondicionado para poder comparar entre ellos y elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades. La etiqueta nos da información como:

- El modelo del producto

- Su clasificación energética: desde la A+++ (es la mayor eficiencia energética que reduce el consumo y evita el desperdicio de energía reduciendo los continuos arranques y paradas del aparato con el consiguiente ahorro en consumo) hasta la G (la menor eficiencia energética) y la eficiencia energética o rendimiento del aparato divido en dos datos en función de la estacionalidad:

El dato del SEER (ratio de eficiencia energética estacional) que indica la eficiencia de la función de climatización. Cuanto mayor es el SEER, menor es el consumo eléctrico para refrigerar la estancia y más eficiente es ese modelo. Un SEER mayor de 8,5 pertenece a la clasificación más eficiente, A+++.

El dato del SCOP (coeficiente de eficiencia estacional) que indica la eficiencia de la función de calefacción. Cuanto mayor es el SCOP, menor es el consumo de electricidad para calentar la estancia. Cuando el SCOP es superior a 5,1, el aparato es de clase A+++.

- Su nivel sonoro. 

Cómo elegir aire acondicionado

Nivel de ruido

Todo aparato tecnológico emite cierto nivel de sonido. Si bien es cierto que la mayoría de estos equipos son muy silenciosos, su nivel de ruido también es un factor determinante a la hora de elegir el modelo más conveniente para nuestro hogar.

Actualmente las marcas se esmeran en ofrecer modelos que incluyan un funcionamiento altamente silencioso, con niveles sonoros de tan solo 19 dB -equivalente a una conversación en voz baja-, especialmente recomendados para instalar en dormitorios.

Para saber el nivel de ruido de un aire acondicionado, basta con que revises su etiqueta energética, donde aparecerá el nivel de potencia acústica en decibelios tanto de las unidades interiores (el símbolo aparece dentro de una casita) como de la unidad exterior (el símbolo aparece fuera de la casita).

No obstante, casi todos los modelos también tienen una opción de silencio, también llamada sleep, que consiste en que el aire acondicionado reduce progresivamente la potencia del aire y al mismo tiempo reduce el ruido, que baja a menos de 20 dB. Actívalo a la hora de dormir y disfrutarás de una noche tranquila sin renunciar a una temperatura agradable.

Cómo elegir aire acondicionado

Funciones especiales

A través de los equipos de aire acondicionado podemos aumentar el confort de nuestra vivienda, más aún si elegimos modelos con las últimas prestaciones tecnológicas. Esa es precisamente la tendencia actual: apostar por aires acondicionados que gracias a su tecnología hagan más fácil y eficiente su uso en cualquier hogar.

Desde modelos de aires que disponen de mando a distancia convencional para poder regular las velocidades y temperatura del dispositivo cómodamente sin levantarte del sofá o de la cama hasta mandos inteligentes con sistema I feel (su traducción del inglés es “yo siento”) que memorizan la temperatura ambiente ideal del usuario y ordena al aparato el encendido o apagado del aire en función de esas preferencias térmicas. Hasta otros que tienen un movimiento automático de lamas muy versátil porque hacen un reparto el aire en 4D, de modo que las lamas se mueven tanto en vertical como en horizontal.

Otras prestaciones muy demandadas y prácticas son las siguientes:

  • Detector de presencia: esta fórmula inteligente y muy práctica permite un mayor ahorro en consumo porque se apaga automáticamente si detecta que la estancia está vacía y se enciende cuando entra gente.
  • Programación horaria: función que permite aumentar el confort y el ahorro de gasto puesto que permite programar las horas de encendido y apagado de los splits. Así, dejar puesto el aire por la noche o durante la siesta ya no es un despilfarro porque dejaremos la orden de apagado tras unos minutos o automatizar el encendido para que al volver del trabajo el hogar tenga la temperatura deseada.
  • Conectividad WiFi: gracias a la función de poder conectar nuestro aire acondicionado a la red inalámbrica de internet, podemos controlar los aparatos fácil y cómodamente desde un teléfono inteligente (smartphone), tableta u ordenador gracias a una simple app y sin necesidad de estar presencialmente en casa. De este modo, se puede ajustar el consumo a las necesidades de cada momento y reducir considerablemente el gasto energético
Cómo elegir aire acondicionado

Tipo de filtro

El uso de un buen equipo de aire acondicionado traerá consigo un gran confort y numerosos beneficios para la salud. Estos aparatos pueden ser muy útiles para quienes quieran mejorar la calidad del aire en entornos secos, húmedos o con mucha polución. Por eso, tan importante como elegir un buen aparato es escoger los filtros adecuados. De ellos dependerá el consumo de energía y la calidad del aire pudiendo reducir las alergias y el asma para los miembros de nuestra familia. ¿Qué ventajas tiene el contar con unos buenos filtros en nuestro aire acondicionado?

  • Crean un ambiente agradable. Los filtros estándar son los más básicos. Hay que limpiarlos y sustituirlos periódicamente.
  • Ayudan a combatir los malos olores. Los de carbón activo son desodorizantes, es decir, que absorben los malos olores y también el humo del tabaco. Tienen una duración limitada por lo que hay que sustituirlos cuando sea necesario.
  • Imitan el aire de montaña. El ionizador, emite iones negativos para equilibrar el exceso de iones positivos emitidos por los aparatos eléctricos y mejorar así la calidad del aire.
  • Mejoran la calidad del aire. Concretamente, los filtros electrostáticos eliminan las bacterias, los alérgenos y el polvo en suspensión.


Hoy en día existen filtros muy avanzados y novedosos capaces de limpiar, purificar y desodorizar el aire, altamente recomendados para personas alérgicas y asmáticas, como es el caso de:

- Los filtros con purificador de aire incorporado disponen de una función de limpieza que ayuda a eliminar la mayoría de las bacterias presentes en el aire. Así se garantiza que el aire respirado dentro de casa sea limpio.

- Los filtros con luz UV desinfectan las estancias gracias a su luz ultravioleta que elimina bacterias nocivas y los gérmenes gracias a su filtro antivirus, lo cual lo hace más eficaz. Estos filtros basados en los rayos ultravioleta son filtros fotocatalíticos al absorber el aire descomponen las partículas que crean mal olor en la habitación donde están colocados. Para limpiarlos basta lavarlos con agua y dejarlos secar al sol.

Cómo elegir aire acondicionado
TOP 10

Los 10 mejores aires acondicionados según los expertos

Ver los 10 más destacados

Instalación del aire acondicionado

En LEROY MERLIN tenemos los profesionales que necesitas para instalar el aire acondicionado fijo que tú elijas. Si te decantas por un aparato de más de 4.000 frigorías este es el servicio que ponemos a tu disposición.

Si te has decidido por un modelo con dos unidades interiores para climatizar dos estancias contiguas, tienes este servicio de LEROY MERLIN. 

LO HACEMOS POR TI

Los aires acondicionados fijos deben ser instalados por un profesional

Ver servicio

Consejos de uso del aire acondicionado

Para crear un ambiente confortable es recomendable que sigas unas recomendaciones básicas:

  • Temperatura. En invierno lo ideal es mantener la temperatura entre los 18° y los 21°. En verano, bastará con tenerla entre 24° y 26fil°.
  • Grado de humedad. Conviene mantener el porcentaje de humedad entre el 40% y el 60%.
  • Circulación del aire. El aire debe circular de manera uniforme, a la velocidad adecuada y sin concentrarse en una sola dirección.
  • Pureza del aire. Como hemos visto tener unos buenos filtros y tenerlos cuidados y limpios permiten eliminar ácaros y bacterias con lo que contribuyen a mejorar la calidad del aire.
Cómo elegir aire acondicionado