Cómo elegir entre un hogar y un insert

Si estás pensando en colocar una chimenea en tu casa o aprovechar el revestimiento de una para instalar un hogar o un insert, hay algunos detalles que debes conocer sobre su funcionamiento, instalación y mantenimiento.

Cómo elegir inserts y hogares

Consideraciones previas: ¿qué elementos componen una chimenea?

Una chimenea se compone de numerosos elementos que te interesa conocer si estás pensando en instalar alguno de estos sistemas de calefacción o si ya tienes uno.

  • Salida de humos exterior
  • Campana de obra
  • Rejilla de ventilación
  • Aislamiento
  • Tubo flexible de ventilación
  • Conducto de evacuación de humos
  • Aparato (insert u hogar)
  • Revestimiento
Cómo elegir inserts y hogares

 

Diferencias entre insert y hogar

El insert es un casette con ventiladores o turbinas que se instala en chimeneas ya realizadas, así que no es necesario llevar a cabo ninguna obra para instalarlo. Por lo tanto, llevan un enchufe. Los insert se calientan con más lentitud pero distribuyen el calor a otras estancias. 

El hogar, en cambio, no suele incorporar ventiladores. Por eso se aviva muy deprisa y acumula más el calor así que es idóneo para caldear la estancia en la que esté ubicado. Necesita de obra completa para su instalación, ya que forma parte integrante de la chimenea. Consiguen niveles de combustión muy elevados, pero es necesario estar pendiente para mantener caliente la chapa, puesto que también se enfrían muy deprisa. Se instalan en el hueco de una chimenea y, a diferencia de los inserts del mismo material, calientan exclusivamente la habitación donde se instalan.

Cómo elegir inserts y hogares

 

Los inserts y sus ventajas

Los inserts son idóneos para calentar varias habitaciones debido a su proceso de ventilación canalizada. Se componen de dos cámaras, una interior de fundición y otra exterior de acero, por la que circula el aire que se calienta al entrar en contacto con las paredes. Este aire caliente se expulsa al exterior mediante dos ventiladores. Poseen unas turbinas que transportan el aire existente entre la cámara de combustión y el carenado (revestimiento) exterior normalmente de chapa de acero. Lo habitual es que sean de hierro fundido y son más eficaces que los hogares del mismo material. El combustible más usual que aprovecha un insert es la leña y actualmente los pellets o derivados de la madera.

Cómo elegir inserts y hogares

Tiene unas ventajas muy significativas como, por ejemplo, la seguridad, puesto que es un fuego estanco; también la economía, ya que reduce el consumo de leña o pellets y tiene un mayor aprovechamiento del calor; y, además, se puede destacar la limpieza, porque evita humos, olores y cenizas ya que sólo los inserts incorporan un tubo flexible de ventilación.

Puedes elegir entre inserts de leña o de pellets, en función del combustible por el que te decantes. Ambos tipos cuentan con ventiladores internos aptos para mover el aire caliente a través de unas salidas conectadas con los tubos que impulsan y distribuyen el calor hacia otras estancias. Por ello necesitan toma eléctrica para su funcionamiento.

¿Qué son los hogares y qué tipos puedes encontrar?

Es una cámara que proporciona calor en la habitación en la que se coloca. Tiene una gran capacidad calorífica y rendimiento. De hecho, ayudan a optimizar hasta un 50% el calor que origina el fuego, en comparación con una chimenea abierta. Por lo tanto, los hogares solo calientan la estancia en la que está situado y no necesita toma eléctrica.

Cómo elegir inserts y hogares

Dentro de los hogares, encontramos los termohogares. Su gran ventaja es que conectan la ida y el retorno del agua de los radiadores, de modo que aprovecha el calor generado dentro del hogar para dar calefacción al resto de la casa a través del agua de los radiadores. Así se aprovecha mucho más el combustible empleado.

Los tipos de hogares que puedes encontrar son los siguientes:

  • Hogares de chapa o metálicos: existen varios modelos, puesto que pueden fabricarse con diversos tipos de cámaras en las que se acumula la temperatura para dirigirse después, mediante conductos, a la parte superior del hogar. Llegan a conseguir potencias caloríficas muy elevadas, aunque necesitan un consumo muy alto de combustible. 
  • Hogares de hierro fundido: es un sistema estético, muy seguro y puede calentar habitaciones de hasta 100 metros cuadrados. Están diseñados para mejorar el rendimiento calefactor de las chimeneas, ya que el hierro fundido tiene gran capacidad para conservar y liberar el calor. Cuanto más pesado sea el hogar de hierro, mayor potencia calorífica tendrá y estos hogares son capaces de aprovechar hasta un 80% de la energía generada. Además, a mayor tamaño interior, admitirá leños más grandes por lo que la potencia calorífica será más elevada. Esto es así porque tienen una combustión más lenta que los pequeños y hay que renovarlos menos frecuentemente. Las puertas son de cristal vitrocerámico resistente a altas temperaturas y muy estéticas.
  • Hogares abiertos: el interior está constituido por una caja de piedra o ladrillo refractario (aquel que no se altera con la acción del fuego), dentro de la cual se quema el combustible. El efecto de la llama en el ambiente produce un efecto muy atractivo, aunque tiene bajo rendimiento calorífico debido a las calorías que se pierden en el exterior a través de los conductos de evacuación de humo.
Cómo elegir inserts y hogares

Más criterios de elección

- Existen varias opciones para revestir el interior del cuerpo del aparato, donde se coloca la leña o los pellets para su quema. Según este material interior, los hogares e insert pueden ser de acero, vermiculita o hierro fundido.

  • Los de acero son los más ligeros y disponen de una adecuada relación calidad precio. Su eficiencia es baja por su poca inercia (su conservación del calor).
  • La vermiculita es un material que refleja el calor favoreciendo una óptima combustión con mayor rendimiento y menores emisiones. Este material alcanza rápidamente altas temperaturas, pero su inercia (su conservación del calor) es baja.
  • Los de hierro fundido son los que más durabilidad y fiabilidad tienen al ser un material más pesado disponen de mayor inercia térmica aportando mayor cantidad de calor y su aislamiento es alto. Por todo ello, es el material más eficiente para revestir el interior del cuerpo calefactor.

- En cuanto a la potencia, se debe elegir la potencia óptima para poder cubrir las necesidades caloríficas de la zona que queremos calentar teniendo en cuenta el aislamiento de la casa. Se toma como referencia una que los techos tengan una altura de 2,50 m; si tus techos son más altos necesitarás más potencia para calentar el espacio. Para calcular la potencia idónea, se estima que la regla sea una potencia de 0,1 kW (es decir, 100 W) por cada metro cuadrado para viviendas con un aislamiento medio. Ejemplo: para 100 metros cuadrados, la potencia de la estufa debe ser de 10 kW.

Cómo elegir inserts y hogares

- También hay modelos a elegir por sus funciones especiales que las hacen muy interesantes:

  • Los aparatos con normativa EcoDesign permiten ahorrar un 40% en combustible y, además, el vidrio de tu estufa estará siempre limpio y podrás disfrutar de la estética del fuego.
  • Aquellos inserts u hogares con conexión estanca toman el aire del exterior garantizando un óptimo nivel de confort y de combustión sin necesidad de regular la apertura de aire en la estancia en la que está instalado.
  • Algunos modelos disponen de puerta con cristal serigrafiado. Esta puerta está totalmente recubierta de cristal que le da un aspecto moderno al aparato a la vez que favorece la visión del fuego.

 

Los tipos de chimeneas

Chimenea tradicional: está formada por el revestimiento y un interior de ladrillo refractario donde se quema el combustible. La campana que cubre el conducto de humos se halla en la parte superior. Las puedes encontrar modernas, clásicas o rústicas. Lo normal sería que utilizases como combustible leña y briquetas, además puede aprovechar hasta el 30% del calor que genera, el resto se pierde por el conducto de humos.

Revestimiento de chimenea con aparato (insert u hogar): es una chimenea tradicional donde se sustituye el interior de ladrillo refractario por un aparato de hierro fundido, puede tratarse de un insert o un hogar, punto que desarrollamos más adelante. Proporciona un efecto muy estético, ya que permite la visión del fuego a través de un cristal vitrocerámico.

Chimenea metálica: tiene un revestimiento parecido a la chimenea tradicional, pero está fabricado en acero o hierro fundido, aunque también puede darse una combinación de ambos.

Cómo elegir inserts y hogares

 

Pequeñas aspectos a tener en cuenta si vas a instalar un hogar o insert

Para instalar un hogar o un insert lo primero que debes tener en cuenta, aparte del tamaño del hueco que tiene el revestimiento de tu chimenea, es que deberás dejar un espacio pequeño de separación por los lados (unos 3 mm) para evitar la dilatación de las paredes. Se instala en el hueco de un revestimiento de chimenea ya existente o de nueva construcción y, si no la tuvieras, tendrás que adaptar una salida de humos. Ten en cuenta, además, que el insert necesita de instalación eléctrica. 

También debes tener en cuenta la altura del conducto. Esto es muy importante para que no se produzca el retorno del humo a casa, el tubo debe superar en altura los tejados cercanos al menos en 50 cm y distar de otros tejados un mínimo de 8 m.

Para su instalación interna tendrás que hacer un hueco en la cubierta para que salga al exterior e impermeabilizar la zona para evitar humedades. Si los tubos salen por la fachada, deberás fijarlos muy bien al muro y asegurarte de que son de acero inoxidable aislado.

Mantenimiento de la chimenea

Es importante que, antes de ponerla en marcha, limpies el conducto de evacuación de humos para evitar intoxicaciones o posibles incendios puesto que si el conducto se halla obstruido impedirá la correcta evacuación de los gases que genera la combustión. También es conveniente limpiar la chimenea por razones de ahorro, ya que un conducto sucio perjudica el funcionamiento de la instalación.

Cómo elegir inserts y hogares

No debes olvidarte de limpiar el cristal vitrocerámico durante los meses de uso, porque si no eliminas los restos que quedan en el cristal, pueden favorecer la formación de suciedad y hollín.