Calienta tu jardín, carpas o talleres con estufas de exterior

Solución práctica y rápida para calentar porches y carpas y lugares diáfanos como talleres. Existen modelos eléctricos o de gas (por si dispones de toma de corriente cerca). Ten en cuenta los metros cuadrados del área a caldear para calcular cuántas estufas necesitas para aclimatar ese espacio.

Cómo elegir estufas de exterior

Tipos de estufas de exterior según el espacio a calentar

Existen distintos modelos de estufas de exterior para poder escoger la más conveniente según el tamaño  del espacio que tengas que calentar. Encontrarás modelos de exterior o semiexterior adaptados a diferentes superficies:

  • Para espacios de hasta 15 metros cuadrados.
  • De 15 a 20 metros cuadrados.
  • De más de 20 metros cuadrados.
Cómo elegir estufas de exterior

Tipos de estufas de exterior según el combustible: de gas

Si no tienes una toma de corriente cerca, deberás decantarte por una estufa de gas. Dentro de este tipo de combustible distinguimos entre:

  • Estufas de exterior: este tipo de estufas funcionan con gas butano o propano y deben ubicarse en espacios de exterior bien ventilados. Son idóneos para lugares que no cuenten con una toma de corriente cerca. Ofrecen una autonomía media de entre 12 y 19 horas, aunque existen modelos de hasta 70 horas de autonomía. Este tipo de estufas son capaces de abarcar áreas grandes, hasta 30 m2, y ofrecen más posibilidades decorativas. Para optimizar la eficiencia te recomendamos elegir estufas con regulador de la llama.
  • Calentador aire a gas/gasóleo: diseñados para suministrar calor en invernaderos, carpas, granjas, naves industriales, etc. Funcionan con combustible (gas o gasóleo) y con un potente ventilador que hace que el aire pase por una cámara de combustión en la que está el quemador. Ofrece una autonomía de 6 a 12 horas.
Cómo elegir estufas de exterior

Tipos de estufas de exterior según el combustible: de electricidad

Si puedes acceder a modelos eléctricos de estufas porque tienes toma de corriente, puedes elegir entre estas soluciones:

  • Halógenos de onda corta: son los más eficientes como solución eléctrica, por encima del 90% de aprovechamiento energético. Emiten calor por infrarrojos de manera que permiten localizar el calor y dirigirlos directamente hacia un objeto determinado (como, por ejemplo, hacia una persona en una hamaca o en una zona con mesas y sillas) y no resecan el ambiente. Además no generan residuos ni gases. Se conectan a la corriente eléctrica y existen diferentes modelos de pared, suelo o pie. Recomendados para calentar espacios desde 7 hasta 15 m2. .
  • Calefactor de taller o industrial eléctrico: solución indicada para espacios externos a la vivienda como talleres, garajes o sótanos. Basta con conectarlos a la corriente eléctrica, no necesitan mantenimiento ni emiten gases; sin embargo, el gasto de energía es su principal inconveniente. Son elementos que están bien aislados para soportar la intemperie: para ello suelen tener un grado de protección alto (IP-44), nivel que garantiza su protección frente al polvo y las salpicaduras de agua y, además, tienen la ventaja de ser portátiles, por lo que los podrás llevar con facilidad donde lo necesites.
Cómo elegir estufas de exterior