Cómo elegir una estufa de bioetanol: el mejor diseño

La estufa de bioalcohol o bioetanol, también llamada biochimenea, es una buena opción para conseguir el encanto de la llama pero, sin la salida de humos ni el mantenimiento que exigen las chimeneas de leña. Este tipo de estufas utiliza el bioalcohol como combustible, una fuente de energía renovable que no genera olores ni residuos. Las estufas de bialcohol destacan por sus diseños decorativos, bajas emisiones de CO2 y fácil instalación. 

Además, también puedes situarlas en el exterior de tu casa para pasar una agradable velada cuando empiezan a bajar las temperaturas.

Cómo elegir estufas de bioetanol

¿Qué es una estufa de bioetanol?

Si quieres completar el sistema de calefacción de tu casa con un elemento que, además de aportar calor, se convierta en un elemento decorativo, necesitas una estufa de bioetanol.

Se trata de unas chimeneas parecidas a las eléctricas, pero con llamas reales lo que les confiere un encanto especial. Funcionan con bioetanol, un combustible que se obtiene a partir de cereales y otros vegetales. El azúcar y el almidón de estos se fermenta de forma industrial y se transforma en alcohol que, una vez destilado, pasa a ser bioetanol.

Cómo elegir estufas de bioetanol

Ventajas del bioetanol

Este tipo de estufas tienen grandes ventajas, aunque no debes olvidar que su capacidad calorífica es moderada y que son adecuadas como complemento a otros sistemas de calefacción.

  • Son un elemento de diseño muy especial. Gracias a ellas puedes disfrutar de la magia del fuego, sin los inconvenientes que conllevan otro tipo de chimeneas o estufas. Además, hay un sinfín de modelos para elegir.
  • No generan residuos, ni tendrás que limpiarlas. El bioetanol desprende únicamente vapor de agua y una mínima cantidad de dióxido de carbono (CO2). Por esto último es necesario ventilar bien la habitación cada dos horas aproximadamente.
  • Son fáciles de instalar. No requieren conductos para la evacuación de humos ni necesitan tomas de corriente. Existen diferentes modelos: de pie, de pared, para empotrar, etc.
  • Gran facilidad y comodidad de uso. Solo tienes que poner el bioetanol en el depósito correspondiente y encender la estufa. ¡Listo!
Cómo elegir estufas de bioetanol

A tener en cuenta

Las estufas de bioetanol no son aptas para dormitorios ni habitaciones de menos de 10 m2. Puedes colocarlas en el resto de la casa con tranquilidad ya que incorporan dispositivos de seguridad. Eso sí: recuerda airear la habitación cada dos horas aproximadamente y seguir siempre las recomendaciones de seguridad del fabricante.

Tipos de estufas

  • Decorativas: se eligen por su diseño, más que por su potencia calorífica. Están disponibles en un amplio repertorio de formas y tamaños. Hay modelos de sobremesa para adaptar a cualquier espacio. Se pueden trasladar de un espacio a otro.
  • De pared: se fijan a la pared con un sistema de sujeción adecuado. Suelen ser de pequeño tamaño.
  • De empotrar: similares a las chimeneas tipo insert, son las que van empotradas en un hueco de la pared. Son las más grandes y potentes y están pensadas para estancias amplias.
  • De pie: cuentan con bases de apoyo estables. Son similares a las estufas de exterior. De hecho, se pueden trasladar con facilidad y pueden utilizarse en el porche o la terraza.
Cómo elegir estufas de bioetanol

El diseño es la clave

A la hora de elegir una estufa de bioetanol, el diseño es uno de los factores a tener en cuenta, ya que es el rasgo distintivo de este tipo de aparatos caloríficos. Hay muchos modelos diferentes para elegir, aunque los materiales marcan la pauta. Puedes optar por estufas de bioetanol de hierro forjado, acero inoxidable, hormigón, piedra, etc.

En cuanto a la forma, hay una gran variedad en función del estilo, desde chimeneas más clásicas hasta más minimalistas, o más originales. Algunas parecen auténticas esculturas.

También podrás elegir entre un amplia oferta cromática, desde colores habituales como el negro, blanco, acero, etc., hasta otros más especiales. Siempre puedes elegir un diseño más personal para tu estufa.

Cómo elegir estufas de bioetanol

Funcionamiento de una estufa de bioetanol

Como se ha comentado antes,  estas estufas funcionan con bioetanol y cuentan con un pequeño depósito de biocombustible que únicamente necesita la apertura de una válvula para ponerse en marcha. Para encender la llama se utiliza un encendedor alargado. 

No requieren de instalación, ya que el equipo funciona de forma autónoma y tampoco precisa de una salida de humos, ya que no emite ningún gas nocivo para el medio ambiente. Su mantenimiento es mínimo, solamente se precisa recargar el biocombustible.

Cómo elegir estufas de bioetanol