Cómo elegir estufas de parafina

Cómo elegir estufas de parafina

Llamadas de combustible líquido, las estufas de parafina se caracterizan por ser un sistema de calefacción silencioso, que no necesita instalación ni apenas mantenimiento. Estas estufas son portátiles y calientan rápidamente la estancia donde se coloquen. Se recomiendan para salones y comedores de entre 20 y 40 m2.

ESTUFAS DE PARAFINA

Calefacción sin instalación para espacios grandes y ventilados

Ver productos

Tipos de estufas de parafina

Si tienes un salón o comedor de más de 20 m2, las estufas de parafina te permiten caldear rápidamente la estancia. Además, como son portátiles las puedes trasladar fácilmente de una habitación a otra.

Cómo elegir estufas de parafina

Podemos distinguir básicamente dos clases según el tipo de encendido: de mecha (que necesitan combustible y un par de pilas para su funcionamiento) y eléctricas (que van conectadas a la red eléctrica y proporcionan mayor potencia y seguridad).

  • Estufa de parafina de mecha: se accionan mediante un encendedor (piezoeléctrico), que funciona con pilas, que produce la chispa que prende la llama y calienta el combustible (parafina). Proporcionan calor intenso desde que se enciende la mecha y no necesitan ningún requisito de instalación, ni siquiera un enchufe (solo las pilas). Tienen una autonomía aproximada de 15 horas. Están indicadas para lugares con buena ventilación y renovación de aire (salón, comedor, pasillos), pero no se recomienda su uso en dormitorios.
  • Estufa de parafina electrónica: este tipo de estufas necesitan una conexión a la red eléctrica, tienen más potencia y consumen menos que las de mecha (pueden llegar a calentar estancias de más de 40 m2). Al conectarse a la luz, su eficiencia se basa en que se puede programar su encendido y su funcionamiento indicando la temperatura y el tiempo que deseas que esté emitiendo calor. Además, pueden incluir un sistema que impida que los niños accionen algún botón ya que ante cualquier presión brusca las teclas se bloquean. Las estufas de parafina electrónicas tienen quemadores con capacidad autolimpiable. Es una opción más segura por la mayor dificultar para acceder al quemador.

- Dentro de las estufas electrónicas, existen las de tipo inverter. La tecnología inverter es aquella que hace que la estufa funcione de forma constante y, por tanto, eficientemente. Así se mejora el rendimiento de la estufa y ayuda al ahorro energético. Estas estufas destacan por su rápido calentamiento, su mayor confort térmico y regula automáticamente a través de un termostato interno, ayudando a minimizar el consumo.

¿Dónde puedo colocar la estufa de parafina?

Las estufas de parafina están recomendadas para espacios de hasta unos 40 m2, en función del modelo y la potencia. Debido a los gases que emiten no están recomendadas para dormitorios y espacios poco ventilados, pese a que incluyen medidas de seguridad como función antivuelco y sensores que detectan el nivel de CO2 en el ambiente.

Si en el espacio en el que la piensas colocar la estufa no dispones de conexión  eléctrica, tendrás que elegir una estufa de parafina de mecha.

¿Cuál es el consumo de una estufa de parafina?

La parafina suele venderse en bidones de 20 litros con un precio de entre 40 euros y 50 euros. Dependiendo del modelo de estufa que elijas el consumo de parafina puede situarse entre los 0,13 y los 0,30 litros a la hora.

Cómo elegir estufas de parafina

Funciones especiales de algunas estufas de parafina

- Temporizador de apagado: permite que, una vez encendida la estufa, se ajuste el tiempo que tardará en apagarse.

- Programador semanal: permite programar el encendido y el apagado de la estufa en una determinada franja horaria.

- Bomba manual de trasvase incluida: algunos modelos incluyen una bomba manual de trasvase del líquido para facilitar el llenado de combustible.

- Doble llama: las estufas de mecha de doble combustión cuentan con dos cámaras de combustión lo cual reduce los niveles de emisión y aumentan significativamente el confort.

- Encendido progresivo sin olor.

DESCÚBRELO

¿Cómo funciona una estufa de parafina?

Ver funcionamiento

Peligros de utilizar estufas de parafina

Las estufas de parafina son seguras siempre y cuando se tenga presente los posibles riesgos que pueden entrañar. 

- Intoxicación química por mala combustión

Es recomendable cambiar la mecha de quemar de este tipo de estufas de forma anual, especialmente antes de la temporada de invierno. De esta forma, evitarás que se produzca una intoxicación de gases tóxicos. Además, es importante mantener una buena ventilación de la estancia en la que se encuentre el aparato, siendo lo ideal dos veces por hora.

- Que se quemen cosas adyacentes a la estufa

Hay que prestar atención a los objetos que estén situados cerca de las estufas de parafina para evitar que se quemen. En caso de que una estufa de estas características se inflame, es importante no recurrir al agua para apagar el fuego. La solución es arena.

Cómo elegir estufas de parafina

Consejos de seguridad para las estufas de parafina

Las estufas deben estar fuera del alcance de niños y animales domésticos, sobre todo si la estufa es de mecha.

Es necesario mantener una distancia de seguridad entre la estufa de parafina y otros materiales inflamables, como cortinas o muebles, de 50 cm como mínimo.

Las estufas de parafina incluyen un sensor que apaga el sistema cada vez que detecta una alta concentración de CO2. No están indicadas para espacios menores de 10 m2 ya que se apagarían periódicamente a causa del nivel de CO2 detectado en el ambiente. Cuando esto ocurra debes ventilar la habitación: 10 minutos son suficientes para renovar el aire de la estancia.

Debes apagar la estufa antes de irte a dormir y no quedarte dormido mientras la estufa esté en funcionamiento.

Cómo elegir estufas de parafina

Si todavía dudas sobre si son la mejor opción para tu casa, te recomendamos que leas este artículo sobre los pros y contras de las estufas de parafina. Pero si ya te has decidido por una, conoce su funcionamiento detalladamente para aprender a manejarla con seguridad.