Cómo elegir ventiladores de techo para toda la casa

Los ventiladores de techo son perfectos para refrescar las habitaciones en verano con una suave brisa. Y en invierno ayudan a distribuir mejor la calefacción. Para dentro y fuera de casa, suben la sensación de confort con un bajo consumo. Descubre los nuevos modelos y sus innovadoras funciones.

Cómo elegir ventiladores de techo

Ventiladores de techo: el tamaño idóneo

La superficie de la estancia que quieras ventilar es determinante para escoger el diámetro del ventilador más apropiado. Un modelo demasiado pequeño para una habitación grande no moverá suficiente aire. Y al revés. También la forma de la planta condiciona la instalación de uno o varios elementos. Cuando las habitaciones son alargadas es aconsejable colocar más de uno y así mantener el flujo de aire que proporcionan en los dos extremos. Al elegir ventiladores de techo lo ideal es colocarlos en el centro del espacio y tener en cuenta los siguientes aspectos:

Cómo elegir ventiladores de techo

 

  • Medidas recomendadas. En estancias de 15 m2 o más se necesita un ventilador de, al mínimo, 106 cm de diámetro para mover mayor cantidad de aire con menos revoluciones. Cuando son más pequeñas, por ejemplo de unos 12 m2, hay que elegir ventiladores de techo con un mínimo de 122 cm. Y para ambientes pequeños, de unos 6 m2, se puede optar por aparatos que vayan de 75 a 122 cm de diámetro.
  • Diámetros. Dentro de la amplia oferta que hay en las tiendas de Leroy Merlin puedes encontrar modelos de 75, 106, 122 y 132 cm diámetro. 
  • Aspas. Además, también es importante pensar en el número de palas que necesitas realmente: cuantas más aspas incluyen más circulación de aire generan. El tamaño de estas piezas debe guardar unas distancias mínimas con respecto a las paredes y el suelo: a 2,10 cm sobre éste y a unos 0,50 cm hasta cualquier obstáculo lateral.
  • Velocidad. También es preciso adaptar la velocidad al tipo de espacio. Por lo general, los ventiladores cuentan con tres velocidades de rotación con las que puedes acelerar o ralentizar el movimiento de las aspas. A mayor velocidad, mayor caudal de aire moverá, pero también aumentará el ruido. Los nuevos modelos se fabrican con motor DC: el ruido que generan es mínimo y apenas se calientan, por lo que su vida útil es muy larga.
  • Potencia. En general, al elegir ventiladores de techo todos destacan por su bajo consumo: aproximadamente lo mismo que una bombilla incandescente de 60 vatios. Ahora bien, nunca debes sobrepasar la potencia indicada por el fabricante.

¿Para el interior o el exterior de tu hogar?

La superficie que quieres ventilar con estos aparatos ¿es interior o exterior? Éste es otro factor decisivo al elegir ventiladores de techo. Si los quieres para colocar en espacios exteriores, como el techo de un porche, una pérgola o un tejado abierto, tendrás que adquirir un aparato específico para uso en exterior. Por lo general, también pueden ser utilizados en ambientes interiores aunque no estén concebidos para ello.

Mientras que si los necesitas para dentro de la casa, los puedes colocar en cualquier interior  que tenga una toma de tierra, a excepción del baño, donde están prohibidos. Pero nunca en zonas al aire libre, aunque sean espacios que a priori estén bien protegidos de la humedad, ya que ésta podría afectar al motor y a las aspas. 

Cómo elegir ventiladores de techo

Una vez sabido esto, conviene conocer qué características deben reunir los ventiladores de techo para exterior. En líneas generales, si es un lugar húmedo, como una terraza, tendrás que escoger un modelo fabricado con todos los elementos necesarios para soportarla: desde componentes eléctricos sellados para que la humedad no penetre, a palas resistentes a climas muy variados -recubiertas de ABS o PVC- y equipos en acero inoxidable.

Ahora bien, si es una zona exterior que se moja habitualmente, quizá una terraza abierta, los ventiladores de techo han de ser aún más fuertes en sus componentes, para que soporten bien el contacto con el agua. Por eso hay modelos que vienen sellados con arandelas de goma, tanto su motor como la cubierta superior y la caja de los interruptores. 

Fíjate bien al elegir ventiladores de techo para estos escenarios de casa en las indicaciones del fabricante.

Ventiladores de techo con luz: tipos 

La mayoría de los modelos de ventiladores de techo llevan integrada luz para no tener que hacer diferentes instalaciones en el techo, aunque también existen opciones que solo dan aire. De este modo el ventilador también hace las veces de lámpara de colgar y se consigue una doble función con un único punto de fijación.

Cómo elegir ventiladores de techo

Si optas por un modelo con luz no olvides fijarte en la clase de iluminación que ofrece, pues podrá ser ambiental o directa. Según el número de puntos de luz que presentan y el diseño que lucen, se clasifican en diferentes tipos. En las tiendas de LEROY MERLIN podrás encontrarlos todos:

  • De disco. El moderno diseño de estos nuevos modelos, en forma de disco, permite llevar sus aspas transparentes integradas. Incorporan una placa LED que proporciona una gran luminosidad. Con el mando puedes modificar el tono de la luz -neutra, cálida y fría- y su intensidad, además de controlar su apagado.  O si prefieres en remoto, a través de su aplicación para móvil.
  • De plafón. Estos ventiladores de techo cuentan con un solo punto de luz. Para iluminar la habitación adecuadamente lo recomendable es añadir otros puntos luminosos, a través de apliques, lámparas de pie, etc. Existen modelos con tecnología LED que consumen menos.
  • Con tulipas. Estos tipos de ventiladores de techo tienen entre tres y cuatro puntos de iluminación. Por lo general, vienen adaptados para bombillas de casquillo fino (E14) de hasta 60 vatios cada una, con lo cual ofrecen una iluminación potente.
  • Con focos. Esta familia de ventiladores de techos también se presenta con tres o cuatro puntos de iluminación. Para este tipo de ventiladores suelen colocarse bombillas reflectoras (casquillo GU10).

Qué encendido escoger y su vida útil

En remoto. La mayoría de los nuevos modelos de ventiladores de techo permiten ser encendidos y apagados a través de una aplicación para móvil que suele ser compatible con los asistentes de voz de Google o Alexa. Gracias a ello puedes controlarlos sin necesidad de estar en casa.

Cómo elegir ventiladores de techo

Mando a distancia. Es muy cómodo ya que puedes controlar el ventilador y regular su velocidad sin tener que moverte para encenderlo o apagarlo. Algunos incluyen función programador o temporizador para el encendido y apagado automáticos.

Con interruptor. Se encienden a través de un interruptor en la pared.

A través de cadenas. Su encendido se controla desde unas cadenas que cuelgan del centro del ventilador. Si te decantas por un modelo así puedes adquirir por separado un mando a distancia universal que se conecta al aparato por infrarrojos. 

En cuanto a la vida útil de estos aparatos, recuerda que es muy poco frecuente que un ventilador de techo presente algún tipo de avería. Su funcionamiento es muy largo. Si notas que tiene alguna vibración, suele ser suficiente con reapretar las piezas.

Cómo elegir ventiladores de techo

Modelos para verano e invierno: ventajas

Los ventiladores de techo no solo proporcionan sensación de frescor durante las épocas de calor. Cuando incorporan la función de verano-invierno ayudan a mejorar la eficiencia del sistema de calefacción en la estancia y a que se enfríe antes si funciona junto con un sistema de climatización. 

La posición de invierno del aparato, muy fácil de accionar mediante un interruptor o activándola en el mando, invierte el giro de las aspas en el sentido de las agujas del reloj. Así las palas impulsan el aire hacia arriba, mueven el aire caliente hacia los laterales de la habitación hasta llegar al suelo y de nuevo lo sube por el centro del aparato. 

Cómo elegir ventiladores de techo

Gracias a este proceso se logra alcanzar la temperatura óptima en menos tiempo y por tanto consumir menos, con el consiguiente ahorro energético: alrededor de un 30% en la factura de la luz . Y sin duda el nivel de confort en casa será mucho mayor.

Nuevas prestaciones que aumentan el confort

Cuando vayas a elegir los ventiladores de techo para tu casa, detente en los nuevos modelos porque traen novedosas prestaciones que harán la vida más fácil. Soluciones interactivas, de seguridad y eficiencia energética, y alternativas de montaje más rápidas.

  • Función brisa. Permite que el ventilador funcione a velocidades aleatorias proporcionando una corriente de aire discontinua, como una suave brisa o la sensación de tener una ventana abierta.
  • Función antirrobo. Su luz se enciende 20 minutos al día para simular la presencia de personas en el hogar.
  • Función de control por voz. Son modelos que se pueden controlar en remoto mediante una sola app descargada en tu móvil (la recomendada por el fabricante), compatible con los asistentes de voz de Google y Alexa. A través de esta función podrás encender y apagar el ventilador, variar el tono de luz, modificar su intensidad, etc.
  • Función iFeel. Los ventiladores de techo con este sistema detectan la temperatura ambiente por sonda y la ajustan al confort óptimo de la habitación.
  • Función verano-invierno. Cada vez encontrarás más modelos que incorporan esta función para usar el aparato junto con el sistema de calefacción y de climatización de la vivienda. Es decir, en cualquier época del año. Gracias a ella se alcanza en menos tiempo la temperatura óptima de la habitación y el consumo energético es más eficiente.

De hecho, los ventiladores de techo industriales se están planteando hoy día como una gran solución para ser combinados con sistemas de aire acondicionado y de calefacción por el alto ahorro energético alcanzado en otro tipo de espacios. Como instalaciones aeroportuarias, áreas de trabajo, centros comerciales, etc.

  • Sistema fast fan o instalación rápida. Los ventiladores que lo incluyen llevan el driver  integrado en el cuerpo del aparato, y por tanto no hay que estar cableando cerca del techo. Una alternativa más cómoda y rápida que el montaje tradicional.
Cómo elegir ventiladores de techo

Techo hueco, de hormigón o falso techo: su instalación

La instalación de estos aparatos en casa requiere saber de antemano de qué material es el techo donde lo quieres colgar. En función de ello será necesario utilizar unos tacos determinados que garanticen su adecuada sujeción y un montaje seguro. Además, si tienes un techo inclinado o quieres poner el aparato en una buhardilla será preciso escoger una opción preparada para ello. Los nuevos modelos admiten inclinaciones de hasta 10 y 15 grados. Otra ventaja más.

Antes de ponerse manos a la  obra es muy importante cerciorarse de que el techo soportará el peso del ventilador sin problemas, y también su movimiento. Además, no hay que olvidar la distancia recomendada que se debe dejar entre las palas del aparato y el suelo: a 2,30 m de altura. Y como medida de seguridad, cortar el paso de la luz general antes de hacer las tareas de electricidad.

  • Colocar un ventilador en un techo de bovedilla cerámica

Para fijar el soporte de un ventilador a techos con forjados hechos a base de bovedilla cerámica es necesario utilizar tacos de vuelco o balancín, con una varilla de 4 mm, o similar. En concreto se debe usar el que termina en tornillo, porque así quedará totalmente encajado en la parte oculta de la bovedilla y no se moverá cuando las palas estén en funcionamiento. Es importante no taladrar con percusión para evitar que el techo hueco se rompa. 

A continuación se deben realizar los empalmes eléctricos, empalmando los cables del techo a la regleta. Y después colgar el ventilador en el soporte, comprobando que queda bien encajado. El paso siguiente consistirá en colocar el receptor del mando a distancia en el  soporte del techo. Una vez hecho, ya se podrá poner el florón, y después montar las palas.

El ultimo paso será realizar la conexión eléctrica entre el motor y la placa de iluminación LED. Y finalmente poner el difusor y comprobar el funcionamiento del aparato, una vez abierta el paso de la luz de la casa.

  • Colocar un ventilador en techos de hormigón

En los techos con forjado de hormigón se deben utilizar tacos de expansión de metal para sujetar el soporte. Al tratarse de una estructura maciza será necesario taladrar con percusión.

Su instalación puede comenzar montando las palas para colocarlas en su posición definitiva. Una vez puestas, lo aconsejable es armar la tija del ventilador, con la barra colgante y los embellecedores, y pasar los cables por ella. Después, es el momento de hacer los empalmes eléctricos para colgar el ventilador en el soporte. Y a continuación, se podrá colocar el receptor del mando dentro del soporte.

Por último, será necesario acoplar la placa de iluminación y, finalmente, comprobar que el ventilador funciona, probando alguna de sus prestaciones, una vez que se haya dado de nuevo la corriente en el paso eléctrico de la casa.

Cómo elegir ventiladores de techo

 

  • Colocar un ventilador en falsos techos

Éstos pueden ser de cartón yeso o escayola. Para cualquier de ellos se aconseja emplear tacos de vuelco o balancín a la hora de fijar el soporte a estos techos, que deben estar a nivel. Y siempre taladrar sin percusión, pues estos materiales se podría romper o desgarrar.

Después de colocar el soporte, lo aconsejable es hacer la conexión eléctrica y a continuación colgar el ventilador a éste, comprobando que queda perfectamente sujeto. Una vez alojado el receptor del mando a distancia dentro del soporte, se podrán montar las palas, con el ventilador ya colgado. Y seguidamente realizar la conexión eléctrica entre el motor y la placa de iluminación.

El final del montaje consistirá en poner el difusor de la placa de iluminación y encender el aparato para verificar que funciona adecuadamente, al igual que su mando a distancia.

Cómo elegir ventiladores de techo

Aparatos que además decoran

Los ventiladores de techo son un elemento decorativo más dentro de la estancia. Puedes encontrar modelos en multitud de estilos para elegir el más adecuado para tu espacio: de líneas modernas, clásicas, rústicas, para ambientes infantiles…

Algunos incluyen aspas reversibles. Este tipo de palas ofrecen un color diferente en cada una de sus caras para que puedas adaptarlo a diversos estilos. Esta prestación es muy útil en los modelos infantiles, ya que te permite mostrar las aspas en vivos colores mientras el niño es pequeño, y simplemente girarlas y mostrarlas en acabado madera cuando crezca.

Cómo elegir ventiladores de techo