Cómo elegir una mesa para la cocina

Redondas, cuadradas, pequeñas, grandes, plegables, extensibles… Hay mesas de todo tipo y tamaño. ¿Cuál te gusta más? ¿Cuál le viene mejor a tu cocina? Te damos las claves para que encuentres tu solución ideal. Para comer o que los peques hagan sus tareas mientras tú cocinas. Lo que necesites.

Cómo elegir mesas de cocina

El espacio disponible

Lo primero es saber con exactitud cuál es el espacio libre en tu cocina. Coge un metro y mide. Para tenerlo más claro, haz un pequeño plano del espacio y apunta las medidas. Ten en cuenta el espacio que necesitas para abrir cómodamente puertas y cajones de muebles o electrodomésticos.

Suma el lugar que ocupan las sillas: calcula un mínimo de 50 centímetros a partir del borde de la mesa hacia fuera. Por último añade 50 cm para circular sin obstáculos.

Obviamente, las cocinas amplias permiten un sinfín de posibilidades. Sin embargo, existen soluciones funcionales y creativas pensadas para espacios pequeños.

Además, hay para todos los bolsillos y preferencias decorativas. Desde la típica y económica mesa camilla, hasta los modelos más contemporáneos.

Un truco magnífico para integrar la mesa visualmente es escogerla con el mismo acabado que la encimera. Las hay con tablero de melamina que imitan el mármol o los distintos tipos de madera.

Cómo elegir mesas de cocina

 

¿Para cuántos comensales?

¿Te ha llamado la atención una mesa, pero no estás seguro de cuántas personas pueden comer en ella?

Se calcula que cada comensal necesita unos 60 cm de ancho de mesa y 40 cm de fondo. Para colocar fuentes, ensaladeras o botellas, suma unos 20 cm más de fondo. Así, una mesa de 80 x 60 cm es perfecta para dos personas. Sin embargo, en las cocinas se suelen apurar las medidas. Una de 80 x 40 cm podría valer. Si es para cuatro, para que cada una tenga espacio suficiente (y no se choquen las rodillas), escoge una de 110 x 70 cm.

Cómo elegir mesas de cocina

 

La forma de la mesa

Si la zona donde piensas poner la mesa es más o menos cuadrada, puedes optar por una mesa cuadrada. Otra opción: una redonda. Al no tener esquinas, es más fácil circular alrededor. En una de 100 cm de diámetro comen cuatro personas cómodamente.

Si prevés tener la mesa contra una pared y quizás apartarla cuando se sume algún comensal extra, prefiere las rectangulares. Son las más frecuentes. Además, junto con las ovaladas son las más adecuadas para espacios rectangulares.

Cómo elegir mesas de cocina

 

Extensibles: se adaptan a la ocasión

Las mesas extensibles son las reinas de las cocinas pequeñas y de tamaño medio. Ocupan poco espacio y, a la hora de comer o según la cantidad de comensales, se amplían. El secreto está en que tengan un mecanismo suave y, a la vez, sean suficientemente robustas para que queden firmes en la posición extendida. Por eso la calidad es clave, sobre todo si las extiendes a diario. 

 

Plegables: aparecen solo cuando las necesitas

Las cocinas mini también merecen su mesa. La alternativa son los modelos plegables: puedes guardarlos en cualquier rincón de la casa.

Si tienes un hueco libre en la pared, las mesas abatibles te dan mucho juego. Puedes colocarla a la altura estándar (70 a 80 cm) o más alta (100 a 110 cm) si prefieres sentarte en taburetes. Incluso puedes dejarla siempre desplegada y colocar los taburetes debajo cuando no los uses. Recuerda que la distancia recomendada entre el asiento y la mesa es de 25 a 30 cm. 

 

Mesas ingeniosas: para guardar cosas dentro

Si se trata de ganar espacio para poner manteles, cubiertos u otros enseres, nada mejor que una mesa con cajón. O más aún: con compartimentos extra. Levantas el tablero, gracias a un suave mecanismo, y tienes todo el interior a la vista. Incluso hay modelos que son, además, extensibles.

 

Cómo elegir mesas de cocina

¿Y las sillas?

Cuando pienses en la mesa, ten en cuenta también las sillas. Puedes jugar con colores y estilos. Además de su aspecto, comprueba que quepan en su sitio holgadamente. Si te gustan con apoyabrazos, revisa que sean más bajos que la mesa, así puedes deslizarlas hacia dentro cuando no las uses.

¿Tienes poco espacio? Echa un vistazo a los taburetes y a las sillas plegables. Hay mesas que permiten guardarlas debajo.

Cómo elegir mesas de cocina

 

El material de la superficie

¿Vas a utilizar la mesa como espacio auxiliar para cocinar? Entonces escoge una con superficie resistente, higiénica y fácil de limpiar. Es mejor descartar la madera natural. El acero vitrificado y el cristal templado son excelentes soluciones. Además, el cristal viene en distintos tonos: blanco, naranja, negro…

Cómo elegir mesas de cocina