Cómo elegir muebles de cocina auxiliares

Descubre estos conjuntos de muebles de cocina dispuestos por diferentes módulos, caracterizados por su facilidad de montaje y su versatilidad. Tan solo hay que medir para saber específicamente el espacio disponible y adaptar los módulos en los huecos.

Cómo elegir muebles de cocina auxiliares

¿Por qué elegir muebles de cocina auxiliares? Sus ventajas

La comodidad y la funcionalidad es la marca de la casa que caracterizan a las cocinas de LEROY MERLIN. Son muebles listos para montar: elementos imprescindibles como tiradores, baldas, patas y bisagras vienen incluidos con los módulos. El fregadero, la encimera o la campana extractora no se incluyen en los muebles de cocina auxiliares.

Están diseñados para que instales la cocina tú mismo. Solo tienes que medir el ancho, alto y fondo del lugar del que dispones y adaptar los módulos que necesites al espacio útil con el que cuentas.

Cómo elegir muebles de cocina auxiliares

Encastra los electrodomésticos y fregaderos: los módulos vienen diseñados específicamente para que puedas instalar en ellos el horno, el microondas, el fregadero…

Tipos de módulos para cocinas auxiliares

Cada módulo de cocina lleva los complementos necesarios para su instalación, con el fin de facilitar el montaje. Existen los siguientes modelos:

  • Alto. Con una altura de 70 cm, se puede escoger entre cuatro tipos de módulos según el ancho deseado (de 30 cm, 40, 60 y 80). Todos tienen un fondo de 31,6 cm. Además, está también la opción del módulo vitrina (70x60x30 cm) con dos puertas de cristal. Indicados para almacenar utensilios de cocina y comida.
  • Sobrecampana. Específico para colocar la campana extractora de la cocina y aprovechar el espacio superior de la misma. Tiene unas medidas de 45x60x31,6 cm.
  • Bajo. Los módulos bajos están pensados para servir de despensa, como espacio donde guardar los utensilios de cocina o como contenedor de los electrodomésticos. Así, se pueden encontrar módulos con un cajón o con dos cajones de gran capacidad, cuya resistencia es de 20 kg por cajón; módulos en diferentes anchos (30 cm, 40, 60 y 80); y los preparados específicamente para empotrar el horno y el fregadero. Todos tienen un fondo de 57,6 cm.
  • Columna. Tiene una medida de 2 m de alto y una puerta. Este mueble es muy útil como lugar de almacenaje. Lo hay en varios anchos y fondos (40 cm de ancho con fondo de 31,6 cm y la de 60 cm, con fondo de 57,6 cm). Incluyen una balda interior para organizar los objetos y productos.
  • Semicolumna. De 1,40 cm de alto, 60 cm de ancho y 57,6 de fondo, está preparada para instalar en ella un horno, un microondas o ambos, o simplemente para almacenar alimentos.
Cómo elegir muebles de cocina auxiliares

Materiales y acabados de una cocina

Los módulos de cocina auxiliares están compuestos por materiales resistentes al agua y a la abrasión. Están fabricados con aglomerado y recubiertos de melanina; los cantos aseguran su estanqueidad. Además, incluyen el sello PEFC, con lo que se garantiza que su madera proviene de bosques gestionados de manera sostenible.

Cuentan con cuatro patas regulables en altura. Esa altura regulable permite salvar posibles desniveles en el suelo.

Cómo elegir muebles de cocina auxiliares

En cuanto a los colores, los módulos están disponibles en blanco, gris, rojo, roble y wengué, para poder elegir el que más guste. También se pueden combinar módulos de diferentes colores.