Cómo elegir espumas de poliuretano

Cómo elegir espumas de poliuretano

La espuma de poliuretano es un producto que se ha hecho indispensable en el mundo del bricolaje por ser muy versátil y utilizado en múltiples trabajos de construcción, reformas y reparación. Es una espuma que, al entrar en contacto con el aire, se expande y pasa a ser una espuma rígida; de ahí que también se conozca como espuma expansiva. 

Su función principal es servir para sellar y rellenar huecos -por ejemplo, se usa para rellenar los marcos al montar puertas y ventanas- y también para servir como aislante térmico y acústico.

Descubre todas las posibilidades que te ofrece este producto y elige el tipo adecuado para la tarea que deseas realizar.

 

ESPUMA DE POLIURETANO

Encuentra el relleno y aislante perfecto para tu trabajo

Ver productos

Características de la espuma de poliuretano

La espuma de poliuretano, también llamado poliuretano proyectado o gomaespuma, es una resina sintética de baja densidad que tiene una gran adherencia a una gran variedad de materiales -cemento, hormigón, fibrocemento, tabiques, cubiertas y tejados, tejas, ladrillos, piedra, metales, madera, etc.-. Este tipo de espuma contribuye principalmente a mejorar el aislamiento y a sellar huecos.

Su característica más notable es su enorme capacidad de expansión: duplica e incluso puede triplicar su volumen al ser aplicada. De ahí que lo aconsejado es rellenar la mitad o el 30% del espacio que queremos trabajar. Por ejemplo, con un bote de 750 ml se puede rellenar una superficie de 1,5 metros cuadrados aproximadamente.

Cuando se aplica es una espuma semilíquida que hay que dejar reposar mínimo unos 30 minutos para que se solidifique y alcance su estado final como una espuma rígida cuyo aspecto exterior parece algodonoso.

La espuma de poliuretano es muy resistente a las altas y a las bajas temperaturas, a los impactos, la abrasión, el agua, la grasa e incluso a la gasolina.

En lo que respecta al manejo práctico, para aplicar la espuma de poliuretano es necesario hacerlo con el bote boca abajo y que la superficie sobre la que se va a echar esté previamente limpia de cualquier suciedad, polvo o grasa; humedece la zona donde vas a aplicar la espuma para conseguir que la espuma crezca y acelerar y mejorar su adherencia a la superficie; también es beneficiosa la humificación posterior de la espuma, una vez aplicada.

Además, es necesario utilizar guantes durante su utilización para no tocar la espuma directamente con las manos, ni siquiera si te excedes en su aplicación. Espera 30 minutos a que se seque y se endurezca por completo para cortarla con un cúter y adaptarla al espacio. Si quieres que merme un poco en algún sitio específico puedes presionar la espuma sobrante con un trapo empapado en acetona.

Cómo elegir espumas de poliuretano

 

Características de la espuma de poliuretano

La espuma de poliuretano, también llamado poliuretano proyectado o gomaespuma, es una resina sintética de baja densidad que tiene una gran adherencia a una gran variedad de materiales -cemento, hormigón, fibrocemento, tabiques, cubiertas y tejados, tejas, ladrillos, piedra, metales, madera, etc.-. Este tipo de espuma contribuye principalmente a mejorar el aislamiento y a sellar huecos.

Su característica más notable es su enorme capacidad de expansión: duplica e incluso puede triplicar su volumen al ser aplicada. De ahí que lo aconsejado es rellenar la mitad o el 30% del espacio que queremos trabajar. Por ejemplo, con un bote de 750 ml se puede rellenar una superficie de 1,5 metros cuadrados aproximadamente.

Cuando se aplica es una espuma semilíquida que hay que dejar reposar mínimo unos 30 minutos para que se solidifique y alcance su estado final como una espuma rígida cuyo aspecto exterior parece algodonoso.

La espuma de poliuretano es muy resistente a las altas y a las bajas temperaturas, a los impactos, la abrasión, el agua, la grasa e incluso a la gasolina.

En lo que respecta al manejo práctico, para aplicar la espuma de poliuretano es necesario hacerlo con el bote boca abajo y que la superficie sobre la que se va a echar esté previamente limpia de cualquier suciedad, polvo o grasa; humedece la zona donde vas a aplicar la espuma para conseguir que la espuma crezca y acelerar y mejorar su adherencia a la superficie; también es beneficiosa la humificación posterior de la espuma, una vez aplicada.

Además, es necesario utilizar guantes durante su utilización para no tocar la espuma directamente con las manos, ni siquiera si te excedes en su aplicación. Espera 30 minutos a que se seque y se endurezca por completo para cortarla con un cúter y adaptarla al espacio. Si quieres que merme un poco en algún sitio específico puedes presionar la espuma sobrante con un trapo empapado en acetona.

Cómo elegir espumas de poliuretano

 

¿Para qué se usa la espuma de poliuretano?

La espuma de poliuretano es un producto polivalente que puede emplearse para diferentes usos. Los más habituales son los siguientes:

  • Aislante: la espuma de poliuretano es un gran aislante. Esta propiedad aislante favorece la mejora de las condiciones acústicas y térmicas de la superficie sobre la que se aplica y aumenta la protección de la radiación ultravioleta. También tiene propiedades de aislamiento eléctrico. Un ejemplo de esa contribución a la mejora del aislamiento es la utilización para rellenar el espacio en los tambores de las persianas por donde se escapa gran parte de la temperatura de las habitaciones.
  • Montaje: con la espuma de poliuretano puedes montar, entre otras muchas cosas, puertas y ventanas con mucha facilidad -por ejemplo, al montar una puerta, la espuma se usa para rellenar los huecos entre el marco el precerco y en las jambas de las ventanas-, también puedes fijar tejas en cubiertas y tejados.
  • Sellar huecos: su capacidad de expansión le permite rellenar huecos, juntas irregulares o grandes grietas con facilidad, sellas aislamientos o rellenar las cavidades que se forman alrededor de las tuberías y los cables. Y todo eso en diferentes tipos de soportes de materiales como hormigón, piedra, madera, ladrillo…
  • Manualidades: no es su utilidad más destaca, pero con las espumas Eco se pueden realizar trabajos de manualidades con los más pequeños de la casa, sin riesgos para la piel.
Cómo elegir espumas de poliuretano

 

Tipos de espumas de poliuretano ¿cuál elegir?

Existen espumas con distinto grado expansivo, cada una indicada para un tipo de trabajo.

- Espumas de poliuretano multiusos

Existen espumas universales que sirven tanto para aislar como para llevar a cabo el rápido relleno de huecos, hendiduras, agujeros y grietas en todo tipo de materiales. Además, son lijables y pintables (cuando la superficie está seca).

Uno de sus usos más comunes es para aislar térmica y acústicamente los espacios mediante el montaje y fijación de puertas y ventanas, así como el relleno de huecos y grietas. La calidad aislante y de resistencia es mejor cuanto menor sea la burbuja generada en la espuma.

- Espuma de poliuretano específicas

También existen espumas de poliuretano más específicas, que cada una de ellas sirve para una función más concreta. Algunas de estas son:

  1. Interior/exterior: todas las espumas de poliuretano se pueden aplicar en unas condiciones térmicas de entre -5ºC y +20ºC. No obstante, existen espumas especiales creadas para aplicar en entornos climatológicos extremos con temperaturas de entre -10ºC y +35ºC.
  2. Para juntas: se utilizan, sobre todo, para rellenar juntas dada su flexibilidad. Son aquellas que, después de solidificarse, no se agrietan con las dilataciones causadas por los cambios de temperatura. Además, son grandes aislantes.
  3. Retardantes del fuego: esta espuma tiene propiedades ignífugas, es decir, tiene función de cortafuego. Por ello es muy apropiada para utilizarla en salidas de emergencia, muros colindantes con otros edificios o puertas de garajes, por ejemplo. Específica para trabajos de aislamiento, fijación y relleno.
  4. Para tejas: hay espumas especiales para tejas. Su composición es diferente al resto de espumas normales: su adherencia es más potente que el resto y su expansión es más baja después de aplicarlas. Con un simple cordón o punto de espuma se fija una teja o una serie de tejas a la superficie. Al expandir menos, no altera la inclinación ni la separación mínima que requiere la teja sobre el soporte y esto ayuda a que no se rompan las tejas. También se usan para aislar fachadas. Las hay con dosificadores y pistolas para una aplicación más precisa.
  5. Sin riesgo para la piel: indicadas para la realización de manualidades. Su contacto directo no daña la piel gracias a su formulación específica sin isocianatos (un compuesto químico irritante), con lo que no requieren manipulación con guantes. Es la recomendada para que los niños hagan trabajos manuales.
Cómo elegir espumas de poliuretano

 

Espumas de poliuretano según su aplicación

Existen dos modos diferentes de aplicación de la espuma expansiva.

- Manual: la espuma se aplica directamente a través de la cánula que trae incorporada el propio bote de espuma. Es la forma habitual para pequeñas tareas de bricolaje. Si se escoge esta opción es obligatorio limpiar la cánula al terminar el trabajo para que no se obstruya y se pueda reutilizar cuando se necesite.

- Con pistola: se trata de una pistola especial que permite regular la cantidad de espuma aplicada y asegurar una dosificación más precisa. Es la mejor opción cuando el trabajo es de mayor calado, cuando conlleva un uso más prolongado y se va a cubrir mayor espacio.

Asimismo, existen espumas de un solo uso, que se aplican y se tiran, mientras que otras, se pueden usar para varias aplicaciones hasta que se agote el bote y siempre que se respete la fecha de caducidad indicada en el envase.

Cómo elegir espumas de poliuretano

 

El limpiador: un complemento necesario

Una vez hayas terminado el trabajo, es imprescindible limpiar los restos que hayan podido quedar. Por eso, existe un limpiador de espuma que debe emplearse nada más terminar el uso de la espuma para higienizar tanto las cánulas como las pistolas empleadas y también sirve para quitar las manchas que hayan surgido durante el trabajo.

HAZLO TÚ MISMO

Aprende a rellenar huecos con poliuretano

Ver vídeo