Cómo elegir aditivos y complementos para mortero

El mortero además de agua, arena y conglomerante, puede contener aditivos o complementos que mejoran o potencian algunas de sus propiedades. Existen diferentes aditivos en función de la tarea, el lugar de aplicación del mortero, el acabado que busques… desde impermeabilizantes que reducen la penetración de agua hasta aceleradores o retardantes del fraguado. Podemos encontrarlos en líquido, en polvo o en pasta.

Cómo elegir aditivos y complementos para morteros

Las claves

Los aditivos permiten mejorar la trabajabilidad del mortero, alterar el tiempo de fraguado y mejorar su resistencia, adherencia y durabilidad.

Los aditivos no son excluyentes sino que pueden complementarse. Existen morteros premezclados que incorporan diversos tipos de aditivos.

Los plastificantes son los más comunes ya que permiten reducir el contenido de agua, que disminuye la resistencia del mortero.

Tipos de soluciones

  • Anticongelantes. Facilita el amasado y manejabilidad del mortero en climas fríos. Mantiene sus prestaciones a pesar de las bajas temperaturas y evita la congelación y cristalización del agua que contiene la mezcla. Asegura la manejabilidad y prestaciones del mortero en climas fríos, con una temperatura ambiente inferior a 0°C.
  • Impermeabilizantes. Sellan la porosidad del mortero, de ahí que permitan reducir la absorción de agua de los mismos. Estos aditivos se usan en morteros expuestos a la intemperie o en contacto con el agua y la humedad como cimientos enterrados o cubas de depósitos y piscinas. Mortero de aplicación en fachadas, piscinas enterradas, pozos, cimientos enterrados, o sótanos.
  • Aditivos para agarre. Este tipo de aditivos se utilizan a modo de imprimación para mejorar la adherencia del mortero y del revestimiento que se va aplicar: azulejos y baldosas, plaqueta decorativa, mallas decorativas, etc. Se usa principalmente para alicatados y adherencia de todo tipo de revestimientos como plaqueta o mallas decorativas.
  • Puentes de unión. Son aditivos que se utilizan como imprimación para mejorar la adherencia entre morteros, o entre morteros y otras superficies como ladrillos o yesos. Dentro de esta categoría se encuentran los primeros puentes entre la estructura de hierro y Hormigón (vigas). 
  • Endurecedores. Sellado que actúa como una capa superficial de protección en suelos sometidos al desgaste y al tránsito intenso. Repele el polvo, las grasas y aceites. Sellado de pavimentos: rampas, gradas, plataformas, aparcamientos, talleres industriales y otros pavimentos sometidos a un alto desgaste y abrasión.
  • Acelerantes. Hacen más rápido el fraguado del mortero para reparaciones que requieren una actuación rápida. Taponar vías de agua. Grietas y fisuras de reparación urgente.
  • Retardadores. Ralentizan el fraguado para tareas lentas o en caso de que la mezcla deba transportarse a otro lugar, entre otros.
  • Plastificantes. Mejoran la manejabilidad del mortero fresco al aumentar la fluidez de la mezcla sin necesidad de añadir más agua. A mayor cantidad de agua utilizada en el amasado menor será la resistencia y durabilidad del mortero. Enfoscados, revocos. Bloques de ladrillo.
  • Limpiadores. Facilitan el desencofrado de la superficie. Superficies con encofrados .