Cómo elegir cubiertas

Las cubiertas cumplen la función de proteger las edificaciones (viviendas, porches, pérgolas, casetas de jardín, garajes, anexos a las casas, invernaderos, naves industriales…) frente a las inclemencias meteorológicas (viento, lluvia, nieve, hielo…) y ayudar a la impermeabilización de la construcción sobre la que se instalan. Las cubiertas deben proteger del fuerte viento, del peso de la nieve, las embestidas del granizo y del agua, que es uno de los elementos que más estragos puede provocar en una casa al filtrarse debajo del tejado. La elección de la cubierta adecuada colabora para tener un ambiente saludable en nuestro hogar.

Cómo elegir cubiertas

Las cubiertas pueden estar realizadas con materiales ligeros y flexibles, pero a la vez resistentes, o directamente por materiales pesados y robustos. Además, también guardan un sentido estético al ser la parte más visible desde el exterior. De ahí que haya modelos de diferentes colores y diseños -con pequeña onda o grande- para convertirse en un elemento decorativo más de la casa. También puedes encontrar y elegir entre cubiertas opacas o cubiertas traslúcidas, a instalar sobre soporte rígido o sobre rastreles.

Hay diferentes modelos y estilos, con el fin de adaptarse lo más posible al entorno. Escoge la que más se ajuste a tus necesidades dependiendo del uso al que esté destinada la cubierta, la estructura sobre la que vaya instalada y de la estética que busques.

 

¿Qué uso vas a dar a la cubierta?

¿Para qué necesitas la cubierta? Es la cuestión clave a la hora de elegir la cubierta o tejado que necesitas. La finalidad de la cubierta va a determinar el tipo de solución que puedes elegir para tu hogar. La ubicación final de la cubierta marcará las características básicas que debe tener tu tejado para garantizar el correcto uso y asegurar que el objetivo inicial que te propusiste se cumple.

1. Tejado de vivienda, porche o garaje

La finalidad más habitual es continuar una edificación anterior sea o no continua, consiguiendo un acabo estético homogéneo entre la nueva cubierta y la existente. ¿Qué requisitos suelen solicitarse en estas situaciones? Para estos casos se necesita una cubierta resistente y duradera, que garantice la impermeabilización y un acabado estético considerable.

Si este es tu caso, debes saber que las alternativas a las que puedes recurrir son amplias y variadas. Muchas de ellas son ejecuciones sencillas muy alcance de los aficionados y asiduos al bricolaje.

- Soluciones de cubiertas con las que puedes cubrir tu necesidad para estos casos: teja cerámica, panel sándwich, paneles imitación teja en PVC o metal.

Cómo elegir cubiertas

2. Construcciones agrícolas y naves industriales

Si tu necesidad es construir o reparar un tejado para destino agrícola, para una nave industrial u otros usos profesionales, la funcionalidad prevalece sobre cualquier otra cuestión. Por lo tanto, se busca una solución que reúna los siguientes requisitos y características: máxima durabilidad y altísima resistencia. La función decorativa o estética queda relegada a un segundo plano por lo que los materiales a los que podemos recurrir suelen ser más robustos e incluso toscos, pero totalmente funcionales y prácticos.

- Soluciones de cubiertas con las que puedes cubrir tu necesidad para estos casos: cubiertas de fibrocemento, placas metálicas o paneles sándwich.

3. Casetas o invernaderos

Para pequeñas soluciones como invernaderos o casetas de jardín los requisitos están relacionados con la estética, el paso de la luz a través de la cubierta y su facilidad y rapidez de instalación.

- Soluciones de cubiertas para estas situaciones son: placas de policarbonato o poliéster, placas asfálticas, placas metálicas o placas sintéticas.

Cómo elegir cubiertas

 

Elige el tamaño

Asociado al uso de la cubierta va vinculado el tamaño de las placas. ¿Buscas una cobertura para una caseta de jardín o para un anexo de tu vivienda? Debes asegurarte siempre de que la estructura es capaz de soportar el peso de la nueva cubierta.

Puedes encontrar placas para cubiertas de tamaños variados y si no se ajustan a tus necesidades siempre podrás recurrir a optar por alternativas a medida. En general, las medidas más estandarizadas son las siguientes:

- Las  placas de tamaño más reducido son placas de 2 a 3 metros cuadrados. Pueden ser placas planas (tégolas) o placas onduladas (onduvilla). Su tamaño permite venderse en paquetes que facilitan su transporte e instalación. Suelen usarse en pequeñas reparaciones y zonas con cubiertas ligeras que no requieren peso del tipo casetas de jardín. Tanto las tégolas como las onduvillas necesitan un soporte continuo (por ejemplo, un tablero hidrófugo) para colocarse sobre él.

- Las placas más grandes permiten la instalación sobre listones (madera, metal, PVC...). Hay de diversas medidas. Aun así, lo más habitual son placas de 1m de ancho aproximadamente y con longitudes que varían desde 1 a 12 m de largo. Tienen más posibilidades de aplicación, permiten tejados más amplios y requieren estructuras más complejas.

Elige la cubierta en función de la pendiente

No todas las soluciones valen para cualquier tejado. Cada tipo de cubierta tiene una necesidad mínima de pendiente para garantizar la correcta evacuación del agua, del hielo, etc. y para asegurar la estanqueidad después de la instalación de la cubierta. Por eso, si vas a optar por un tejado con pendiente debes seguir estos consejos:

- No instales nunca por debajo de la pendiente mínima recomendada.

- Asegura el solapamiento entre las placas. Habitualmente se toma como referencia sobreponer el equivalente a una onda entre dos placas contiguas si son onduladas o si son placas planas se sobreponen unos 15 cm.

- Utiliza fijaciones específicas estancas y adaptadas a la forma y a la altura de cada placa.

La pendiente se calcula sobre el largo de un metro, midiendo la altura hasta el tejado.

CALCULA LA PENDIENTE

Por cada 100 cm (1 m) en horizontal, el tejado sube 70 cm en vertical. Por tanto, 70/100 supone una pendiente del 70%

Elige el nivel de opacidad

La necesidad de iluminar los espacios mediante el paso de luz del sol a través del tejado condiciona también la elección de un tipo de solución u otra. Puedes elegir la cubierta teniendo en cuenta el nivel de opacidad que desees, pudiendo escoger entre cubiertas totalmente opacas o traslúcidas.

- Opacas: se caracterizan por no permitir el paso de luz. Son varios los materiales de cubiertas que son opacos; así que si quieres una solución opaca puedes elegir entre estas opciones:

- Paneles sándwich

- Cubiertas de fibrocemento

- Cubiertas sintéticas

- Cubiertas asfálticas

- Cubiertas metálicas

- Traslúcidas: son aquellas que están diseñadas para permitir la iluminación natural. Son resistentes a los rayos UV, pero carecen de un comportamiento aislante idóneo. Las cubiertas traslúcidas son idóneas para lugares que requieran luz, pero no para zonas donde no se quiera acumular calor. Algunos de sus usos más habituales son para porches o entradas a viviendas, invernaderos y espacios de jardinería. Si quieres una solución traslúcida puedes optar por:

- Cubiertas de policarbonato celular

- Cubiertas de policarbonato compacto

- Cubiertas sintéticas de poliéster

Cómo elegir cubiertas

La importancia de la estética de las cubiertas

Una vez que hayas seleccionado los criterios más funcionales de la cubierta, llega el momento de escoger entre las distintas opciones y combinaciones de colores y formas para que el acabado exterior resulte atractivo y coherente con la estética del resto del entorno donde va a quedar integrada la cubierta.

Soluciones de cubiertas y tejados

1. Cubierta y teja sintética

Material que imita a la teja cerámica tradicional pero que está fabricado en materiales sintéticos (plásticos y PVC) y que, por tanto, tienen mayor ligereza. Son cubiertas que aúnan funcionalidad y estética -suelen llevar más de una capa de pintura para conservar ese acabado decorativo-.

- Usos comunes: son válidas tanto para uso en viviendas y anexos -tales como garajes o porches- como en casetas y cobertizos.

- Instalación: requieren de una pendiente mínima del 10%. Suelen montarse sobre una estructura portante a base de rastreles de madera o metálicos. Descubre en el siguiente consejo el proceso de instalación de una cubierta plástica.

Cómo elegir cubiertas

2. Placas aisladas o paneles sándwich

Los paneles sándwich son placas compuestas por dos láminas de metal o madera con aislamiento térmico en su interior. Su nombre de sándwich viene precisamente de esa composición de dos placas que envuelven a un núcleo intermedio que es un aislante térmico de espuma o lana mineral. Por tanto, con este tipo de cubierta te garantizas contar con un aislante térmico y acústico -que protege tanto de las altas temperaturas como de la humedad-, con el ahorro energético que conlleva.

Destacan por su rapidez de instalación. Que el propio panel lleve incorporado el aislamiento es una de sus principales características y ventajas, ya que al colocarlo se instala la cubierta y el aislante simultáneamente. Ese aislante puede estar compuesto por distintos materiales: el mayoritario es el poliuretano, pero también puede ser lana de roca que tiene unas propiedades de aislante acústico más altas y protege del fuego también. Además, se puede elegir el espesor de ese aislante: cuanto mayor grosor tenga la capa intermedia, mayor aislamiento ofrecerá.

Otras características del panel sándwich son su ligereza, su manejabilidad, su durabilidad y que no se deforma. De ahí estriban algunas de sus ventajas: evita mucho peso en la cubierta, aligerándola y se ahorra tiempo en la colocación. Además, son reciclables una vez acabe tu vida útil.

- Instalación: para instalar estos paneles se necesita una pendiente mínima del 7%. Existen piezas adicionales que combinan y crean un conjunto homogéneo: cumbreras y remates a muro, tapas de alero, laterales… Por ejemplo, se recomienda complementar el tejado con la tapa frontal de sándwich que es una pieza que se encaja en los extremos del panel para cubrir, proteger y rematar el borde de la espuma aislante. Conoce el proceso de instalación paso a paso de los paneles sándwich.

Cómo elegir cubiertas

Tipos de paneles sándwich

Para adaptar los paneles a las medidas que necesites, se pueden cortar con sierra eléctrica, y pueden instalarse quedando vistas o bajo tejado. Por esa variedad de usos, los paneles sándwich pueden encontrarse paneles de diferentes tipos y acabados, para adaptarse a cualquier necesidad. Elige el que necesites y el que más te guste estéticamente para tu destino final.

- Panel sándwich cubierta: también llamado panel grecado (nervado) o panel plano. Por la parte inferior tiene un acabado liso y por la parte superior, acaba en greca; de este modo se consigue una composición plana y solo con la greca en las uniones entre las placas. La unión entre paneles es machihembrada, y se puede cubrir con un tapajuntas o quedar oculta.

- Panel sándwich teja: su capa exterior imita el aspecto de la teja, con el acabado ondulado típico de las tejas. Los hay de diferentes tonalidades: rojo, teja envejecida y pizarra. La unión entre paneles se realiza colocando el voladizo lateral sobre la placa contigua.

Cómo elegir cubiertas

- Panel sándwich madera: son paneles bajo cubierta, cuya capa inferior está acabada en distintas terminaciones (placa de yeso laminado, madera, friso o metal), resultando más decorativo y, por tanto, usado habitualmente para cubrir tejados de viviendas, porches donde la cara interna queda a la vista y la parte estética tiene un papel importante. 

Cómo elegir cubiertas

- Panel sándwich fachada: este tipo de panel está pensado para ser colocado verticalmente y cubrir así paredes exteriores. Algunos de sus usos habituales son para crear cerramientos en terrazas, galerías o locales y para construcciones prefabricadas.

3. Placas asfálticas

Las cubiertas asfálticas están fabricadas en su capa exterior con base petrolea (con compuestos derivados del petróleo) e internamente por fibra de vidrio y minerales. Son también conocidas como cubiertas bituminosas. Ese recubrimiento, con derivados del petróleo, permite la impermeabilización de las cubiertas, la ventilación de las mismas -gracias a su forma ondulada- y evitar condensaciones. Son cubiertas opacas, flexibles y fácilmente manejables y de cortar, resistentes, antideslizantes.

- Usos comunes: muy adecuadas y empleadas para la construcción del tejado de viviendas, para impermeabilizar cubiertas transitables o terrazas, para la renovación de casetas de madera -ya que las ondulaciones de sus formas permiten la ventilación de la madera-, para cubrir el tejado de un porche, una pérgola o para colocar debajo de las tejas tradicionales.

- Instalación: requieren una pendiente mínima del 20% y una superficie homogénea sobre la que instalarse. Esta superficie puede ser de varios materiales: hormigón, mortero, terrazo o madera. Deben solaparse tanto en su lado ancho como en largo para garantizar la impermeabilización de la superficie.

Tipos de cubiertas asfálticas según su formato que podrás elegir de acuerdo con lo que necesites específicamente para tu tejado:

- Tégolas asfálticas: son pequeñas planchas rectangulares con forma cuadrada o redonda. Su colocación se realiza mediante clavado y suele completarse con una primera capa de rollo asfáltico sobre tablero hidrofugado donde se monta la tégola.

Cómo elegir cubiertas

- Placas asfálticas onduladas: son placas semirrígidas con acabado en varios colores para terminación de cubierta. Se instalan atornilladas sobre soporte homogéneo o entre rastreles. Te resultará más fácil montarlas con este consejo para instalar placas asfálticas onduladas. 

Cómo elegir cubiertas

- Placas onduvilla: son placas semirrígidas que imitan a la teja cerámica. Se instalan atornilladas sobre soporte homogéneo.

Cómo elegir cubiertas

- Lámina asfáltica: es una lámina bituminosa usada como impermeabilizante, muy manejable y fácil de manipular al corte que se coloca debajo de la cubierta para impermeabilizar.

TELA ASFÁLTICA

Aprende a impermeabilizar tu cubierta

Ver vídeo

4. Cubiertas y placas de policarbonato

El policarbonato es un material termoplástico, resistente a la intemperie, a los impactos, que cuenta con un tratamiento especial a los rayos UV, semiflexible y liviano, lo cual posibilita que su montaje sea más fácil. Además, es un elemento traslúcido o transparente, que imita al cristal, pero siendo más económico, y, por tanto, deja pasar y aprovechar la luz del sol. Este tipo de placas se pueden manipular y cortar de forma sencilla, preferiblemente con sierra de calar o circular, y se recomienda su fijación y montaje con perfiles de aluminio específicos para policarbonato. Existe la opción de escoger estos perfiles entre color blanco o gris.

- Usos comunes: idóneo para cubrir tejados que tengan una pendiente mínima del 15% en terrazas, patios, pérgolas, marquesinas y lucernarios en tejados que quieren dejar pasar la luz natural ofreciendo un resultado muy luminoso. También suelen usarse para crear cubiertas para piscinas e invernaderos al conservar el calor y su protección UV en su cara exterior.

- Instalación: las placas de policarbonato han de montarse sobre una estructura construida previamente y tener en cuenta que hay que respetar el espacio de dilatación entre las placas y los perfiles. Para su correcto montaje y estanqueidad se deben acompañar las planchas con los perfiles adecuados: los hay en forma de H, que son perfiles de unión destinados a acoplar entre sí las placas a presión y perfiles en U o perfiles de cierre que sirven para sellar la parte abierta de los alvéolos y que evitan la entrada de agua y suciedad dentro de los agujeros. 

Cómo elegir cubiertas

Tipos de placas de policarbonato

- Placas celulares o alveolares: el policarbonato puede estar compuesto por un sistema alveolar, que consiste en tener cavidades o celdas en su interior, lo cual permite disponer de una o varias cámaras de aire.

Si quieres cubrir un porche, una terraza o patio

Te enseñamos el paso a paso para instalar esa cubierta de policarbonato

Ver instalación

- Placas onduladas: debe su nombre a la forma que tienen las placas. Su diseño puede ser de mini onda o de onda grande.

Si te decantas por el otro tipo de placa

Te mostramos cómo montar placas onduladas de policarbonato

Ver instalación

5. Cubiertas de fibrocemento

El fibrocemento es un material inoxidable, impermeable, transpirable y de la alta durabilidad. Son placas totalmente opacas, de mayor peso por metro cuadrado, muy resistentes, incluso al impacto, y muy duraderas en el tiempo. Se utilizan tanto vistas como en impermeabilización como debajo de tejados de teja tradicional. Escoge las medidas que mejor se adecúen a lo que necesitas, al igual que puedes elegir el color del acabado final: rojo, negro, gris, verde…

- Usos comunes: algunas ubicaciones habituales son para hacer el techado de naves industriales o construcciones agrícolas.

- Instalación: requieren una pendiente mínima desde 7%, aunque lo más corriente es que las placas la tengan del 10%. Las cubiertas de fibrocemento se montan sobre rastreles o vigas de la propia estructura. Compra el material que necesitas y monta una cubierta de fibrocemento siguiendo estos pocos pasos.

Cómo elegir cubiertas
LAS MÁS VALORADAS

Las mejores cubiertas para tejados según los clientes

Ver inspiración