Cómo elegir escaleras de trabajo

Las escaleras son fundamentales para realizar trabajos de bricolaje tanto en el interior (pintar, empapelar...), como en el exterior (podar, reparar tejas...). Seguridad y comodidad son aspectos clave en la elección.

Cómo elegir escaleras de trabajo

La importancia de la seguridad

Antes de utilizar una escalera de mano en tus tareas de bricolaje, no olvides revisar que se encuentra en las condiciones necesarias para trabajar con total seguridad:

  • Asegúrate de que todas sus partes están correctamente ensambladas y de que los peldaños y largueros se encuentran en buen estado.
  • Revisa el nivel de desgaste del material antideslizante de los peldaños.
  • Comprueba que no haya sustancias deslizantes (barro, aceite, etc.) en peldaños o largueros.
  • Por último, recuerda que siempre debes utilizar un tipo de escalera adecuado para la tarea que vas a realizar: debe tener la altura suficiente y, si vas a hacer trabajos de electricidad, es aconsejable que no esté fabricada en un metal conductor.

Mientras trabajas, los puntos de apoyo de tu escalera deben estar siempre sólidamente asentados sobre un soporte estable (suelo, paredes, etc.), de dimensiones adecuadas, resistente e inmóvil, que no permita que resbalen o basculen. Recuerda que, independientemente de la posición de la escalera, los peldaños deben quedar siempre en posición horizontal.

El material

Las escaleras pueden estar fabricadas en acero, aluminio, fibra de vidrio y madera y la elección de uno u otro debe venir determinada por el tipo de trabajo que se va a realizar con ellas.

De madera: son ideales para trabajos de pintor, ya que son muy fuertes y tienen la particularidad de que si cae pintura en los peldaños se absorbe ligeramente y no origina una superficie resbaladiza. Es por esto que no conviene barnizarlas ni pintarlas. Además es aconsejable elegirlas con los travesaños de los peldaños ensamblados en los largueros, no remachados o clavados.

De aluminio: las fabricadas en este material son las más ligeras, aunque también las que resisten menos peso, y son inoxidables, por lo que se indican especialmente para trabajos sencillos de bricolaje. Son las ideales para tener en casa, ya que se guardan y manejan fácilmente y las hay disponibles en distintas alturas.

De acero: son muy robustas y resistentes, pero también más pesadas, por lo que se suelen preferir para trabajos profesionales. Son conductoras térmicas y eléctricas, por lo que se desaconsejan en trabajos eléctricos. Deben elegirse en acero inoxidable, para evitar el deterioro si está expuesta a la humedad. 

De fibra de vidrio: este tipo de escaleras de materiales plásticos son las más adecuadas para trabajos de electricidad, ya que son aislantes de la corriente eléctrica y, a la vez, son ligeras y cómodas de transportar.

Consejo

Por tu seguridad, nunca sueldes ni repares una escalera que se ha roto. Es preferible que la deseches y compres una nueva.

El sistema de apertura

Según cómo se despliegan y la manera de situarlas para trabajar, pueden ser de distintos tipos:

De tijera: Necesitan una base nivelada para apoyarse y un espacio lo suficientemente ancho que permita abrirla. Son imprescindibles para trabajos en el techo y las más cómodas para cualquier reparación en la parte alta de la pared, aunque en este caso deberás colocarla en paralelo al muro.

Telescópicas: Son las adecuadas para el exterior, donde es difícil que la base esté lo suficientemente nivelada como para permitir el apoyo de una escalera de tijera. Además, el tipo de trabajo que se suele hacer obliga a estar a gran altura y muy cerca de las paredes. Si el trabajo es durante un tiempo prolongado a gran altura o requiere moverse de posición, hay que evitarlas y usar preferiblemente un andamio.

Modulables o multiposición: Se adaptan a diferentes situaciones y pueden usarse como escaleras de tijera, como telescópicas e incluso montarse como mini andamios.

Cómo elegir escaleras de trabajo

La altura

Para los trabajos en el interior del hogar, las tienes de 3, 5, 6, 7 y 8 peldaños. Te recomendamos un mínimo de 5 peldaños, aunque dependerá de tu propia altura y de la de tu techo para elegir más o menos peldaños. Tienes que considerar que a mayor altura, más debes extremar la seguridad y jamás comprar modelos sin homologar, pero especialmente si tiene más de 6 peldaños.

Es interesante que las escaleras muy altas tengan protección lateral a ambos lados de la parte superior y varias traviesas de refuerzo para aumentar la seguridad.

Cómo elegir escaleras de trabajo

El peso que resisten

Muy importante porque, si eres una persona corpulenta y usas frecuentemente la escalera, una que no aguante lo suficiente puede darte algún susto, sobre todo con el paso del tiempo. Lo ideal es que sea capaz de resistir hasta 150 kilos.

El tamaño de los peldaños

Tanto la anchura como el fondo de los peldaños van a determinar la comodidad y la seguridad con que trabajas sobre la escalera. Entre las escaleras de uso doméstico y semiprofesional tienes peldaños de entre 8 y 12 cm de fondo, por lo general, y de entre 30 y casi 40 cm de anchura. Por supuesto, a mayor fondo y anchura, mayor comodidad al subir y bajar y más estabilidad cuando estás sobre ella trabajando. Los peldaños deben estar ranurados o tener relieve y si están revestidos de material antideslizante, tienes un plus de seguridad.

Con o sin plataforma

En la parte superior es muy útil que tenga una plataforma para ponerte de pie en ella si es necesario o apoyar botes de pintura, mejor si está forrada de material antideslizante. Si además incorpora una bandeja portaherramientas que te permita apoyar las pequeñas herramientas y tornillería será doblemente práctica y segura.

Cómo elegir escaleras de trabajo

Con o sin barandilla

La estructura de algunos modelos es tan ergonómica que actúa como barandilla, permitiendo un agarre cómodo y seguro para subir y bajar los peldaños.

Cómo elegir escaleras de trabajo

La normativa europea

La normativa europea referente a escaleras de trabajo es la EN131. Asegúrate de que la escalera que compras la cumple, especialmente si es de grandes dimensiones. Para taburetes plegables de peldaños, la normativa es la EN14183.

Los taburetes

Son la alternativa ideal cuando las tareas de bricolaje que vas a hacer son muy sencillas, ocasionales y no te requieren trabajar a demasiada altura. En Leroy Merlin los puedes encontrar de 1, 2 y 3 peldaños, estos con recubrimiento antideslizante y remachados. Las anchuras de peldaño y las profundidades suelen ser mayores que en las escaleras ya que los taburetes se usan mucho para tareas que precisan llevar las dos manos ocupadas con peso, por ejemplo subir bultos a la parte alta de los armarios.