Cómo elegir hormigoneras

Las hormigoneras son unas máquinas empleadas en la construcción y albañilería para obtener de la mezcla de cemento, áridos y grava una masa homogénea de hormigón o mortero de uso en albañilería.

Existen otros productos para el mezclado de morteros y agua como preparación de morteros cola que se usan a nivel doméstico o industrial. Son productos que no tienen cubas y se usan para menos volúmenes de mortero.

Elige la que mejor se adapte a tus necesidades teniendo en cuenta el volumen de capacidad de la cuba y el tipo de motor (eléctrico o combustible).

Cómo elegir hormigoneras

Las claves

La elección de la hormigonera depende de varios factores:

Cómo elegir hormigoneras

Según el uso:

• Uso más ocasional o para pequeñas obras: hormigoneras de bricolaje, más ligeras, con menor capacidad de amasado (menor volumen de la cuba).
• Profesional: hormigoneras de mayor capacidad y robustez. Con mayor volumen de amasado y resistencia para un trabajo más continuado en obra.

Según la movilidad: En general, las hormigoneras son portátiles en diferentes grados según su montaje y desmontaje.

• Hormigoneras desmontables: hormigoneras de bricolaje que se sirven en caja y que tienen un uso más doméstico.
• Hormigoneras plegables: se pliega la parte inferior de apoyo de patas y ruedas inferiores.
• Hormigoneras fijas: son aquellas que por no se plegables y por su peso se mueven en remolques/camión o bien se pueden enganchar a la parte trasera de un vehículo.

Según el tipo de motor: Las hay eléctricas o de gasolina-diesel. El uso depende de si existe conexión eléctrica y de la necesidad en obra.

• Eléctricas: menor capacidad y más ocasionales. 
• Gasolina: mayor capacidad y más robustas.

Uso y capacidad de mezcla

En el mercado existen dos tipos de hormigoneras:

- Las de uso doméstico indicadas para realizar pequeñas tareas de bricolaje –como la construcción de pequeños muros…-. La capacidad de cuba puede va de los 125 a los 180 litros.

- Las de uso profesional o industrial. Aptas para profesionales de la construcción. Hay hormigoneras con capacidad de cuba que van de los 135 a los 320 litros.

Las hormigoneras están formadas por un tambor giratorio en el cual se introducen los materiales para hacer la mezcla.

Cómo elegir hormigoneras

La capacidad de la cuba siempre es mayor que el volumen total de la mezcla final. Es decir, que debes tener en cuenta que la cantidad de masa o cemento que habrá en la cuba siempre será menor que la capacidad total de la cuba. Por ejemplo, para hormigoneras con una capacidad de cuba de 150 litros se obtienen 125 litros de mezcla.

Elementos importantes del chasis

- Corona y piñón: son las piezas que hacen girar la cuba. Pueden estar fabricadas en fundición o plástico Abs (sólo en algunas de bricolaje). Dicha pieza puede ir protegida o no.

Cómo elegir hormigoneras

- Engrasador: en la parte superior de la cuba.

- Volante: permite el accionamiento de la cuba y que tendrá diferentes posiciones según la carga y descarga. Llevan un freno de seguridad.

Cómo elegir hormigoneras

- Dentro de la cuba llevan unas aletas que permiten la homogeneidad de la mezcla.

- Motor: de diferentes potencias, según sea eléctrico o gasolina. Cubierto con tapa de plástico y/o metálica.

Cómo elegir hormigoneras

- Ruedas inferiores: de diferentes tamaños, mejora la estabilidad con el aumento del diámetro. Pueden llegar a ser neumáticas para hormigoneras profesionales que pueden ser enganchadas a la parte de atrás de un vehículo.

Cómo elegir hormigoneras

Tipos de motor

Motor eléctrico

Ventajas: son más prácticas para las tareas pequeñas de bricolaje porque su motor es más ligero y, por tanto, más manejable. También son más económicas.

Desventajas: Necesitan una toma de corriente eléctrica cerca en la que conectarse para funcionar. Destinadas a usos que no requieran más de 180 litros.

Motor gasolina/diésel

Ventajas: son utilizadas para obras de mayor envergadura, ya que el motor de gasolina o gasoil genera más potencia que el eléctrico. No necesitan de una toma de corriente y pueden accionarse en cualquier lugar ventilado. Son aptas para todo tipo de usos.

- Desventajas: son más robustas y pesadas. En épocas de frío, necesitan que se caliente el motor antes de su uso para conseguir un mejor rendimiento.

Tipos de chasis

El chasis es la parte que sostiene a la hormigonera. Lo más común es que vayan con ruedas incluidas para facilitar el transporte de la máquina.

Existen varios modelos diferentes:

- Desmontable: cuyas piezas van unidas mediante tornillos y pueden desmontarse en cualquier momento. Facilitan su transporte y almacenaje.

- Plegable: sus patas y bastidor se pliegan, ocupando menos espacio. Muy útil para cuando no vayas a usar tu hormigonera.

- Soldado: son fijos y no se pueden desmontar ni plegar.

Mantenimiento y seguridad

- Después de su uso, desconecta la hormigonera y enjuaga la máquina con agua: es importante limpiar con agua a presión la cuba, volante y ruedas, eliminando los residuos de hormigón. Una vez hecho, posiciona la cuba en vertical y con la boca hacia abajo, y almacena la máquina preferiblemente bajo cubierta y protegida de golpes accidentales.

Cómo elegir hormigoneras

- Se pueden usar productos para limpiar y desincrustar el hormigón y el mortero adherido a las superficies metálicas de la cuba.

- Para limpiar las incrustaciones que haya en la corona no utilices aceites ni cualquier otro líquido que no sea agua. Así evitarás filtraciones a la cuba.

- Para evitar posibles accidentes no olvides usar guantes, gafas y botas protectoras mientras utilices una hormigonera y nunca metas la mano en la cuba mientras está en funcionamiento.