Cómo elegir siliconas, masillas y selladores

Fijar, sellar, pegar, aislar, impermeabilizar… Son tareas de bricolaje que tienen como aliados a las siliconas, masillas y selladores. Estos productos comparten algunas propiedades, pero cada uno tiene sus especificidades.

Antes de elegir, conviene tener en cuenta una serie de factores para elegir el producto más adecuado a la tarea que vayas a realizar:

  • ¿Quieres fijar, sellar o rellenar?
  • Sobre qué material lo vas a aplicar.
  • Si se trata de un trabajo en el interior o en el exterior de la vivienda.
  • Si se trata de una zona húmeda o seca.
Cómo elegir siliconas y masillas

Silicona: fijar, aislar e impermeabilizar

La silicona es un producto de fijado y sellado útil en la mayoría de los trabajos de bricolaje. Permite aislar el hogar de las corrientes de aire, impermeabilizar juntas y sellar cualquier trabajo.

Las siliconas se dividen en dos grandes grupos: las que sirven para interior y las que están preparadas para utilizarse en interior y exterior. Conviene escoger la más apropiada al material con el que se vaya a trabajar.

  • Para baños y cocinas: sellar juntas en bañeras, mamparas, inodoros, encimeras, fregaderos, gres, aluminio... Este tipo de silicona es resistente al moho y repele la grasa, no amarillea y presenta una adherencia excepcional. No se puede pintar.
  • Madera: para el sellado de juntas entre piezas de madera (rodapiés, suelos, juntas…). Se utiliza en interiores, es flexible y no cuartea la madera. Se puede pintar y barnizar.
  • Vidrioespecial para acuarios, espejos, vitrinas o mármol.
  • Multiusos: indicada para cristal, madera, PVC o metal. Se trata de una silicona muy elástica y resistente a la dilatación que no puede pintarse.
  • Siliconas de sellado para construcción, obra y reforma: para sellar, rellenar juntas y grietas e impermeabilizar. Idóneas para sellar ventanas y trabajos de acristalamiento. Este tipo de siliconas sirven tanto para interior como para exterior. Dentro de esta modalidad las hay para superficies secas y húmedas.
  • Soluciones específicas: En esta categoría encontrarás las que son específicas para trabajos en piscinas, acuarios o chimeneas, para instalaciones de agua caliente, o para fijar mármol y piedra natural.
Cómo elegir siliconas y masillas

Masilla: rellenar y reparar grietas

La masilla sirve para rellenar y reparar, concavidades y fisuras de una superficie, dejándola plana.

Hay varios tipos de masillas, en función de la tarea a realizar:

  • Masilla especial para zonas húmedas: es de fácil aplicación y se utiliza para rellenar e impermeabilizar de forma rápida cualquier agujero. Su composición garantiza una estanqueidad inmediata, pudiéndose aplicar incluso en presencia de agua.
  • Masilla para tejados: se utiliza para el sellado de tejas y goteras y se puede pintar.
  • Masilla para grietas y juntas de alto movimiento: se utiliza en todo tipo de materiales, tanto en interior como en exterior. Es flexible.
  • Masilla multiusos: es apta para todo tipo de materiales. Se usa para el sellado elástico de juntas, tuberías y grietas, tanto en interior como en exterior.
Cómo elegir siliconas y masillas

Selladores: rellenar y sellar

Los selladores son masillas de alto rendimiento, pero además de rellenar, cumplen la función de sellar, como las siliconas.

Hay varios tipos de selladores.

  • Multiusos: sirven para sellar y rellenar juntas y agujeros en todo tipo de materiales, incluso sobre superficies húmedas. Son  impermeables, evitan filtraciones de agua, aire  y humedad y se pueden pintar.
  • Cocinas y baños: para rellenar y sellar juntas en cocinas y baños. Es impermeable, antimoho y no amarillea.
  • Madera: para rematar juntas en madera y parquet. Es flexible, no se agrieta y se puede pintar o barnizar.
  • Paredes y grietas: Indicado especialmente para el sellado de grietas, fisuras y pequeños agujeros, así como sellar juntas de bajo movimiento. Es flexible y se puede pintar.
Cómo elegir siliconas y masillas