Cómo elegir alfombra para tu casa

Las alfombras son un elemento decorativo para cualquier estancia de la casa. Aportan calidez, confort a la pisada, aíslan del frío y absorben los ruidos. También ayudan a proteger el suelo en zonas de mucha actividad y permiten delimitar distintos espacios visualmente. En LEROY MERLIN encontrarás una amplia variedad en estilo, colores, tamaños, materiales y estampados para que escojas la que mejor encaja en tu casa; incluso, fuera de ella en tu espacio exterior. Te contamos lo que debes valorar para que la elección sea la adecuada.

Cómo elegir alfombras

Ubicación: ¿dónde estará la alfombra?

Es importante saber dónde ubicarás la alfombra por estancia ya que esto delimita el tipo de material, por ejemplo; su forma en caso de tratarse de un pasillo y su estilo por la decoración del espacio. Así que lo primero es saber si la alfombra se encontrará en el exterior o en el interior (todas las alfombras de exterior pueden decorar dentro de casa pero no al contrario).  

En caso de que la alfombra se ubique es un espacio exterior es importante determinar si se trata de una zona abierta pero techada o sin protección al sol y a la lluvia, de manera que la alfombra quede a la intemperie totalmente expuesta. Esto determina el material de la pieza. Las alfombras de polipropileno pueden quedar a la intemperie pero no las alfombras vinílicas o de fibras naturales como yute que, aunque adecuadas, han de estar cubiertas bajo techado.

Si se trata de elegir una alfombra para el interior, también su ubicación en una estancia u otra de la casa estará ligada al material. No es lo mismo una alfombra que necesite soportar mucho tránsito al estar en una zona de paso o que precise limpieza frecuente o resistencia antes las manchas al estar en la cocina o en una habitación infantil. En interior, las alfombras vinílicas o de polipropileno son una buena opción si necesitas resistencia y que se limpie fácilmente o que soporten la húmedad. Las de algodón pequeñas en una cocina son perfectas para lavar en lavadora. Hay materiales más resistentes al tránsito que otros. A continuación te detallamos algunas características de los materiales que encontrarás en LEROY MERLIN.  

Materiales de las alfombras

Las alfombras pueden estar fabricadas de fibras naturales (algodón, lana, yute… que no acumulan electricidad estática) o de fibras sintéticas (polipropileno, PVC, microfibra…). La diferencia se aprecia en el tacto y, sobre todo, en la resistencia y mantenimiento de cada una. En LEROY MERLIN puedes escoger alfombras por composición.

Fibras naturales

- Yute. Es una fibra natural que se puede usar tanto en interior como en exterior, pero solo en espacios donde quedan bajo techado. Tiene alta resistencia al desgaste y su tacto es suave. Aquí puedes ver alfombras de yute.

- Bambú. Las alfombras de bambú están hechas de un material natural cálido, confortable y resistente a la torsión una vez seco. Está indicado para espacios interiores.  

- Lana. Otra fibra natural indicada para estancias de tránsito alto o moderado. Las alfombras de lana no acumulan electricidad estática, tienen propiedades aislantes y capacidad para absorber humedad. Además son antibacterianas y antialérgicas.

- Algodón. Las alfombras de algodón están realizadas con este tipo de fibra natural son confortables y cómodas. Se recomienda en zonas de paso moderado tanto interior como exterior pero a cubierto. El algodón es resistente a las altas temperaturas. Es aislante. No acumula electricidad estática y tiene un alto poder de absorción de la humedad. Según tipo de confección y tamaño se puede lavar en la lavadora.

- Sisal. El sisal es una fibra natural resistente al desgaste y muy duradera. No acumula electricidad estática.

- Viscosa. Es una fibra natural procedente de fibras de madera o algodón que se trata con otros materiales hasta formar xantato de celulosa. Es sedosa y suave, no apta para lugares húmedos.

Fibras sintéticas

- Polipropileno. Fibra sintética indicada para el uso exterior (porches y terrazas). Resistente al desgaste y al aplastamiento. Sus colores son inalterables y resistentes a los rayos UV por lo que puede quedar al descubierto. Es antialérgica (no acumula polvo ni suciedad) y se limpia con agua, directamente con una manguera. Además de en exterior, se puede decorar con una alfombra de polipropileno en interiores donde hay personas alérgicas, mascotas o para los que buscan comodidad sin renunciar al poder decorativo de una alfombra.

- PVC. Fibra sintética que se usa para fabricar alfombras vinílicas o teplón. Se usan en interiores (por el mismo motivo que las anteriormente descritas de polipropileno) y exteriores cubiertos (porque se decolora con el contacto directo con el sol). Es muy resistente al desgaste y al aplastamiento. No acumula electricidad estética y es antialérgica (o hipoalergénica) y antibacteriana. Se limpia con agua, se puede aspirar y barrer y al ser resistente a la humedad se puede usar  en cocinas y baños. En LEROY MERLIN encontrarás alfombras vinílicas impresas que añaden estampados y color.

- Poliéster. Fibra sintética que tiene excelentes calidades de resistencia. Se recicla fácilmente y es ignífuga. No es absorbente y es resistente a las manchas. Es fácil encontrar el poliéster mezclado con otras fibras, como en esta alfombra con algodón.

- Acrílico. Otra fibra sintética de larga duración. Es resistente a la decoloración, repele gran cantidad de ácaros y no acumula electricidad estática.

Tamaño

Debes medir el espacio en el que colocarás la alfombra. Una alfombra amplia, hace grande el espacio siempre que dejes una franja de al menos 30 cm hasta la pared. Si vas a colocar la alfombra en un salón o comedor, los asientos principales y las sillas han de quedar dentro de la alfombra. Esto te ayudará a saber el tamaño que precisas.

Puedes tomar nota de esta regla decorativa para saber qué tamaño de alfombra necesitas: el área que ocupe la alfombra no debe superar una cuarta parte del tamaño total de la habitación. Como truco, puedes unir varias hojas de periódico en el suelo para cubrir la zona que necesitas. Así te harás una idea del efecto que lograrás con tu nueva alfombra.

Concretamente, las alfombras de salón deben abarcar la zona de estar. Las patas delanteras del sofá o de otros asientos deben quedar dentro de la alfombra. Es preferible que el diseño de largo ocupe al menos lo mismo que el sofá más largo, sobresaliendo 20 cm a cada lado. Como medias de referencia para una alfombra en esta estancia: 170 × 240 cm o 200 × 300 cm.

En el comedor, las sillas separadas de la mesa cuando se usan deben quedar dentro de la alfombra, al menos con sus patas delanteras. Si se trata de una alfombra redonda, con las sillas arrimadas a la mesa todo el conjunto debe quedar dentro del diámetro de la misma.

En un dormitorio lo ideal es que la alfombra quede al pie de la cama o decorar con dos alfombras a cada lado de la cama. Dependiendo de la opción que elijas, el tamaño de la alfombra debe ser lo suficientemente amplio como para dar dos pasos al levantarnos de la cama. Se deben respetar siempre, al menos 30 cm desde el borde de la  alfombra al encuentro con la pared. Como medidas de referencia:70 × 140 cm o 90 × 160 cm.

En cocinas y baños suelen ser alfombras de menor tamaño. Se colocan delante de la ducha o lavabo o en el centro de la cocina o zona de cocción o fregado, para proteger el suelo de salpicaduras. Suelen ser redondas, cuadradas o rectangulares. Las medidas dependen del espacio en sí a cubrir. En un office de la cocina, también la mesa y las sillas deben quedar dentro de la alfombra. Como medida de referencia:50 × 80 cm para el baño y 150 x 57 cm para la cocina.

En pasillos y recibidores, así como otras zonas de paso, las alfombras pueden ser cuadradas, rectangulares tipo pasillo o redondas. Como medida orientativa: 60 × 110 cm o 120 × 170 cm.

La forma de la alfombra: redonda o rectangular

La principal decisión en cuanto a la forma es si quieres una alfombra de líneas rectas (rectangular o cuadrada) o de forma circular (su medida la marca el diámetro).

Las de líneas rectas abarcan más y las circulares son más ligeras. Tanto unas como otras se pueden superponer según tamaños para cubrir una superficie más extensa o para crear efectos decorativos. Una alfombra redonda es perfecta bajo una mesa de comedor redonda o para delimitar un rincón de lectura, por ejemplo. Varias de pequeño tamaño en un pasillo también lo acortan. Las alfombras rectangulares o cuadradas son fáciles de encajar en cualquier habitación con plantas de esta forma.

Estilo decorativo

Ala hora de elegir alfombra por estilo puedes buscar un diseño que encaje en el estilo decorativo que quieras conseguir o bien escoger un modelo que personalice sobre una base de mobiliario más neutra. También puedes romper el estilo predominante y optar por una que contraste. Encontrarás alfombras de estilo moderno; de diseño; geométrico, floral, bereber; liso, shaggy; étnico; clásico, rústico

Colores

Aquí, además de la tonalidad en sí, deberás saber si quieres una alfombra lisa o estampada. Los colores lisos encajan más fácilmente. Pueden ser tonos claros, que siempre conceden más luminosidad y amplitud, aunque son más delicados en cuanto al mantenimiento por las manchas. Los colores oscuros son elegantes, pero llenan visualmente más y es preferible usarlos solo en habitaciones más amplias y luminosas o con mobiliario claro. También puedes elegir una alegre y divertida alfombra multicolor para un salón o para una habitación infantil.

Las alfombras lisas se combinan más fácilmente con estampados en otros textiles. Si optas por una alfombra estampada resultará personal y acaparará miradas pero debes equilibrar su peso visual con otros textiles lisos para no saturar.

¿Qué materiales de alfombras te convienen?

Puedes elegir entre diversos materiales y fibras naturales o sintéticas.

Materiales naturales

Yute

También es una fibra natural, apta para salones, dormitorios y para el uso exterior en lugares cubiertos. Alta resistencia al desgaste y tacto suave. 

Limpieza: se deben aspirar las dos partes de la alfombra (la superficie y la base que apoya en el suelo). Basta con limpiarlas con un trapo humedecido.

En LEROY MERLIN encontrarás incluso diseños reversibles de Salvador de Bahía en este material con acabado yute por un lado y gris por otro.

Cómo elegir alfombras

Bambú

Material natural cálido, confortable y resistente a la torsión una vez seco. Indicado para habitaciones, salas de estar y vestidores. 

Limpieza: basta con aspirarlas. Para conservar su color puedes aplicar aceites especiales.

Lana

Cómo elegir alfombras

Fibra natural indicada para estancias de tránsito alto o moderado como salones, habitaciones, vestidores o salas de estar.

No acumula electricidad estática, tiene propiedades aislantes, y capacidad para absorber humedad. Además es antibacteriana y antialérgica.

Limpieza: al pasar el aspirador debes retirar el cepillo para no romper las fibras.

Cómo elegir alfombras

Algodón

Se recomiendan para zonas de paso moderado como dormitorios o cuartos de baño.

Son muy resistentes a las altas temperaturas por lo que ejerce una acción aislante. No acumulan electricidad estática y tienen un alto poder de absorción de la humedad, de ahí que se recomienden para los pies de la bañera o la ducha. 

Cómo elegir alfombras

Limpieza: se pueden meter en la lavadora. Si son grandes, cepíllala con agua con desengrasante y déjala secar al sol, a excepción de las persas que no se deben poner al sol para mantener los colores.

Sisal

El sisal es una fibra natural resistente al desgaste y muy duradera, recomendada para salones y dormitorios. No acumula electricidad estática pero es muy absorbente por eso no es apta para lugares húmedos. Requiere una limpieza específica y regular. 

Cómo elegir alfombras

Limpieza: usa esponja suave. No las frotes para limpiarlas, ya que se podrían desprender las fibras.

Viscosa

Fibra procedente de fibras de madera o algodón que se trata con hidróxido de sodio y disulfuro para formar xantato de celulosa. Es sedosa y suave no apta para lugares húmedos. Indicada para habitaciones, salas de estar y vestidores. 

Cómo elegir alfombras

Limpieza: es un tejido delicado y debe limpiarse en seco.

Materiales sintéticos

Polipropileno

Fibra sintética indicada para el uso exterior (porches y terrazas). Resistente al desgaste y al aplastamiento. Sus colores son inalterables y resistentes a los rayos UV. Es antialérgica (no acumula polvo ni suciedad) y se limpiar con agua, directamente con una manguera. Todo esto hace que sea apropiada para interiores con personas alérgicas y para los que buscan comodidad (te despreocuparás del mantenimiento de la alfombra).

Cómo elegir alfombras

PVC

Fibra sintética apta para alfombras conocidas también como vinílicas o teplón. Se usan en interiores (por el mismo motivo que las anteriormente descritas de polipropileno) y exteriores cubiertos. Es muy resistente al desgaste y al aplastamiento. No acumula electricidad estética y es antialérgica (o hipoalergénica) y antibacteriana. Se limpia con agua, se puede aspirar y barrer y al ser resistente a la humedad se puede usar  en cocinas y baños. No soporta el contacto directo al sol, de ahí que deba quedar bajo techados.

Las alfombras vinílicas impresas añadirán estampados y color en cualquier espacio con los motivos que imágenes. ¿Conoces la nueva colección de LEROY MERLIN?

Limpieza: se recomienda limpiar los materiales sintéticos con champús específicos para este tipo de alfombras o directamente con agua para la suciedad normal.

Acrílico

Cómo elegir alfombras

Fibra sintética de larga duración recomendada para salones, dormitorios y entradas principales. Es resistente a la decoloración, repele gran cantidad de ácaros y no acumula electricidad estática.

¿Cómo elegir el tipo de pelo de la alfombra?

La superficie de una alfombra determina su grado de suavidad. Eso se mide por la altura y el rizado del pelo. La densidad (cantidad de pelo) se comprueba empujando hacia abajo con las yemas de los dedos. Una mayor densidad aumenta el peso de la alfombra, la hace más resistente y hunde más la pisada.

Los tipos de textura existentes son:

  1. Bucle: de aspecto compacto. Mantiene la suciedad en la superficie. Entre sus ventajas destaca que no se marca la pisada y que facilita la limpieza. Además, es resistente al uso y a las rozaduras.
  2. Bucle a distinta altura: cuenta con las mismas características que el tipo bucle, pero sus bucles cuentan con diferentes alturas tal y como se observa en el dibujo. Este cambio de alturas posibilita la formación de dibujos y relieves. Ambas (bucle y bucle en alturas) son apropiadas para habitaciones de niños, zonas de mucho tránsito...
  3. De pelo cortado: tienen los rulos cortados en su punta superior. Este corte ofrece un aspecto aterciopelado que transmite elegancia y suavidad.

Existen tres tipos de pelo cortado:

  • Tipo plush: de aspecto más aterciopelado.
  • Tipo saxony: tiene un aspecto más definido en la punta de los hilados. Es más resistente que la de tipo plush. Es conocida como lana sintética.
  • Frisé: hilado muy retorcido formando aspecto enrulado o áspero. Aporta un look informal. Su gran ventaja es que necesita de menos aspirados para quedar limpio y que reduce las marcas de las pisadas.

¿Cómo medir para elegir la alfombra adecuada?

El tamaño de la alfombra es tan importante como el color y el estilo. Antes de decidirnos por una alfombra en concreto, debemos medir el espacio que deseamos que ocupe la misma en una estancia.

Salón

Si la alfombra se coloca delante de un sofá o bajo una mesa, lo ideal es que sea una alfombra de grandes dimensiones. Las patas delanteras del sofá o de otros asientos deben quedar dentro de la alfombra. Es preferible que el diseño de largo ocupe al menos lo mismo que el sofá más largo. Mejor si sobresale ligeramente algunos centímetros por cada lado.

Cómo elegir alfombras

Comedor

Si la vas a colocar debajo de una mesa con sillas, lo ideal es que la alfombra sobresalga alrededor de ésta aproximadamente un metro, ya que necesitas espacio para mover las sillas sin que se “salgan” de la alfombra. Si escoges un diseño de pelo, mejor corto para que no se quede demasiado la suciedad. Si es un diseño lavable, mejor. Las alfombras de material sintético como el polipropileno o vinilo impreso se limpian con agua y jabón,  así que te  despreocuparás de manchas.

Cómo elegir alfombras

Terrazas o porches

Las medidas aquí variarán en función del tamaño del espacio exterior y del ambiente que quieras decorar. Lo más importante es elegir el material adecuado, como hemos explicado. Aplica las recomendaciones dadas en salón y comedor según vayas a ubicar la alfombra en una zona de estar al aire libre o en un comedor. Y si quieres crear un rincón informal con cojines de suelo o con un columpio, basta con una alfombra redonda.

Cómo elegir alfombras

Dormitorio

Lo ideal para una habitación es colocar una alfombra grande al pie de la cama o dos alfombras de pie a cada lado de la cama. Dependiendo de la opción que elijas, el tamaño de la alfombra debe ser lo suficientemente amplio como para dar dos pasos al levantarnos de la cama. Se  deben respetar siempre, al menos 30 cm desde el borde de la  alfombra al encuentro con la pared. Elige Las alfombras de carreteras infantil para los más peques.

Cómo elegir alfombras

Zonas de estudio

Son perfectas al alfombras para hacer más acogedor el espacio y solo decorar o, incluso, para proteger el suelo en la zona de mayor uso, que coincida con la ubicación de la silla.

Cómo elegir alfombras

Cocinas y baños

Suelen ser de menor tamaño por las dimensiones del espacio. Se colocan delante de la ducha o lavabo o en el centro de la cocina o zona de cocción o fregado, para proteger el suelo de salpicaduras. Suelen ser redondas, cuadradas o rectangulares. Las alfombras de algodón y también las de polipropileno o vinilo o PVC son apropiadas. Las medidas dependen del espacio en sí a cubrir. En un office de la cocina, también la mesa y las sillas deben quedar dentro de la alfombra.

Entradas y pasillos

Son las alfombras que más tránsito soportan y, por tanto, las que deben ser más resistentes. Las opciones más populares de alfombras para las entradas y los pasillos son tapetes más pequeños y alfombras largas. Pero si cuentas con un recibidor espacioso, un diseño grande cuadrado o redondo aportará un extra de confort. Para romper con la linealidad habitual, los diseños redondos en un pasillo aportan dinamismo y ayudan a acortar visualmente los más largos.

Ideas decorativas: ¿Qué color de alfombra elegir?

Lo primordial al escoger el color de una alfombra es generar el ambiente deseado.

  • Si buscas que la estancia parezca más amplia y luminosa lo recomendable es elegir colores claros como arenas, beige, marfil, piedra, topo…
  • Por su parte, los tonos oscuros son más sufridos pero oscurecen y empequeñecen. 

Cuidado y mantenimiento

¿Cada cuánto tiempo hay que limpiar las alfombras? En condiciones normales, deben aspirarse 1 o 2 veces por semana. Una limpieza más a fondo debe hacerse una vez al año, como mínimo.

Tareas básicas de mantenimiento:

  1. Durante los primeros meses, da un ligero cepillado con una escoba blanda en la dirección del pelo. Es normal que tras el barrido la alfombra pierda algo de pelusa.
  2. En los primeros dos meses te aconsejamos no usar el aspirador ni ningún producto de limpieza. Basta con darle la vuelta a la alfombra y pisarla unos minutos para que suelte la suciedad que puede haber acumulado. 
  3. Nunca sacudas ni golpees la superficie de la alfombra, se daña el tejido y dura menos. Si la sacudes, hazlo por la base (la parte que apoya en el suelo).
  4. Durante el almacenaje es conveniente protegerlas del polvo y la suciedad con un material transpirable. ¿Conoces las fundas de yute de LEROY MERLIN? Son perfectas para que la alfombra se mantenga en perfecto estado mientras esté guardada.
  5. Si utilizas algún producto de limpieza, pruébalo primero en una esquina para comprobar que no altera el color.

¿Qué debes hacer para limpiar las manchas?

Lo primero que debes hacer es seguir las instrucciones del fabricante al usar productos comerciales y, a continuación, cuando caiga una mancha sobre tu alfombra:

  1. Seca los líquidos con una toalla de papel o con un paño absorbente lo antes posible para que la mancha no se adhiera a la superficie. Si hay sustancias sólidas recógelas.
  2. Pasa un trapo, de algodón y sin color, con un producto de limpieza específico para limpiar alfombras o con agua jabonosa si no es una mancha complicada. Enjuaga el área con agua limpia y una esponja después de haberla limpiado. 
  3. Seca la alfombra con una toalla limpia o un secador de pelo.