Cómo elegir cortinas para puerta

Protege la entrada al hogar con una cortina de puerta que impiden la entrada de moscas y mosquitos y además, decoran puesto que sirven como separadoras de espacios dentro del propio hogar o una misma habitación.

Cómo elegir cortinas para puertas

Razones para poner una cortina de puerta

Las cortinas de puerta son la solución ideal para impedir la entrada de insectos voladores a la casa. Además, permite ventilar la casa con total tranquilidad de que los bichos no te molestarán.

También sirven como separadoras de espacios tanto dentro de la casa como parte de una habitación. Si las colocas en la puerta de entrada aportan privacidad. Asimismo, tamizan la luz que pasa a través de ellas.

Los estilos entre los que puedes elegir

Las cortinas de puerta pueden estar compuestas por cadenas fabricadas con material natural (maíz, bambú...), fibras sintéticas (plástico, PVC) o metálicas (aluminio).

Por su forma, las encontrarás: de tiras que se caracterizan por ser más compactas y resistentes; de cintas que destacan por su ligereza y por ser tupidas; las de canutillo son más pesadas e indeformables.

Cómo elegir cortinas para puertas

Otros aspectos que debes escoger de tu cortina de puerta

A la hora de escoger tu cortina deberás de atender a dos criterios: el tamaño y el color. 

Por una parte, tienes que tener en cuenta el ancho y el largo de tu puerta para que la cortina cubra toda la superficie y no quede ni pequeña ni grande. En este aspecto hay cortinas de tamaño estándar (90 y 120 cm de ancho) o también puedes escoger de corte a medida, sólo disponible en tienda. No obstante, todas las cortinas son adaptables tanto en ancho como en alto ya que pueden cortarse con una tijera excepto en el caso de las de canutillo, que deberás de quitar los alambres.

En cuanto al color, puedes decantarte por cortinas transparentes o monocromáticas. Para las monocromáticas la variedad es amplia (amarillo, azul, beige, blanco, gris, morado, naranja, multicolor…). Por ejemplo, si prefieres un tono azul claro, además de combinar con el resto de la estética de la estancia, tu cortina hará de fuerte repelente contra los mosquitos, ya que los insectos odian este color y huyen de él. Si buscas proteger los accesos a tu vivienda de los mosquitos, pero no perder luminosidad elige un modelo de colores claros (blancos, naranjas o amarillos, transparentes).