Cómo elegir cortinas y visillos

Las cortinas y visillos son una parte muy importante en la decoración de las estancias. Su sola presencia viste una habitación y transforma totalmente su estilo.

No obstante, su funcionalidad no es sólo decorativa, también ayudan a preservar la intimidad del interior del hogar y a mantener la temperatura idónea.

Cómo elegir cortinas y visillos

¿Cortina o visillo?

Antes de ponerte a elegir tipo, lo primero que tienes que tener claro es la diferencia entre cortinas y visillos. Son dos elementos diferentes que a menudo se usan combinados. 

  • Los visillos se confecciona con una tela fina, que deja pasar más o menos la luz.
  • Las cortinas suelen ser más opacas y una de sus principales funciones es la de completar la decoración, evitar la entrada de luz (sobre todo en zonas cálidas) y proporcionar intimidad a las estancias.

Usos comunes de cortinas y visillos

Las cortinas y visillos no tienen el mismo uso en dormitorios que en salones. En dormitorios normalmente se utilizan para conseguir oscuridad y obtener un sueño más reparador. En salones su función suele ser más decorativa y de resguardo de intimidad, con lo que necesitarás unas telas más livianas y translúcidas.

Así mismo, el tipo de tela puede variar en función de la estación del año en la que nos encontremos. Los meses de frío las cortinas pesadas y gruesas te pueden ayudar a mantener la temperatura interior y las ligeras a que entre más luz en la estancia; en los meses más calurosos, las cortinas livianas y vaporosas encajan para favorecer la ventilación y las gruesas y opacas para evitar la entrada de los rayos de sol.

Cómo elegir cortinas y visillos

Claves a tener en cuenta a la hora de elegir cortina o visillo

El color

El color de las cortinas puede definir el estilo de una estancia. Si buscas destacarlas frente al resto de elementos decorativos, escoge un color que contraste. Si prefieres que simplemente acompañen al resto de la decoración selecciona un color que combine. ¡No tendrás problema! Encontrarás cortinas básicas de todos los colores de la paleta.

Cómo elegir cortinas y visillos

El diseño

El estampado de las cortinas y visillos va acorde con la tendencia del momento. Hay variados motivos que transforman las telas en lienzos de flores, insectos…  Abundan las cortinas con geometrías, a rayas… Y también existen diseños para los más pequeños dentro de la sección infantil.

El tipo de tejido

El lino, el algodón, el terciopelo o la seda… Cada tejido tiene sus propias características y te serán más o menos útiles en unas estancias u otras en función del uso que les quieras dar.

  • El hilo, el lino, la gasa o la seda pueden servirte para la confección de visillos o para cortinas ligeras colocadas en apartamentos de verano, cocinas y dormitorios infantiles.
  • Las telas más gruesas como la chenilla, el algodón o el terciopelo quedarán genial en ambientes donde se pretenda que las cortinas cobren un papel importante como en salones o habitaciones amplias de residencias de invierno.
Cómo elegir cortinas y visillos

El nivel de opacidad

El tipo de tela que escojas va a definir el nivel de opacidad de tus cortinas:

  • Las translúcidas: son idóneas para decorar baños, cocinas y dormitorios infantiles con tejidos como lino, hilo, gasa, seda o nailon.
  • Las opacas y semiopacas: suelen colocarse más en salones y dormitorios. Chenilla, terciopelo, brocado, algodón satén o jaquar.
Cómo elegir cortinas y visillos

El tipo de confección

  • Ollaos: es la confección más contemporánea y solicitada por los clientes por su comodidad a la hora de colgar y hacer correr las cortinas. Además, necesita menos tela para ser confeccionada. Muy útil para telas gruesas con peso.
  • Cinta fruncidora: es la confección más tradicional. Cuenta con unos hilos ocultos que permiten la creación de un decorativo fruncido en la parte superior de la cortina. Se engancha a la barra mediante ganchos y su uso se extiende, sobre todo, en visillos o cortinas translúcidas.
  • Trabilla Oculta: el objetivo de esta confección es ocultar la barra de colgar, creando la sensación de que la cortina se mantiene por sí misma. Se utiliza, mayormente, como complemento para vestir la ventana con un visillo.
  • Trabillas: este tipo de confección a modo de tabla otorga a las cortinas mayor ligereza en el movimiento. Su colocación es muy sencilla y, además, es decorativa. Ideal para cortinas de cualquier gramaje.
  • Lazos: estas cortinas cuentan con unas cintas para atar en la barra a modo de lazo que además de ser decorativas, sirven para nivelar y ajustar la cortina a la altura deseada sin necesidad de cortar o confeccionar. Este tipo de confección encaja bien con cortinas ligeras y traslúcidas. Ofrecen un estilo romántico.
  • Pinzas: este modelo es el más utilizado para vestir las ventanas de cocinas. La sujeción de la cortina se basa en su suspensión mediante unas pinzas que cuelgan de la barra.
  • Trabilla con cinta: es la confección más ornamentada. Cuenta con las trabillas para colgarse en la barra más la cinta fruncidora. Se usa sobre todo en visillos o cortinas translúcidas. 
Cómo elegir cortinas y visillos

La cinta termoadhesiva

Es la solución perfecta para no tener que coser el dobladillo de tus cortinas. Se trata de una cinta transparente que pegas en la tela y con el calor de la plancha, permite adaptar tu cortina a la altura de la puerta o ventana que desees, sin necesidad de coser, sólo utilizando la plancha.