Cómo elegir canvas

Las canvas y cuadros son los complementos perfectos en la decoración de una habitación. Gracias a ellos conseguirás darle a las estancias un toque de carácter y personalidad.

Cómo elegir canvas

Las claves

  • De madera, vidrio, aluminio, acero… elige el cuadro del material que más te guste.
  • Rectangulares, cuadrados, circulares, verticales, horizontales, con marco o sin ellos. Formatos que podrás combinar como quieras.
  • Temáticas y estilos: naturaleza, urban chic, vintage, estilo navy… Lo podrás elegir según tus gustos y la decoración del hogar o estancia.
  • Lineales, simétricas, libres, en triángulo, según temática, marcos del mismo o distinto color… ¡crea tu propia composición!
Cómo elegir canvas

Viste los espacios con canvas

Canvas significa en inglés y en francés literalmente lienzo. En España canvas hace referencia a las estampaciones digitales en lienzo, madera, plástico, vidrio, metal...

Cómo elegir canvas

La gran ventaja de estos materiales es que, además de las habituales estancias (salones, dormitorios), con ellas puedes decorar estancias de la casa donde no se puede poner otro tipo de obra, como cuartos de baño o cocina.

Con la combinación de distintos modelos puedes decorar las paredes de manera muy creativa.

Integra los cuadros en la decoración

Los cuadros en una estancia pueden funcionar como un complemento decorativo más o como los protagonistas. Esto va a depender de las dimensiones, del valor de la pieza y de tu gusto.

Las canvas por lo general son estructuras de madera sobre las que se ha fijado un lienzo (textil) con un motivo decorativo. Los cuadros sin embargo, abarcan una amplia variedad de materiales y técnicas empleadas en su fabricación. Encontrando cuadros de aluminio, acero, cristal, latón… en las que se han aplicado nuevas técnicas de pinturas, siendo más resistentes a cambios de temperatura y humedad, dando la posibilidad de colgarlos en espacios como el baño y la cocina.  

La posición de los cuadros proporciona a la estancia clima de mayor confort, con respecto a su espacio y dimensiones. Colocar cuadros verticales en zonas estrechas nos da la sensación de mayor amplitud y techos más altos, en cambio, la posición horizontal proyecta una sensación de techos más bajos, opción ideal para crear un espacio cálido y acogedor. 

Es esencial hacer una buen collage con los cuadros para que la decoración quede integrada y con armonía. Igual de importante es elegir la temática y el estilo que deben estar coordinados con el resto de la decoración. El abanico es amplio y variado favorecido por las nuevas modas y tendencias decorativas de cada año. Estilos más clásicos y románticos, looks inspirados en la naturaleza, el navy o marinero, diseños más modernos, abstractos, florales, etc. 

Por último, y no menos importante, es pensar dónde colgarlos, en los elementos que lo van a rodear, el color y tamaño de la pared, respetar las proporciones y tamaños de los cuadros y asegurar que no van a recibir el reflejo de la luz.

Cómo elegir canvas

Crea tus propias composiciones

Decorar una pared con cuadros y canvas no es una tarea sencilla pero sí muy divertida, personal y creativa. Debes componer para que las obras destaquen individualmente y a la vez formen parte de un conjunto ordenado e integrado. Puedes ser poco arriesgado y estructurado apostando con composiciones lineales y simétricas o romper las reglas y crear un mural con un estilo libre, creativo y divertido, sin orden ni concierto pero con sentido. 

Cómo elegir canvas

Independientemente del tipo de distribución que vayas a hacer, tienes que tener en cuenta una serie de consejos básicos para que todo esté perfectamente estructurado:

  • Las características de la pared, los colores del cuadro, el soporte, el tamaño de los cuadros y las proporciones. Colocar a la altura de los ojos, a una distancia del suelo de 1 60 – 1.70 del suelo para que puedas verlos de frente sin tener que mirar hacia arriba o hacia abajo. 
  • A continuación marca una línea imaginaria y coloca el cuadro quedando la marca a la mitad del mismo.
  • La distancia entre cuadros. Si tienes cuadros muy grandes, la distancia entre ellos debe ser mayor que si son más pequeños o de distintos tamaños. Si tienes varios cuadros pequeños y otros grandes, los primeros deben quedar recogidos por los grandes.
  • Una opción es colocarlos sobre baldas o repisas: lo cual va a dar la posibilidad de que los cambies de lugar cada vez que te apetezca.
  • Si los colocas sobre un sofá, armario, sifonier, aparador… el cuadro no debe ocupar más que el 80% del ancho del mueble y lo colocarás a unos 15 o 20 cm sobre el mismo. No debe quedar muy alto, ya que si no parece que está flotando.

Escoge la composición que más te gusta

  • En paralelo
  • Simétrico
  • Composición libre
  • Apoyado en repisas
Cómo elegir canvas

¿Cómo colgar un cuadro?

Existen diferentes métodos para colgarlos a la pared. Fíjalos con alcayatas, hembrillas y escarpias, cuelga fácil, rieles, tiradores o apóyalos sobre una balda o mueble. Elígelos en función del tamaño, la pared y el peso del cuadro. 

Para las piezas más ligeras nos bastará usar cuelga fáciles con los que evitarás hacer grandes agujeros en la pared y que, como su nombre indica, lo puedes colocar de una manera rápida y fácil. 

Si la pieza es pesada debes asegurarte de que quede bien fijada a la pared, de esta manera evitarás problemas de seguridad. Cuando el elemento es pesado, usa como tipo de fijación del cuadro un taco y una alcayata y como soporte en el cuadro las hembrillas. Con los tacos y alcayatas la fijación es más sólida. 

Otra opción es colgar los cuadros con rieles y tiradores, va a permitir disponerlos de una manera más original y animada, así como cambiar la temática y el estilo siempre que te apetezca. El sistema de rieles está formado por el frontal o riel y las varillas que son de acero o hilo de sedal. Con los rieles evitas hacer antiestéticos agujeros en la pared. Además el riel lo puedes ocultar bajo la moldura, quedando los cuadros como suspendidos en el aire o puedes dejar el riel a la vista. 

Por último, también debe ¡tener en cuenta qué tipo de pared tienes: placas de yeso, ladrillo, madera… y según el material de ésta usarás el tipo de taco más adecuado. Si quieres saber más sobre formas ferretería de fijación accede a la sección de la web donde encontrarás todas las soluciones disponibles.