Cómo elegir placas y molduras para techo

Añade un toque singular a las distintas habitaciones, también resultan muy prácticas para ocultar cables eléctricos o disimular pequeñas imperfecciones en los muros. Lograrás un sorprendente cambio de estilo en tu decoración, si instalas molduras de pared y placas ornamentales en el techo.

Cómo elegir placas y molduras para techo

Cero obras con molduras de pared y placas de techo

Son una solución rápida y cómoda para dar un aire elegante a tu vivienda y transformarla sin polvo y escombros. Y, además, ofrecen la ventaja añadida de que las puedes instalar tú mismo.

Las molduras de pared y se emplean como remates o adornos. También permiten esconder canalizaciones y hacer que grietas y desconchones pasen inadvertidos. Las hay con distintos acabados (lisas o con relieves), colores y medidas. Además, puedes personalizarlas pintándolas tú mismo. 

Las placas de techo son perfectas para rehabilitar un techo antiguo o deteriorado y embellecerlo con un acabado decorativo nuevo. A ello se suma que contribuyen a mejorar el aislamiento térmico y acústico de una estancia, con el ahorro energético que eso supone.

Cómo elegir placas y molduras para techo

Los distintos tipos y sus variados usos

Rosetón: adorno circular para techos. Los rosetones se suelen emplear para realzar y dar vistosidad a las lámparas suspendidas.

Cómo elegir placas y molduras para techo

Cornisa: se colocan en la parte superior de la pared y pueden ofrecer distintos acabados que acentúan la sensación de movimiento y de mayor o menor altura en una habitación.

Cómo elegir placas y molduras para techo

Placa de techo: láminas de poliestireno, ligeras y sencillas de colocar. Una buena solución para decorar el techo de una estancia.

Cómo elegir placas y molduras para techo

Guardavivos: su uso más habitual es salvar las esquinas de golpes y rozaduras, además de que con ellos se puede dar un toque especial a las paredes.

Cómo elegir placas y molduras para techo

Rodapié: es el elemento de remate inferior de una pared en su unión con el suelo. Esta moldura de separación se utiliza principalmente en pavimentos laminados o de madera.

Cómo elegir placas y molduras para techo

Molduras de pared decorativas: tanto si se instalan en la parte alta, junto al techo, como si delimitan zócalos a media altura, resultan una magnífica propuesta estética. No solo tienen una función ornamental, también protegen de golpes y del roce de las sillas.

Cómo elegir placas y molduras para techo

De qué materiales están hechas

Molduras de pared y placas son de polietileno, poliestireno y poliuretano. Estos materiales resultan muy indicados sobre todo para techos, ya que resultan muy ligeros, además de ser manejables y trabajarse sin esfuerzo. Se cortan con serrucho de costilla y se pegan con adhesivo específico. Además, se pueden decorar o pintar con pintura acrílica con los colores que más se adapten al estilo de la habitación.

Otros materiales sintéticos similares permiten obtener molduras flexibles especiales para techos y paredes curvas.

En madera, MDF y melamina puedes encontrar determinadas piezas, sobre todo rodapiés o guardavivos, éstos últimos también se ofrecen en PVC. Los hay en colores banco, pino y roble principalmente. 

Una moldura de pared para cada estilo

Sus distintos diseños permiten un gran abanico de posibilidades decorativas. Hay molduras más clásicas, pero también las hay de líneas rectas, ideales para ambientes modernos.

Deberás elegir un tipo u otro dependiendo de varios factores: la altura del techo es importante; también has de tener en cuenta si quieres incorporar luz, o complementar las molduras de techo con otras para diseñar zócalos o dibujos alrededor de las puertas, ya que en ese caso suelen ser más estrechas. He aquí algunos consejos para acertar:

·      Habitaciones con techos muy altos: opta siempre por molduras grandes, las estrechas quedan perdidas, y por modelos ascendentes (con más elementos ornamentales en la parte superior); también puedes decantarte por molduras huecas y disponer en el interior luces led para crear un ambiente sofisticado.

·      En estancias de techos bajos no renuncies a decorar con molduras. Eso sí, elígelas estrechas y sin mucho ornamento.

Cómo elegir placas y molduras para techo

·      Para zócalos y arrimaderos: al poner una moldura de pared a media altura crearás dos zonas que puedes pintar en un mismo color o dos diferentes: elige un modelo discreto y estrecho, lo más plano posible.

Cómo elegir placas y molduras para techo

·      Para puertas: pueden ser más o menos ornamentadas, pero siempre estrechas. Si vas a dejar la puerta en su color natural, darás en el clavo con molduras del mismo tono en madera. En cambio, si vas a pintar la puerta, puedes decantarte por molduras de fibras de madera, de las que encontrarás modelos con bastante fantasía.

Cómo se instalan 

En primer lugar, es recomendable comprar más cantidad de piezas del estimado (un 10% extra), ya que con los cortes y las esquinas se pierde parte del material.

Preparar la superficie. Debe estar limpia y seca antes de instalar molduras de pared y placas de techo. Si es necesario, es conveniente usar tapagrietas para eliminar fisuras y otras imperfecciones. Y si tienen pintura, se puede mejorar la adherencia lijando parcialmente o haciendo marcas con una espátula justo en la zona donde irán pegadas las piezas.

Las placas del techo se instalan de manera muy sencilla. Una vez calculado el número que hace falta, se dejan en la habitación donde se vayan a instalar unas 24 horas antes, para que se aclimaten al ambiente. Su tamaño más habitual es de 50 x 50 cm. Si se precisa hacer cortes, se puede utilizar un cúter. La fijación se hace mediante adhesivo de montaje o cola para poliestireno.

Así se colocan, paso a paso:

1. Haz un estudio visual de la habitación y decide por qué extremo del techo comenzar la instalación. Mide con el flexómetro el perímetro de la estancia para calcular la cantidad de molduras o de planchas necesarias, así como de cola.

2. Limpia la superficie a cubrir y líjala suavemente para ayudar a que el adhesivo agarre mejor. Coloca la primera pieza partiendo desde un rincón. En el caso de una moldura de pared, debes realizar un corte a inglete en el extremo, con el fin de adaptarla a la esquina. Usa serrucho y caja de ingletes.

3. Aplica el adhesivo en la pared y el reverso de la pieza, llévala a la posición deseada y presiona ligeramente. Limpia los restos de cola con esponja y continúa de la misma manera hasta completar.

Cómo elegir placas y molduras para techo

4. Las piezas admiten muchos acabados con pintura. Escoge el tuyo y aplica al menos dos manos, o lo recomendado por el fabricante para este tipo de soportes.