Cómo elegir estores enrollables

Los estores son una alternativa moderna y económica para vestir ventanas. Enrollables o plegables, los encuentras ya confeccionados para diferentes anchos y largos de ventanas, en una gran variedad de tejidos y diseños. Su instalación, además, es muy sencilla. También puedes visitar nuestro configurador para hacer tu estor a medida en el caso de que ninguna de las disponibles encaje con tu ventana. 

Cómo elegir estores enrollables

¿Qué son los estores?

Son un tipo de cortina que se pliega y despliega de forma vertical. Los puedes encontrar de muchos tipos de diferentes tejidos, tamaños y colores. Para saber cómo elegir estores enrollables es importante conocer sus características comparadas con el resto de tipologías de estores. Pueden clasificarse en cuatro tipos principalmente:

1. Estores enrollables: Su mecanismo es muy simple, se centra en un tubo en torno al cual se enrolla una tela. Algunos pueden moverse entre dos guías laterales o carriles, opción muy recomendable si necesitas vestir ventanas en un ático o tejado. En función de la luz que dejan pasar puedes encontrar los siguientes tipos:

  • Estor traslúcido: Deja pasar la luz gracias a su tela de visillo que filtra la iluminación exterior. Cuanto más claro es el color, más intensa es la entrada de luz.
  • Estor con tejido screen: Tejido a base de poliéster y PVC, llamado screen (“pantalla”, en inglés) porque te permite ver el exterior sin que te vean a ti, y puede ser más o menos traslúcido.
  • Estor noche y día: Bandas opacas y translúcidas, al superponerse unas sobre otras, permiten regular la entrada de luz.
  • Estor opaco: Directamente no permite la entrada de la luz.
Cómo elegir estores enrollables

2. Estores plegables: Entre la tela se colocan unas varillas horizontales que son las que recogen la tela cuando se sube la cortina mediante un mecanismo de cuerdas. También son estores plegables los que, sin necesitar varillas, hacen un plisado preformado de la tela. En función de la luz que dejan pasar puedes encontrar:

  • Estor traslúcido: Deja pasar la luz. Estor con tela de visillo que filtra la luz. Cuanto más claro es el color más intensa es la entrada de luz. Puede ser de tejidos naturales, como el algodón, lino, etc., o sintéticos, como el poliéster.
  • Estor opaco: Limita el paso de luz ya que tiene un tejido grueso que limita la entrada de luz parcialmente. Puede ser de loneta, lino, algodón, poliéster o mezcla de ambos.

3. Estores paquetto: Son parecidos a los estores plegables pero su confección es sin varillas. En este caso, las cuerdas van fijadas por tramos al tejido, para que se repliegue por secciones. 

4. Estores up & down: son los más novedosos. Pueden plegarse desde abajo (como todos los anteriores) y también permite plegarse desde arriba.

Consejos de instalación

Otra de las cuestiones importantes para saber cómo elegir estores enrollables es conocer la forma de instalación de los distintos tipos de estores y así poder tomar tu decisión. Las principales claves que debes tener en cuenta a la hora de instalarlos son:

1. Para los estores enrollables:

  • Si tu ventana es abatible: Para garantizar la apertura instala el estor a 6 cm del alto de la ventana, para que se pueda abrir. También puedes recurrir a estores enrollables especiales para ventanas abatibles: se colocan en la propia hoja mediante un sistema de clic, sin necesidad de hacer agujeros.
  • Si tu ventana es corredera: No es necesario que dejes ese espacio porque puede abrirse igualmente. 

Ten en cuenta que la altura es regulable y puedes dejar enrollada la parte del estor que no necesites. Tu estor debe medir 20 cm más  del ancho, para dejar 10 cm más por cada lado de la ventana. 

Si quieres juntar dos estores, habrá un espacio de 2 cm entre los tejidos por los mecanismos. En este caso los debes fijar a la pared, sobre el vano de la ventana.

Cómo elegir estores enrollables

2. Para los estores plegables:

  • Si tu ventana es abatible: Para garantizar la apertura, instala el estor a 30 cm del alto de la ventana, para que se pueda abrir.
  • Si tu ventana es corredera: No es necesario dejar espacio porque podrá abrirse igualmente.

Ten en cuenta que el estor debe medir 20 cm más de ancho para dejar 10 cm por cada lado de la ventana.

Un tipo de tela para cada espacio

En el momento de elegir la tela para tus estores debes considerar en primer lugar cuánta cantidad de luz necesitas filtrar como explicábamos más arriba. Una vez tengas claro este aspecto, puedes escoger entre varios tipos de tejido en función del lugar en el que vayas a colocarlo ya que cada uno tiene unas características que lo hacen más indicado para unas habitaciones u otras. Dispones de algodón, lino, poliéster o PVC.

- Cocina: Si vas a colocar estores en tu cocina, lo más recomendable es elegirlos de loneta o algodón o poliéster porque son telas resistentes y fácil de limpiar (consulta en la etiqueta si es lavable) y la cocina es uno de los lugares de la casa en los que más se ensucia.

- Dormitorios: Para el cuarto de los niños, propensos a ser descuidados y a ensuciar, puedes decantarte por el algodón y el poliéster, ya que es un tejido muy fácil de lavar, resistente y además dispones de todo tipo de colores y estampados que encajan en habitaciones infantiles. Si la ventana no dispone de persianas, puedes elegir un sistema noche y día y oscurecer el cuarto a tu gusto en cada momento.

En el dormitorio principal puedes optar por satén o raso si tu decoración es clásica. En cambio, si el estilo de la habitación es moderno, el lino, la loneta y el algodón son tejidos que puedes considerar. También los tejidos screen van muy bien en el dormitorio: te permiten ver el exterior sin que desde fuera se vea el interior de la habitación.

Cómo elegir estores enrollables

- Baño: Para el cuarto de baño son muy adecuadas las telas de algodón y el poliéster. Ten en cuenta que es una zona de la casa que acumula mucha humedad por lo que no es recomendable instalar estores de telas delicadas.

- Salón o comedor: Para estos espacios puedes elegir cualquier tipo de tejido, teniendo muy presente el estilo decorativo que quieras darle. Dependiendo de si el uso de la habitación va a ser eventual o diario y el desgaste que vayan a tener tus estores, puedes decantarte por el raso (elegante pero más delicado), el lino (toque clásico y agradable pero menos resistente) o los algodones y lonetas (para estilos más modernos y muy resistentes).

Cómo elegir estores enrollables

Opciones decorativas para tus estores

La forma de vestir tus ventanas es un elemento más de la decoración de tus espacios. Tan importante es que elijas diseños muy llamativos que eclipsen el resto de motivos de la habitación, como que escojas la sencillez y la sobriedad. Y es que las telas de tus estores también pueden dar forma a un estilo, casi por sí mismas, y deben guardar una línea coherente con la decoración de la habitación en la que se encuentran. En cualquier caso, atiende a tu gusto personal y las posibles combinaciones que puedes hacer jugando con texturas y colores.

Cómo elegir estores enrollables

Estores plisados: La tela se va recogiendo y plisando cuando subes el estor y, de esta forma, ocupa muy poco espacio cuando está elevado.

Combinados con cortinas o visillos: Si combinas los estores con cortinas o visillos puedes conseguir un efecto muy elegante. Al tener distinto peso y caída, lograrás una regulación perfecta de la luz que entra en la habitación en todo momento. Además, puedes mezclar colores de una misma gama para estores y cortinas  y conseguir un aspecto muy decorativo, siguiendo la línea que tenga el espacio en el que los vas a colgar.

Estores con motivos coloridos: Son los más indicados para habitaciones infantiles, no solo por la decoración colorista que otorgan al espacio, sino también porque el algodón aporta frescura y la caída es suave, por lo que el efecto es de mayor ligereza.

Estores traslúcidos: Para buhardillas o habitaciones pequeñas en las que no hay mucho espacio y la luz que entra es escasa. En estos lugares lo más indicado es utilizar telas de colores claros para que no invadan el espacio y, si el tono es muy parecido al de la pared, conseguirás mayor sensación de amplitud.

Estores Opacos: Son la opción para espacios de gran amplitud y con mucha entrada de luz. Lo más recomendable será utilizar estos tejidos tupidos o enrollables de tela screen o de filtro solar.

Cómo elegir estores enrollables

¿Cómo instalar tus estores?

Instalar los estores no resulta demasiado complicado, puedes hacerlo tú mismo sin necesidad de invertir demasiado esfuerzo. Debes tener claro si quieres instalarlos en el techo, en la pared o en el hueco de la ventana y, una vez decidido llevar a cabo los siguientes pasos:

1. Toma medidas

  1. Si lo vas a colocar en el interior del vano de la ventana: El ancho del estor corresponderá al ancho del hueco donde está colocada la ventana menos 4 cm. es decir, 2 cm. a cada lado. La altura es igual a la medida del hueco menos 2 cm. Si la ventana es abatible, es importante que por encima de la ventana quede espacio suficiente para poder recoger el estor y que las hojas abran y cierren sin dificultad.
  2. Si lo vas a colocar en el exterior de la ventana: Este tipo de colocación cubre por entero la ventana y te permite obtener una ocultación total del interior de la habitación. El ancho de tu estor resultará de sumar al menos 10 cm. a la medida del hueco (5 cm. a cada lado). Si la ventana es abatible, para que el estor no dificulte la su apertura, es aconsejable que lo dejes completamente recogido por encima del hueco. De ahí que su altura corresponda al alto del hueco más el espacio de recogida del estor, más 5 cm. que se dejan de margen en la parte inferior.
  3. Si lo vas a colocar sobre la hoja de la ventana: El estor se fija directamente en el marco de la ventana y se desplaza con ella. Ten en cuenta que esta opción solo es válida para ventanas abatibles. El ancho y el alto del estor corresponden a la medida del cristal más 1, 5 cm. de margen a cada lado.

Coloca el estor de forma que no te dificulte la manipulación de la manilla.

Cómo elegir estores enrollables

2. Instalación

  1. Antes de instalar el estor, ten en cuenta que debes utilizar tacos y tornillos adecuados al lugar en el que instales el estor. Procura que cuando esté desplegado, no tropiece con las manillas de las ventanas, debes tener en cuenta también la posición de los muebles y radiadores. Ten en cuenta que debe haber la misma distancia a ambos lados de la vetana.
  2. Traza la línea de colocación de los soportes con la ayuda de un nivel, teniendo en cuenta las medidas indicadas anteriormente.
  3. Coloca el estor sobre una mesa y mide la distancia que hay entre los soportes. En el caso del estor plegable, no es necesario que coloques los soportes en su posición exacta, bastará con que los ubiques y midas la distancia entre ellos.
  4. Traslada esta medida a la línea que acabas de trazar en la pared, presenta los soportes y marca el lugar exacto de los taladros.
  5. Taladra la pared e introduce el taco más adecuado en función de sus características hormigón, ladrillo, cartón yeso…) y, a continuación, atornilla los soportes.
  6. Ahora ya puedes colocar el estor en los soportes.