Cómo elegir estores plegables

A la hora de vestir una ventana, hay muchos aspectos que debes considerar aparte de las medidas, el diseño y los colores. Es importante que tengas en cuenta las características de la habitación en la que lo vas a colocar: Cuánta iluminación recibe, cuál es su tamaño, qué dimensiones tiene la ventana, cómo se abre etc.

Cómo elegir estores plegables

Resumen

Puedes escoger entre estores plegables y estores enrollables, cada uno tiene unas características que lo hacen apropiado para un tipo de espacio.

Los estores enrollables, en función de luz que dejan pasar pueden ser traslúcidos, de tejido screen, noche y día u opacos.

Los estores plegables, en función de la luz que dejan pasar pueden ser traslúcidos o de loneta.

Deberás escoger el tipo de tela en función del lugar de la casa en el que los vayas a colocar.

Te ofrecen gran versatilidad y son fáciles de instalar puedes hacerlo en el interior del marco de la ventana, en el exterior del marco, sobre la hoja de la ventana o en el interior de la ventana.

¿Qué son los estores?

1. Estores enrollables: Su mecanismo es muy simple, se centra en un tubo  en torno al cual se enrolla una tela. Algunos pueden moverse alrededor de guías, opción muy recomendable si necesitas vestir ventanas en un  ático o tejado.  En función de la luz que dejan pasar puedes encontrar los siguientes tipos:

  • Estor traslúcido: Deja pasar la luz gracias a su tela de visillo que filtra la iluminación exterior. Cuanto más claro es el color, más intensa es la entrada de luz. 
  • Estor con tejido screen: Tejido que gestiona la entrada de luz limitando a la vez la entrada de calor del exterior.
  • Estor noche y día: Bandas opacas y translúcidas que permiten regular la entrada de luz, pudiendo combinar unas y otras como desees.
  • Estor opaco: Directamente no permite la entrada de la luz ni del calor.

 2. Estores plegables: Entre la tela se colocan unas varillas horizontales que son las que recogen la tela cuando se sube la cortina mediante un mecanismo de cuerdas. En función de la luz que dejan pasar puedes encontrar:

  • Estor traslúcido: Deja pasar la luz. Estor con tela de visillo que filtra la luz. Cuanto más claro es el color más intensa es la entrada de luz.
  • Estor loneta: Limita el paso de luz ya que tiene un tejido grueso que limita la entrada de luz parcialmente.

3. Estores paquetto: Son idénticos a los estores plegables pero su confección es sin varillas.

Cómo elegir estores plegables

Consideraciones a tener en cuenta según el tipo de ventana

1. Para los estores enrollables:

  • Si tu ventana es abatible: Para garantizar la apertura instala el estor a 6 cm del alto de la ventana, para que se pueda abrir.
  • Si tu ventana es corredera: No es necesario que dejes ese espacio porque puede abrirse igualmente.

Ten en cuenta que la altura es regulable y puedes dejar enrollada la parte del estor que no necesites. Tu estor debe medir 20 cm más  del ancho, para dejar 10 cm más por cada lado de la ventana.

Si quieres juntar dos estores, habrá un espacio de 2 cm entre los tejidos por los mecanismos.

2. Para los estores plegables:

  • Si tu ventana es abatible: Para garantizar la apertura, instala el estor a 30 cm del alto de la ventana, para que se pueda abrir.
  • Si tu ventana es corredera: No es necesario dejar espacio porque podrá abrirse igualmente.

Ten en cuenta que el estor debe medir 20 cm más de ancho para dejar 10 cm por cada lado de la ventana.

Un tipo de tela para cada espacio

En el momento de elegir la tela para tus estores debes considerar en primer lugar cuánta cantidad de luz necesitas filtrar como explicábamos más arriba. Una vez tengas claro este aspecto, puedes escoger entre varios tipos de tejido en función del lugar en el que vayas a colocarlo ya que cada uno tiene unas características que lo hacen más indicado para unas habitaciones u otras. Dispones de algodón, caña, lino, recubiertos de poliéster o acrílico.

Cómo elegir estores plegables

La cocina: Si vas a colocar estores en tu cocina, lo más recomendable es elegirlos de loneta o algodón porque son telas resistentes y lavables y la cocina es uno de los lugares de la casa en los que más se ensucia. Para la cocina también es ideal el tejido screen.

Los dormitorios: Para el cuarto de los niños, propensos a ser descuidados y a ensuciar, puedes decantarte por el algodón, ya que es un tejido muy fácil de lavar, resistente y además dispones de todo tipo de colores y estampados que encajan en habitaciones infantiles.

En el dormitorio principal puedes optar por satén o raso si tu decoración es clásica. En cambio, si el estilo de la habitación es moderno, el lino, la loneta y el algodón son tejidos que puedes considerar. 

El baño: Para el cuarto de baño son muy adecuadas las telas de algodón y el poliéster. Ten en cuenta que es una zona de la casa que acumula mucha humedad por lo que no es recomendable instalar estores de telas delicadas. 

Salón o comedor: Para estos espacios puedes elegir cualquier tipo de tejido, teniendo muy presente el estilo decorativo que quieras darle. Dependiendo de si el uso de la habitación va a ser eventual o diario y el desgaste que vayan a tener tus estores, puedes decantarte por el raso (elegante pero más delicado), el lino (toque clásico y agradable pero menos resistente) o los algodones y lonetas (para estilos más modernos y muy resistentes)

Cómo instalar tus estores

Instalar los estores no resulta demasiado complicado, puedes hacerlo tú mismo sin necesidad de invertir demasiado esfuerzo. Debes tener claro si quieres instalarlos en el techo, en la pared o en el hueco de la ventana y, una vez decidido llevar a cabo los siguientes pasos:

1. Toma medidas

  1. Si lo vas a colocar en el interior del marco: El ancho del estor corresponderá al ancho del hueco donde está colocada la ventana menos 4 cm. es decir, 2 cm. a cada lado. La altura es igual a la medida del hueco menos 2 cm. Si la ventana es abatible, es importante que por encima de la ventana quede espacio suficiente para poder recoger el estor y que las hojas abran y cierren sin dificultad.
  2. Si lo vas a colocar en el exterior del marco: Este tipo de colocación cubre por entero la ventana y te permite obtener una ocultación total del interior de la habitación. El ancho de tu estor resultará de sumar al menos 10 cm. a la medida del hueco (5 cm. a cada lado). Para que el estor no dificulte la apertura de la ventana ni obstaculice la entrada de luz, es aconsejable que lo dejes completamente recogido por encima del hueco. De ahí que su altura corresponda al alto del hueco más el espacio de recogida del estor, más 5 cm. que se dejan de margen en la parte inferior.
  3. Si lo vas a colocar sobre la hoja de la ventana: El estor se fija directamente en el marco de la ventana y se desplaza con ella. Ten en cuenta que esta opción solo es válida para ventanas abatibles. El ancho y el alto del estor corresponden a la medida del cristal más 1, 5 cm. de margen a cada lado (conviene que ajustes estas medidas adecuándolas al grosor del marco). Coloca el estor de forma que no te dificulte la manipulación de la manilla.
  4. Si lo vas a colocar en el interior de la ventana: Para evitar que el estor roce la manilla cuando la ventana es abatible, es necesario que coloques unas escuadras separadoras. Para garantizar una buena ocultación conviene que el estor sea aproximadamente 20 cm. más ancho que la ventana (10cm. a cada lado). Por la misma razón, debes procurar que el estor quede aproximadamente a 10 cm por debajo de la ventana.

Además, para que no te dificulte la apertura de la ventana ni obstaculice la entrada de luz, es aconsejable que quede completamente recogido por encima de la misma. De ahí que su altura corresponda al alto de la ventana más el espacio de recogida del estor, más los 10 cm. que se dejan de margen en la parte inferior.

2. Instalación

1. Comprobaciones previas:

  • Utiliza tacos y tornillos adecuados al lugar en el que instales el estor o venciana.
  • Si tu ventana es abatible, comprueba que el estor no dificultará su apertura cuando esté recogido antes de colocarlo.
  • Procura que cuando esté desplegado, no tropiece con las manillas de las ventanas, debes tener en cuenta también la posición de los muebles y radiadores. 
  • Ten en cuenta que debe haber la misma distancia a ambos lados de la vetana.

2. Traza la línea de colocación de los soportes con la ayuda de un nivel, teniendo en    cuenta las medidas indicadas anteriormente.

3. Coloca el estor sobre una mesa y mide la distancia que hay entre los soportes. En el caso del estor plegable, no es necesario que coloques los soportes en su posición exacta, bastará con que los ubiques y midas la distancia entre ellos.

4. Traslada esta medida a la línea que acabas de trazar en la pared, presenta los soportes y marca el lugar exacto de los taladros.

5. Taladra la pared e introduce el taco más adecuado en función de sus características hormigón, ladrillo, cartón yeso…) y, a continuación, atornilla los soportes.

6. Ahora ya puedes colocar el estor en los soportes. Si se trata de un estor plegable, convendrá que despegues la tela de los extremos del riel para ganar visibilidad a la hora de encajarlo en los soportes.