Cómo elegir papel pintado

Cómo elegir papel pintado

El papel pintado es una opción práctica y atractiva para revestir las paredes. Ofrece numerosas posibilidades decorativas y permite trasladar los estampados y colores que parecían exclusivos de los complementos textiles a las paredes.

Para colocar papel pintado las paredes deben cumplir unos requisitos como pueden ser: estar limpias, libres de polvo y secas, sin humedades, niveladas y planas, sin agujeros y que las paredes que van a recibir el papel no sean ni demasiado porosas ni totalmente impermeables para que su pegado se pueda hacer correctamente. Se puede aplicar imprimación sobre la superficie para tapar el poro de la pared y para mejorar la fijación del papel.

Si la pared estaba pintada previamente, se recomienda lijar la superficie para eliminar las asperezas que pudiera tener y que sea más adherente. En el caso de que vayas a colocar papel de tonos claros o de base TNT, también puedes aplicar previamente pintura plástica de buena calidad para evitar transparencias.

Un sinfín de alternativas

Redecora tu hogar de forma sencilla y económica

Ver productos

Ventajas del papel pintado

  • Es de fácil mantenimiento, al haber modelos lavables.
  • Se puede combinar con paredes pintadas, con paredes revestidas con frisos o conjuntar varios logrando resultados muy creativos y totalmente personalizados.
  • Permite crear diferentes ambientes y espacios individualizados. Ofrece la posibilidad de recrear diferentes texturas en las paredes. Su multitud de modelos y estilos -lisos, estampados, rayados, imitación de materiales- permite personalizar la decoración de cualquier casa y estancia.
  • Protege la pared de pequeños roces. Si el papel pintado está destinado a zonas de tránsito intenso -como negocios, bares, tiendas, hoteles…- es conveniente elegir un papel profesional específico con una capa de refuerzo de vinilo endurecido.
  • Algunos modelos aportan un grado de aislamiento térmico y acústico a las paredes: se trata de un efecto de calidez y de mejora de la temperatura interior con el consiguiente pequeño ahorro energético.
  • Es un elemento multifuncional. No solo vale para renovar las paredes, sino también para transformar cualquier mobiliario. Por ejemplo, se puede colocar papel pintado en el fondo de una estantería o un armario y obtendrás un mueble renovado; o seleccionar una porción de papel y enmarcarlo creando cuadros decorativos para adornar tus estancias; empapelar una puerta dándole un toque único, etc.
  • Es una tendencia que ha vuelto a estar en boga. 
  • Puede resultar útil para tapar pequeños desperfectos o defectos que no pueden disimularse de otro modo.
Cómo elegir papel pintado

Haz caso de las etiquetas

Para ir eligiendo un papel pintado es fundamental que fijarse en los detalles que vienen en el embalaje. Todos los rollos cuentan con etiquetas informativas que sirven de guía de gran utilidad para conocer las cualidades específicas de ese papel -su resistencia, mantenimiento, modo de aplicación y la cantidad concreta de ese papel que vas a necesitar para cubrir la pared según los metros que tenga. Estos datos recogidos en la etiqueta de todo papel pintado permiten comparar la calidad entre diferentes tipos y modelos.

Descubre los distintos tipos de papeles que existen y escoge el más adecuado para tu pared.

Cómo elegir papel pintado

Tipos de papel pintado según su superficie

La composición de la superficie del papel pintado (la parte visible del papel) determina las diferencias entre los varios tipos de papel.

  • Vinílico: tiene la base de papel normal y encima una capa vinílica impermeable. Esa capa vinílica le hace que sea 100% lavable (capaz de soportar una limpieza constante). Además, es resistente al vapor, al calor, a la humedad, a los rayos solares y a los roces. De hecho, es el más resistente de todos los tipos de papel. Está indicado para zonas de mucho tránsito, incluidos los baños y la cocina.
  • Tejido no tejido (TNT): es el papel compuesto por una base textil (de celulosa y fibras de poliéster) y una capa superficial de vinilo acrílico. Es transpirable y lavable, aunque en menor medida que el vinílico. Esta composición hace que tenga un tacto suave. Ofrece mucha resistencia al desgaste, a la humedad y a los rayos solares. Indicado para zonas de mucho tránsito como cocinas, baños, habitaciones infantiles y pasillos porque se limpia fácilmente.
  • Papel pintado tradicional: está formado por una fina capa de papel. Este tipo no cuenta con ningún revestimiento protector. Indicado para colocar en espacios de poco tránsito y que sufran poco roce. Es el tipo de papel más delicado y no resiste la humedad. Su hándicap es que no puede lavarse por lo que para limpiarlo hay que hacerlo en seco -quitando el polvo con un plumero o trapo, por ejemplo-. No obstante, es el modelo más asequible.
Cómo elegir papel pintado

¿Qué tipo de papel pintado es ideal para cada estancia?

El papel pintado ofrece una gama de lo más amplia y variada para decorar las diferentes estancias de la casa. Es una de las alternativas más creativas y, según el modelo que elijas, adecuado para cualquier espacio.

- Cocina y baños. De los 3 tipos de papel pintado, solo 2 de ellos son adecuados para ser usados en cocinas y baños. Se trata de los que cuentan con superficie vinílica por su peculiaridad de ser lavables y resistente a las manchas: en primer lugar, los más adecuados son los vinílicos y los de TNT en segundo lugar. Aunque son idóneos para estas estancias de gran uso, se recomienda evitar ponerlos en las zonas de contacto directo con el agua (como el fregadero o el área de la ducha) y zonas de fuego (como en el salpicadero de los fogones).

Cómo elegir papel pintado

- Habitaciones infantiles. Se recomienda papel vinílico por su superficie plástica que la hace lavable. Además, en este tipo de estancias con niños también es conveniente optar por papeles ecológicos vinílicos con PVC free (libre de PVC) que no contienen componentes nocivos para la salud.

Cómo elegir papel pintado

- Entrada-recibidor, pasillo y salón. Para estas u otras estancias que se caracterizan por tener mucho tránsito y, por tanto, un mayor riesgo de roces se recomienda elegir papel pintado vinílico o TNT, porque son resistentes y lavables.

Cómo elegir papel pintado

- Dormitorios y despacho o habitación de estudio. Para estas estancias que llamamos secas, porque en ellas no se manipula agua que pueda estropear algunos modelos de papel, podemos utilizar cualquier tipo de papel pintado, incluido el tradicional.

Cómo elegir papel pintado

Elige papel pintado según su forma de colocación

Cada tipo de papel pintado cuenta con una base diferente que determina el modo en el que se pega a la pared.

  • Papel autoadhesivo. Es autoadhesivo porque su base ya cuenta con su propio adhesivo y, por tanto, no necesita cola ni adhesivos externos ni materiales extra. Para su colocación basta con despegar la parte trasera del papel y pegarlo en la pared.
    Además, el papel autoadhesivo es removible o reposicionable. Esto significa que, si fuera necesario, se puede pegar y despegar tantas veces como se quiera hasta casarlo o colocarlo perfectamente en la pared sin dejar restos en la superficie. Esto es posible gracias a su suave, pero firme adhesivo inherente al propio papel.
    Es rápido y sencillo de colocar -en 20 minutos puedes tener tu pared empapelada- y una buena inversión en tanto en cuanto permite ahorrar al no tener que comprar cola ni accesorios para aplicar el adhesivo. Lo puedes pegar con las manos, aunque puedes ayudarte de una espátula para un acabado fácil y perfecto.
    El papel autoadhesivo es 100% textil. Esta composición hace que también sea transpirable y que no deje burbujas: con solo pasar la mano sobre la burbuja desaparece porque se escapa el aire a través del material textil.
    Los papeles autoadhesivos son resistentes a la luz. Sus tintas ecológicas y su impresión de última generación aseguran que sus colores no se degradarán durante mucho tiempo, aunque incida la luz sobre ellos.
    También son lavables lo cual facilita su limpieza (siempre que se realice con productos no abrasivos) y su conservación.
    Por todas estas ventajas, el papel autoadhesivo se puede instalar en cocinas y baños -excepto en las zonas donde se acumule gran cantidad de agua como el fregadero, la bañera o la ducha-. Igualmente, es un papel apto para cubrir paredes con gotelé de pintura plástica (evitar colocar papel pintado sobre paredes pintadas con acabado satinado ya que la adherencia no es buena). En definitiva, es el papel más completo de todos. Este modo de colocación es el propio del papel de tipo vinílico.
  • Papel que necesita que apliques la cola en la pared únicamente donde vayas a poner el papel pintado. Las tiras se colocan en seco y se pueden ir poniendo en cuanto el adhesivo esté aplicado sobre la pared. Este modo de colocación se corresponde con el papel de tipo tejido no tejido (TNT). Para este tipo de instalación se requiere el pegamento propio para papeles no tejidos.
  • Papel que necesita que apliques la cola tanto en la pared como en el papel -en su reverso-. Es necesario que el papel quede unos minutos empapándose con el adhesivo para asegurar una fijación óptima. Este modo de colocación se corresponde con el papel de tipo tradicional. Para este tipo de instalación vale una cola universal.
  • Pre encolado. Este sistema de colocación se asemeja al funcionamiento de un sello: el papel pintado lleva incorporada una cola sin activar. Esto quiere decir que hay que mojar la base del papel con una brocha humedecida en agua para que se active el adhesivo y poder poner el papel. Este tipo de pegado se puede encontrar en papeles pintados vinílicos, ya que su capa exterior vinílica permite que al humedecerse se pueda extraer la cola que lleva incorporada. Esta opción se puede disfrutar bajo pedido; solo tienes que preguntar a los expertos de las tiendas LEROY MERLIN.
Cómo elegir papel pintado

Características especiales que puede tener un papel pintado

Además de elegir entre los diferentes tipos de papeles en función de su tipología, resistencia y modo de colocación, también hay otros aspectos adicionales que puedes tener en cuenta si buscas algo más concreto:

- De alto gramaje. Los papeles de alto gramaje son aquellos que tienen un mayor grosor (alrededor de 250 gramos/metro cuadrado). Este espesor influye en que su consistencia es mayor. A mayor gramaje, mayor resistencia del papel y eso influye en que pueden ser lavados sin que su superficie resulte dañada.

- Cubre imperfecciones. Existen papeles con relieve que son una buena solución para aquellas paredes en las que se quieren ocultar algunas pequeñas imperfecciones.

- Pintables. Son aquellos papeles de color blanco que permiten pintar sobre ellos las veces que sean necesarias sin deteriorar la pared. Por ejemplo, se podría pintar un papel vinílico, utilizando una pintura multi adherente al agua.

Cómo elegir papel pintado

- Borrables. Sobre un papel borrable se puede escribir, dibujar y garabatear sobre él. Es una gran alternativa para decorar estancias de la casa sin tener que pintar a la vez que sirven como pizarra para diseñar tus propios dibujos, apuntar notas o esquemas. Ideal para habitaciones infantiles y juveniles, despachos, cocina o salas de reuniones.

- Lavables. Tal y como hemos indicado existen papeles lavables. Su composición permite que pueden limpiarse con una esponja o bayeta húmeda con agua y jabón neutro -nunca con productos abrasivos, que contengan alcohol ni disolventes- y sin raspar.

- Ecológicos. Los papeles ecológicos son aquellos que no contienen componentes nocivos ni PVC, no desprenden ningún olor a plástico ni otros químicos volátiles por el aire; son los que durante su producción se presentan 0% de emisiones. Cuando este tipo de papel se deja de usar, es reciclable. Además, destaca por ser resistente al desgaste y a las manchas porque es lavable.

- Con alta resistencia solar. Los modelos que resisten a la incidencia de los rayos del sol se mantienen con sus propiedades y colores inalterables con el paso del tiempo.

- También se puede elegir el papel según el modo en el que se retira. Puede ser en seco o en húmedo.

  • Existen papeles cuyo despegado es fácil y se realiza en seco, sin necesidad de aplicar agua ni ningún producto específico y no dejan restos en la pared: como los vinílicos que al no necesitar cola en su colocación también facilita su retirada. Los papeles arrancables en seco tienen la base de TNT (tejido no tejido). Es el modo de mayor facilidad para el despegado del papel.
  • Otros son extraíbles después de la humidificación: necesitan que el papel sea mojado por completo con agua o con un spray especial quita papel para, después, retirarlo con la ayuda de una espátula fácilmente.
  • Cuando el papel es pelable la retirada es diferente, ya que se quita la parte superficial del papel (la que lleva el dibujo) y la base se queda en la pared. Los modelos pelables son los de base de papel. Si la base está bien colocada, puede servir de papel forro y volver a empapelar encima; por el contrario, si la base está en malas condiciones, se aconseja retirarla para evitar bolsas y que marque el nuevo papel.

En este consejo puedes ver el proceso para quitar el papel pintado.

- Que sea mural. Los murales decorativos son una imagen o estampado que ocupa una pared al completo. Esa es su diferencia con el resto de papeles pintados: que no repite un patrón sino que es una única imagen que se divide en paños para poder facilitar su colocación. Se debe seguir el orden marcado en las tiras para que el dibujo quede completado.

Cómo elegir papel pintado

¿Cuántos rollos de papel pintado necesitas?

Adquirir la cantidad necesaria de papel para revestir tus paredes es de vital importancia para no pecar ni por exceso ni por defecto. Tres son los aspectos que debes tener en cuenta para saber la cantidad de papel necesario:

- Calcula las medidas de las paredes. Mide los metros cuadrados de todas las paredes que deseas empapelar -a partir del rodapié hasta el techo y el ancho-. Si te resulta más sencillo no descontar el espacio de las ventanas ni de las puertas te dejará un margen de papel sobrante para posibles imprevistos.

- Comprueba las medidas del papel elegido. La medida estándar de un rollo de papel es 10 m de alto por 53 cm de ancho. No obstante, cada modelo tiene unas medidas distintas, así que revisa el rendimiento del rollo que quieres para tus paredes. Normalmente viene reflejado en metros cuadrados: divide el dato del rollo entre la superficie que vas a empapelar. Redondea siempre el número de rollos hacia arriba. Si el sobrante es inferior al 10% de lo que necesitas, compra un rollo adicional.

- Ten en cuenta el racor del papel. ¿Qué es el raccord o rapport? El raccord, (denominado también rapport o case) es el patrón de repetición de la misma imagen, dibujo o estampado de un papel pintado cada cierta distancia. Dicho de otro modo, es la medida que se pierde de papel para hacer coincidir el estampado; es la distancia que hay entre dos puntos idénticos del diseño del papel. Un papel con raccord es aquel con un dibujo que tiene continuidad y que hay que hacer coincidir. Cuando se coloca una tira de papel y continuamos con la siguiente, tienen que cuadrar los dibujos y para eso se tiene en cuenta el raccord.

En la etiqueta de todo papel pintado viene especificado el tipo de raccord y los centímetros de descase. ¿Por qué es tan importante conocer la medida del patrón?

1. Porque los rollos de papel tienen que ir consecutivos y sin que se perciban saltos o con el dibujo cortado entre el final de un rollo y el inicio del siguiente.

2. Para poder calcular adecuadamente el número de rollos necesarios para empapelar las paredes, ya que cuando se casa el dibujo para darle continuidad, sobra papel que no puede ser aprovechado y que hay que tener en cuenta a la hora de no quedarse escasos con los metros que se compren.

- Sin raccord. Si el raccord es 0, las tiras casan siempre y, por tanto, no se desaprovecha nada. Es el caso de los papeles lisos o a rayas.

Cómo elegir papel pintado

- Con raccord. Si el raccord es 50, por ejemplo, el patrón se repite cada 50 cm.

Cómo elegir papel pintado

Pero hay más tipos de raccord:

- Raccord recto: cada rollo cuadra con el siguiente a la misma altura.

- Raccord salteado: obliga a mover verticalmente el rollo para que el dibujo case. Esto conlleva un desperdicio de papel.

- Raccord invertido: una de las tiras se coloca hacia arriba y la siguiente hacia abajo. Estos casos suelen ser papeles de gran tamaño como por ejemplo los que tienen forma de zigzag.

Cuando tengas estos tres datos (medidas de tus paredes, del rollo de papel y el dato del racor), haz estas operaciones:

  • Calcula las tiras necesarias para empapelar la estancia:
    Perímetro de las paredes a empapelar (el ancho total que quieres empapelar) / ancho del rollo = nº de tiras totales que necesitas.
    Ejemplo: para una pared de 3 m / 0,53 m ancho estándar de un rollo = 5,6. Redondeando al alza, necesitas 6 tiras para empapelar tu pared.
  • Calcula la medida que cubre cada rollo:
    La longitud de un rollo / la altura de las paredes (añade el racor, si lo tiene) = nº de tiras que tiene cada rollo.
    Ejemplo: 10 m que la longitud estándar de un rollo / 2,6 m de altura de paredes que es lo habitual + un racor de 0,53 m, por ejemplo = 3,19. Aquí hay que redondear a la baja, así que de cada rollo salen 3 tiras.
  • Nº de tiras necesarias / nº de tiras de cada rollo = nº de rollos necesarios.
    Ejemplo: 6 tiras / 3 = 2 rollos necesitas. Si esta división da decimales, tienes que redondear hacia arriba.
Cómo elegir papel pintado

Estilos decorativos de papel pintado

No podemos dejar de lado el aspecto decorativo para elegir el papel pintado. Cada estilo permite crear unos efectos visuales en la habitación que puedes explotar en tu favor según el efecto que quieras conseguir.

- Liso: el papel de colores uniformes y lisos puede hacer que la pared parezca pintada más que empapelada, sumándole las ventajas que aporta el papel. Permite combinar paredes de diferentes colores e incluso hacer franjas de distintos tonos.

Cómo elegir papel pintado

- Rayas: puedes colocarlo en horizontal o vertical, en función de cómo quieras las rayas y el efecto que busques. Las horizontales hacen la pared más ancha y las verticales, más alta. Consiguen resultados elegantes, frescos… en función del ancho de las rayas y los colores elegidos.

Cómo elegir papel pintado

- Estampado: existen numerosos estampados para escoger, desde los más discretos hasta los más atrevidos; de estilo clásico o moderno. Lo recomendable es combinar un estampado en una pared con un color uniforme en el resto de paredes de la habitación. Esta combinación ofrece resultados elegantes.

Cómo elegir papel pintado

- Imitación de materiales: permite decorar las paredes con fondos que simulan el ladrillo o el cemento, la madera o la piedra, el terrazo, el bambú… o que imitan textiles como el lino.

Cómo elegir papel pintado

En resumen, gracias al papel pintado se pueden conseguir algunos efectos visuales. En función de lo que necesites puedes escoger el que más se adapte a tus necesidades.
- Si quieres lograr que la habitación parezca más grande, elige un papel pintado de tonos claros, y a ser posible, con un diseño liso o sencillo.
- Si quieres lograr que la estancia sea más acogedora, los colores cálidos siempre van a ser tus aliados.
- Si quieres reducir la sensación de inmensidad en espacios grandes, puedes utilizar papel pintado de colores oscuros.
- Si quieres destacar una pared o delimitar diferentes espacios dentro de una misma estancia, un acierto seguro es combinar papel pintado de tonos claros con otro de colores más llamativos.
- Si lo que deseas es, alargar visualmente la habitación, te recomendamos que escojas modelos con franjas horizontales.
- Para que los techos parezcan más altos, opta por un papel con rayas verticales.
- Recuerda que también puedes utilizar el papel pintado para transformar el mobiliario. ¿De qué manera? Coloca papel en el fondo o base de una estantería o armario y disfruta de un mueble renovado.

Ya has visto las ventajas del papel decorativo para renovar tus paredes, ahora pasa a la acción. Escoge el tuyo y te damos las claves para el paso a paso de colocar el papel pintado en tu casa. 

Lo hacemos por ti

¿Quieres que un experto coloque tu nuevo papel pintado en casa? Elige un modelo y nosotros te lo instalamos. ¡Así de fácil!

Ver servicio