Cómo elegir ropa de cama

Sábanas, nórdicos, fundas… viste tu cama a la última a la vez que decoras la habitación y disfrutas de un sueño confortable. Ten en cuenta los materiales, las medidas y el estilo de la habitación para elegir la ropa de cama. En este sentido, puedes encontrar soluciones coordinadas para combinar las colchas y fundas con otros complementos como las cortinas.

Cómo elegir ropa de cama

Las claves

Si eres alérgico escoge sábanas de algodón 100%.

El plumón es el material con mayor poder calorífico pero no el más aconsejado si vives en una zona cálida o eres caluroso. La fibra será tu aliado si vives en zonas cálidas.

Una funda nórdica puede servirte para todo el año si eliges el modelo con dos gramajes combinables. Uno para verano, otro para invierno.

Cómo elegir ropa de cama

Nórdicos

El nórdico se compone de dos partes una parte interior o relleno y una tela exterior que lo recubre. Dentro de los rellenos podemos encontrar:

  • Fibra hueca siliconada
    • La fibra hueca es transpirable porque permite la evaporación de la humedad.
    • Muy ligera.
    • El tratamiento con silicona hace que sea más suave que la fibra hueca simple.
    • Se puede lavar en lavadora.
  • Pluma
    • Con el mismo gramaje la pluma tiene mayor poder calorífico que la fibra.
    • Transpirable, el nórdico absorbe la humedad por eso es necesario airearlo por las mañanas.
    • Lavado en seco.
  • Plumón
    • Más ligero que la pluma ya que el plumón, a diferencia de la pluma, no tiene caña (palitos alargados).
    • Es el material que proporciona mayor capacidad térmica y aislante.
    • Transpirable, el nórdico absorbe la humedad por eso es necesario airearlo por las mañanas.
    • Lavado en seco.
Cómo elegir ropa de cama

El tejido exterior del nórdico puede ser de:

Fibra. Una de las principales ventajas de la fibra es el fácil mantenimiento más fácil de planchar y de mantenerse inalterable tras el lavado.

Algodón. El algodón es transpirable, resistente al rasgado y agradable al tacto. Elige telas de algodón con tratamiento sanforizado que impide que encoja y resistente al “pilling” (no hace bolitas).

Hay rellenos nórdicos que reciben el nombre de 4 estaciones porque está compuesto por dos rellenos (uno de 125 gramos y el otro de 250 gramos de fibra) que pueden unirse y separarse mediante cierres, en función de las necesidades del usuario. Práctico e ideal para todo el año.

Fundas y sábanas

Las fundas nórdicas envuelven el nórdico. Tienen una función decorativa y funcional porque también hacen las veces de sábana encimera.

Tanto los juegos de sábanas como las fundas nórdicas y de almohada deben ser transpirables, suaves al tacto y fáciles de lavar. Existen diseños de todo tipo (lisos, multicolores, a flores, a rayas, a cuadros, infantiles…). Escoge el que mejor se adapte a tus gustos y estética de la habitación.

  • 100% algodón: transpirables y agradables al tacto.
  • Mezcla de algodón (50%) y poliéster (50%): más baratas y fáciles de planchar. El poliéster les da mayor resistencia.
Cómo elegir ropa de cama

Mantenimiento de la ropa de cama

Para el perfecto mantenimiento de tus sábanas y fundas sigue las siguientes recomendaciones:

  • Lava en agua fría (temperatura máxima a 40º)
  • No usar lejía
  • Planchado fácil a temperatura media
  • Se puede lavar en seco
  • Guarda los nórdicos de pluma y plumón en una bolsa de tela.