Planta los bulbos de otoño

No porque llegue el frío tenemos que olvidarnos de nuestro jardín o terraza. La llegada del otoño es el momento indicado para comenzar a plantar bulbos y cultivar flores. Tanto para exterior, como para interior, este tipo de plantaciones aportan color y alegría a tu hogar, algo fundamental para los oscuros días de invierno.

Además, los bulbos no requieren de un mantenimiento excesivo. Una vez plantados, necesitan de mucha humedad sin llegar a encharcarlos. Para la tierra lo mejor es añadirle abonos complementarios en el momento que empiezan a brotar las hojas y un mes antes de la floración. Si las plantaciones están fuera y tu zona es propensa a las heladas, lo mejor es cubrir el suelo con corteza de pino, hojas o compost y dejarlo así hasta la próxima primavera ya que se convertirán en nutrientes para el bulbo.

Para terminar, una vez más, no nos olvidamos del toque decorativo que darán estas arómaticas y bellas plantas a tu hogar. Se puede utilizar pequeños jarrones de cristal que dejan entrever
las raíces y las primeras hojas de los bulbos. Por ejemplo, puedes poner en un jarrón un tulipán con ramitas de sarmiento para darle un efecto más bonito a la flor. Combina bulbos de tallos largos con los de tallos cortos, narcisos, jacintos, etc.
Algo que además, te permitirá disfrutar de los agradables olores que cada flor posee.

¡Así de fácil es crear tu propio jardín!