Cómo elegir bases múltiples

En las viviendas cada vez hay más aparatos eléctricos pero los mismos enchufes que siempre. Así que la solución pasa por usar bases de enchufe y ladrones.

Las bases son elementos de distribución de electricidad compuestas por uno o más enchufes, hacen más accesibles las conexiones eléctricas ya que suelen contar con un cable, que puede superar los 1,5 metros de longitud, para que puedas colocarlos en el rincón que desees. Comúnmente también se llaman regletas. Se recurre a un adaptador múltiple, base múltiple, regleta o ladrón, cuando se quieren conectar varios aparatos eléctricos en un mismo enchufe mediante una toma de corriente.

Cómo elegir bases múltiples

Las bases múltiples han ido incorporando elementos de protección y ahorro energético (interruptores o eliminadores de stand by), de seguridad y que se adaptan a otros tipos de conexiones como los puertos USB.

En definitiva, su uso hace más accesible las conexiones eléctricas por toda la casa.

En resumen

Ten siempre en cuenta la potencia máxima que pueden soportar las regletas (esta información está en la estructura de plástico). Nunca conectes aparatos que la superen.

Valora el número de aparatos que necesitas conectar, para elegir la base múltiple con el número adecuado de enchufes.

Cómo elegir bases múltiples

Fíjate en las prestaciones adicionales que te pueden ofrecer: ahorro energético, seguridad, protección de interferencias o puertos USB.

La potencia es la clave

Antes de usar un ladrón o regleta, hay que conocer la potencia eléctrica de los aparatos que se van a conectar en la base múltiple. Usar una base múltiple no multiplica la potencia eléctrica. Así, que la suma de todos los aparatos a conectar no puede superar la potencia máxima de la regleta ni la del enchufe. 

¿Cómo saber cuál es la potencia máxima de una regleta? Solo tienes que mirar la estructura de plástico o carcasa, ya que viene marcada en ella. No es lo habitual, pero si la potencia de la regleta no está indicada en vatios (W) pero sí en tensión y corriente máxima (por ejemplo 220V/15A), puedes calcular tú mismo la potencia multiplicando la tensión (V) por la corriente (A) y el resultado será la potencia en vatios (W). Por lo general, los enchufes con toma de tierra son de 16 amperios (unos 3.500 vatios).

Cómo elegir bases múltiples

El número de tomas

El segundo criterio a tener en cuenta a la hora de elegir una base múltiple es el número de tomas que tiene. Valora la cantidad de aparatos que necesitas conectar en una misma zona, para elegir la base múltiple con el número adecuado de tomas: una por cada aparato a conectar (siempre teniendo en cuenta la suma de las potencias como hemos comentado antes).

Bases con toma tierra ¿sí o no?

Hay que comprobar si la base múltiple lleva toma de tierra o no. ¿Cómo puedes saberlo? Se distingue por las pestañas metálicas a los lados de cada toma: cuando la tiene y enchufamos un aparato con clavija macho dotada de toma de tierra, la seguridad es total. Por el contrario, si conectamos un dispositivo con toma de tierra en un ladrón o regleta sin toma de tierra, no estaremos protegidos de posibles percances eléctricos.

Cómo elegir bases múltiples

Normalmente las bases o ladrones sin toma tierra son las que tienen la entrada estrecha o plana.

Cómo elegir bases múltiples

Tipos de bases (regletas o ladrones)

Las bases múltiples o regletas eléctricas han ido avanzando y se pueden agrupar según las prestaciones y valor añadido que aportan como elementos de protección y seguridad, de ahorro en el consumo, puertos multiconexión, etc.

Cómo elegir bases múltiples

Elementos de protección

Las bases múltiples pueden disponer de componentes que contribuyan a la seguridad en tu hogar. La mayoría cuenta ya con elementos de protección contra las subidas de tensión que puedan afectar a los aparatos que estén conectados a las bases, especialmente pensados para proteger equipos eléctricos importantes como ordenadores, ciertos electrodomésticos, etc.

Cómo elegir bases múltiples

También es conveniente, especialmente en hogares con niños, apostar por regletas con pequeñas pestañas de seguridad que evitan que los menores lleguen a los enchufes.

Ahorro de energía

Estos sistemas de distribución de electricidad (bases múltiples) pueden ayudarte a que ahorres en el gasto energético. ¿Cómo? Hay varias maneras:

Si cuentan con un interruptor podrás desconectar a la vez todos los aparatos enchufados a una regleta. Es especialmente útil cuando se quieren conectar varios aparatos que funcionan juntos y se quieren apagar todos a la vez. Por ejemplo, el ordenador y sus periféricos o la televisión y su decodificador o DVD complementarios. Este pequeño pulsador permite ahorrar energía y, por tanto, dinero, al garantizar que ningún aparato conectado a una base múltiple está consumiendo electricidad cuando el interruptor esta desconectado. Además, tiene la ventaja de poder dejar los aparatos conectados y no tener que estar enchufando y desenchufando, según se necesiten o no.

Cómo elegir bases múltiples

Hay una versión más avanzada de las regletas con interruptor que son las que cuentan con un interruptor individual para cada toma. De modo que puedes seleccionar qué dispositivos se quedan encendidos y cuáles apagados en cada momento.

Si dispone de un eliminador de stand-by (la electricidad que siguen consumiendo los aparatos eléctricos cuando están apagados pero enchufados a la red eléctrica), podrás reducir el consumo de luz de los aparatos conectados. El receptor de la regleta reconoce la cantidad de energía que consume en reposo cada uno de los aparatos que están enchufados y los desconecta automáticamente de la red eléctrica. Así se ahorra fácilmente en la factura de la luz.

Cómo elegir bases múltiples

Otras bases incorporan medidores de consumo. Estos permiten ver y comprobar en la pantalla que llevan el consumo de cada aparato conectado en euros. Esta clase de bases es muy útil si sospechas que algún dispositivo consume más de lo deseado.

Accesibilidad

Existen bases múltiples para cada exigencia y uso. Es muy importante que conozcas todas las alternativas para que adquieras la mejor para cubrir tus necesidades en cada momento.

Existen bases múltiples de sobremesa, con una base estable, que pueden colocarse sobre muebles, escritorios, estanterías… Su forma suele romper con la habitual alargada: suelen tener forma de cubo o de torre integrándose mejor en la decoración de la estancia.

Cómo elegir bases múltiples

Si, por el contrario, buscas una base para ubicar en las paredes busca una con escarpias para su sujeción. Estas fijaciones las puedes ver en la parte trasera de cada regleta.

Otras bases múltiples muy prácticas son las que tienen tomas rotativas o giratorias o con enchufe giratorio. Su peculiaridad y ventaja estriba en que se puede orientar toda su estructura o cada enchufe por separado hacia el lado que se necesite. Especialmente prácticas si vas a conectar aparatos con transformadores grandes que puedan entorpecer el uso del resto de tomas.

También existen tomas desplazables (o enchufes deslizantes) que se colocan sobre unas guías para moverlas cómodamente sin cables visibles: habitualmente suelen instalarse en las cocinas y escritorios para tener una flexibilidad de uso.

Cómo elegir bases múltiples

Además hay bases múltiples que se quedan ocultas a ras de mesa o encimera y son ideales para cocinas.

Otro tipo son las regletas retractiles. Son bases elevables y empotrables. Precisamente ese diseño tan estético y decorativo es lo que hace tan peculiar a este tipo de regletas que permiten ocultar los cables y clavijas cuando quieras. Suelen instalarse en la encimera de la cocina o en escritorios de diseño.

Cómo elegir bases múltiples

Las formas de las bases pueden ser tan originales como se desee: con las tomas dispuestas en forma de círculo o a modo de sargento para agarrar en cualquier superficie de manera muy discreta.

Pero también puedes elegir bases multifunción que sirven tanto para disponer de más enchufes como para hacer de soporte para la tablet, el ebook o el teléfono móvil.

Cómo elegir bases múltiples

Para exterior elige bases específicas con piquetas que se clavan en el terreno.

Consejos de uso

  • Asegúrate de que la regleta eléctrica cuenta con la marca de homologación CE, garantía de que cumple con los requisitos europeos de seguridad.
  • Ten siempre en cuenta la potencia máxima que pueden soportar las regletas (esta información está en la estructura de plástico). Nunca conectes aparatos que la superen.
  • Las bases o regletas pueden calentarse mientras están en funcionamiento. Por este motivo intenta que no entren en contacto con objetos fácilmente inflamables.
  • Cuando desenchufes un aparato, tira de la clavija, nunca del cable.
  • No conectes una regleta en otra regleta: existe un riesgo de sobrecalentamiento.
  • Si necesitas colocar una base en el baño, comprueba que ésta cuenta con el índice IP (Índice de Protección contra la humedad y el polvo) adecuado.

En resumen, si solo necesitas ampliar las tomas de luz y vas a tener conectados constantemente aparatos eléctricos, opta por una base simple.

Por el contrario, si las conexiones van a ser esporádicas, no quieres estar enchufando la regleta continuamente y sí, ahorrar electricidad, la mejor opción es elegir una regleta con interruptor.

Si quieres saber más sobre cómo elegir bases y ladrones te lo contamos en este video.