Cómo elegir cargadores de pilas

Comprar un buen cargador ofrece una vida más duradera a las pilas y el ahorro que supone

Cómo elegir cargadores de pilas

El cargador es el elemento necesario para recuperar la energía de las pilas que estén preparadas para ello. Así se aumenta su vida útil y se da la oportunidad a que garanticen cientos de recargas. 

Es importante elegir un buen cargador para prolongar la vida de las pilas recargables. Por ese motivo te ayudamos en tu decisión teniendo en cuenta que el tipo de cargador de pilas ideal para cada casa es aquel que mejor responde a las preguntas de cuántas pilas hay que cargar, con qué frecuencia y con qué rapidez se necesita tener las pilas listas para ser usadas.

¿Cómo funciona un cargador de pilas?

Los cargadores de pilas permiten aumentar los ciclos de vida útil de nuestras pilas, pero solo las que son recargables. 

Basta con colocar las pilas (del tamaño adecuado al cargador) haciendo buena conexión y enchufar el cargador a la toma de luz. El cargador deja pasar la corriente eléctrica hasta las pilas que la almacenan en su interior para su posterior uso. La cantidad de corriente (según el tipo de cargador) determinará el mayor o menor tiempo necesario para realizar la carga.

Tipos de cargadores en función de las pilas

Los cargadores se pueden clasificar en función de los tamaños de pilas y del voltaje específico que pueden cargar. 

  • Si quieres un cargador que sirva para recargar pilas de diferentes tamaños, lo recomendado es apostar por un cargador universal. 
  • Por el contrario, también existe la posibilidad de optar por cargadores específicos para un tamaño concreto de pila.
Cómo elegir cargadores de pilas

Elegir cargadores según la velocidad de carga

El tiempo que tardan en cargar puede ser o no determinantes a la hora de elegir un dispositivo. En este caso existen tanto cargadores que ofrecen carga lenta como carga rápida. Cuanto mayor es la corriente que llega a la pila, más rápido se cargará y menos tiempo necesitará para completar la recarga.

Carga rápida

  • Ventaja: su uso es intensivo y tarda menos en cargar las pilas (normalmente un par de horas o incluso minutos, según el modelo) y, por tanto, se pueden usar antes.
  • Desventaja: a mayor velocidad de carga, mayor calor generado. Esto implica que hay que tener precaución con el sobrecalentamiento de la pila cuando se cargue por completo. Por este hecho, lo mejor es elegir un cargador que avise cuando la recarga haya concluido y extraer en ese momento las pilas e incluso que se apague automáticamente al acabar la carga; así se evitan las sobrecargas. Su otro escollo puede ser el precio. 

Carga lenta

  • Ventaja: no tienen riesgo de sufrir sobrecalentamiento y alargan la vida de las pilas. Suelen ser los más habituales para usos domésticos y su precio es más asequible.
  • Desventaja: se necesita más tiempo para recargar las pilas.

Tamaños de los cargadores

Cargador compacto

Se puede elegir un cargado de tipo compacto, son aquellos que solo permite cargar 2 pilas simultáneamente. Se recomienda esta opción cuando el uso que se hace de las pilas sea puntual y, por tanto, no se necesita recargar muchas pilas a la vez.

Cómo elegir cargadores de pilas

Cargador estándar

También se puede escoger un cargador de pilas estándar, normalmente permiten cargar 4 pilas o más conjuntamente. Es el cargador ideal cuando se usen pilas habitualmente en varios aparatos y, por tanto, se necesita disponer de ellas a menudo.

Cómo elegir cargadores de pilas

Cargadores especiales

La gama de cargadores es amplia por lo que algunos incorporan una serie de prestaciones extras añadidas. 

  • Los cargadores inteligentes son aquellos cargadores que detienen la carga automáticamente cuando la pila está completa de energía. De este modo, estos cargadores inteligentes evitan sobrecalentamientos en las pilas.
  • Por otra parte, los cargadores básicos tienen una luz que muestra si las pilas se han cargado. Los más avanzados cuentan con indicadores de nivel que muestran el estado de carga en una pantalla digital o incluso el tiempo que falta para completar la carga.
  • Otros cargadores especiales son los que usan la última tecnología: son los cargadores solares. Este tipo de cargadores utilizan la energía solar que almacena en la placa que lleva para generar corriente eléctrica y así poder cargas las pilas. Tiene las ventajas de que puede usarse para recargar en momentos en los que no se dispone de un enchufe cercano, es más respetuoso con el medio ambiente y permite ahorrar en la factura de la luz.

Consejos de uso de los cargadores de pilas

  • Comprar cargadores originales; de lo contrario pueden reducir la vida útil de las pilas o incluso deteriorarlas hasta ser inservibles. 
  • Evitar la exposición al calor.
  • Antes de usar las pilas por primera vez, hay que recargarlas al 100%. 
  • No se deben mezclar pilas de diferentes voltajes, si el cargador no está preparado para ello. 
  • Si las pilas han estado sin ser utilizadas durante un tiempo, es recomendable hacer un refresco de las pilas, descargándolas y cargándolas completamente un par de veces para recuperar su capacidad.
  • Las pilas recargables tienen un número de ciclos de vida, es decir, sus recargas son finitas. Una vez que las pilas ya hayan sido recargadas suficientes veces y ya no sirvan para ser usadas deben ser depositadas en contenedores homologados específicamente creados para ello. De este modo, se garantiza su posterior y adecuado reciclaje.