Cómo elegir telefonillos y videoporteros

Los telefonillos sirven para comunicarse y dejar entrar a la persona que se encuentra en el exterior de tu hogar u oficina mediante voz; los videoporteros tienen el mismo objetivo pero incluyen la posibilidad de ver a la persona a través de una pantalla. No solo cumplen una función informativa sino también de seguridad, ya que permiten controlar el acceso.

Cómo elegir telefonillos y videoporteros

Un portero automático está compuesto por una placa de calle, ubicada en el exterior, que actúa de emisor; y un telefonillo o monitor ubicado en el interior, que actúa de receptor de la señal.

  • Antes de elegir un portero automático ten en cuenta qué prestaciones se ajustan a tus necesidades: comunicación solo por voz o acompañada de imagen; control a través de Internet, manos libres o visión nocturna, entre otras.
  • Entre los accesorios de los porteros y videoporteros, apuesta por una cerradura eléctrica, que te permiten abrir la puerta de forma automática sin tener que desplazarte.
  • Las viviendas unifamiliares suelen necesitar sistemas de doble apertura para controlar varios accesos (vallas, puertas de entrada, accesos al garaje…).

Los 5 pasos para elegir tu portero automático

  • ¿Audio o vídeo?

Lo primero que debes preguntarte es ¿busco un sistema de interacción solo por voz o también con imagen?

Según tu respuesta encuentras las siguientes opciones:

Cómo elegir telefonillos y videoporteros

Solo audio: es el tradicional telefonillo. Un interfono que permite la comunicación solo por voz con el exterior. El sistema está compuesto por una placa de calle y un teléfono o dispositivo manos libres (con hilos o inalámbrico) instalado en el interior del domicilio.

Cómo elegir telefonillos y videoporteros

Audio + Vídeo: la placa de calle incluye una cámara y la de casa incorpora un monitor que nos permite ver en directo el acceso exterior. Según el dispositivo, la imagen puede ser en color o en blanco y negro. Algunos modelos ofrecen funciones extra como la grabación de la imagen.

  • ¿Un telefonillo o varios?

Para dúplex, viviendas de varias plantas u oficinas amplias, suele ser práctico instalar telefonillos en diferentes zonas u optar por monitores inalámbricos portátiles, que puedes llevarte contigo al lugar de la casa que quieras. De esta manera te aseguras de que vas a oír el portero automático y además no tienes que bajar o subir cada vez que suene. Si es tu caso, asegúrate de que el modelo de telefonillo o videoportero elegido te permite instalar telefonillos adicionales.

  • ¿Cuántos accesos quieres abrir desde tu portero automático?

El telefonillo puede abrir un solo acceso o dos de forma independiente (entrada trasera, una verja motorizada, el garaje…).

Así encontrarás telefonillos de:

Una sola apertura: acciona una única cerradura o puerta automática.

Doble apertura: abre más de una cerradura de manera independiente.

  • ¿Accesorios adicionales para una mayor seguridad?

Los videoporteros pueden incluir las siguientes prestaciones:

Memoria de llamadas perdidas: visualiza las imágenes de las personas que llamaron a la puerta durante tu ausencia. También incluye la grabación de imágenes o vídeos en una tarjeta de memoria SD.

Visión nocturna: visualiza la imagen incluso si es de noche o en espacios poco iluminados.

Cámara orientable: ofrece un campo de visión más amplio.

Tecnología NFC: se trata de un sistema que permite abrir la puerta sin usar la llave a través de un control remoto de lo más cómodo.

  • Diseño y comodidad

El portero automático puede adaptarse al estilo decorativo de tu hogar u oficina con un diseño de líneas modernas (monitores extraplanos, teclas táctiles…). Además, puede ofrecerte mejoras funcionales para que te sea más cómodo:

Manos libres: para contestar, hablar y activar la apertura, así como para llevarlo contigo a cualquier lugar de la casa.

Monitor multimedia: el videoportero actúa también como marco digital, reproductor de ficheros digitales y video…

Color/blanco y negro: podrás escoger entre ver la imagen en tu monitor en color o en blanco y negro.

Elige los elementos de instalación de un portero

  • La placa de calle

Es el dispositivo emisor de la señal. Puede ser de superficie o de empotrar. Para placas de calle expuestas a la intemperie es aconsejable acoplarle una visera. Alargará su vida útil.

  • El tipo de conexión entre los distintos aparatos de los porteros automáticos

Tecnología 4 hilos: requiere 4 hilos o más entre el monitor y la placa de calle. Por dos hilos va la alimentación (para la apertura/cierre) y por otros dos, la señal de comunicación (imagen y sonido).

Tecnología 2 hilos: la conexión entre los dos aparatos se realiza solo con dos cables. La conexión existente entre placa-calle y videoportero solo requiere dos hilos por los que van tanto las señales eléctricas para apertura cierre, como la voz y la imagen. Este tipo de videoporteros es ideal para colocarlos en la instalación de timbres convencionales.

Tecnología inalámbrica: funcionan sin cables, la instalación es más fácil.

¿Cómo instalarlo?

  1. Mete todo el cableado por los tubos corrugados y a través de la caja de registro. Sigue las instrucciones dadas por el fabricante.
  2. Coloca la placa de calle y emborna los cables correspondientes.
  3. Coloca el abrepuertas con sus correspondientes cables. 
  4. Emborna los cables del monitor o monitores de interior que vayas a instalar.
  5. Haz las conexiones de todo el cableado en la caja de registro. Utiliza regletas de empalme.
  6. Coloca la regleta de alimentación y une los cables correspondientes del sistema del videoportero y los que llegan de la red.
  7. Abre la llave de paso, el magnetotérmico del videoportero si lo tiene y comprueba su funcionamiento.
  8. Programa las funciones del monitor y el nivel de audio, según el modelo.
Cómo elegir telefonillos y videoporteros

Accesorios de telefonillos y videoporteros

  • Monitores y telefonillos adicionales: receptores suplementarios para abrir la puerta desde varios puntos dentro de la casa u oficina.
  • Telefonillo universal: útil para sustituir al telefonillo original de un portero automático ya instalado.
  • Placa de calle adicional: para recibir llamadas desde 2 entradas y abrir el acceso de donde procede la llamada.
  • Cajas de sobreponer y viseras: indicadas para proteger las placas de calle de las inclemencias meteorológicas y de los actos vandálicos.
  • Relé para automatismo de puerta: permite adaptar la orden de apertura de un abrepuerta a un automatismo.
  • Cerraduras eléctricas: cerraduras que, además de con llave, pueden accionarse a distancia a través de un portero automático. Este tipo de cerraduras evitan que tengamos que desplazarnos hasta la puerta para abrir con llave. 
Cómo elegir telefonillos y videoporteros