Cómo elegir armarios y taquillas metálicas

Los armarios y taquillas metálicas son funcionales y duraderos. Este tipo de armarios son idóneos para oficinas, gimnasios, comunidades, garajes o trasteros. Además, puedes utilizarlos como despenseros o para el almacenaje de productos de la limpieza.

Están fabricados con acero laminado en frío, lo que les permite ser ligeros y resistentes a los contrastes de temperatura.

  • Las puertas de armarios y taquillas incluyen cerradura con llave para garantizar la seguridad.
  • Resistentes a los cambios de temperatura y la corrosión gracias a su composición en acero laminado en frío, recubierto por pintura epoxi (resistente a la corrosión).
  • Fácil montaje y mantenimiento.
Cómo elegir armarios y taquillas metálicas

Características de los armarios metálicos

Están fabricados en acero laminado en frío lo que les permite ser ligeros y resistentes a los cambios de temperatura. Recubiertos con pintura epoxi de diferentes colores compuesta de una resina que confiere dureza al acabado de la pintura. Esto hace que sea resistente a la humedad y a la corrosión.

Los armarios tienen baldas regulables para que adecúes la altura y optimices el espacio. Disponen de una cerradura con llave incorporada para guardar tus objetos personales con la mayor seguridad. Cuentan con un diseño funcional idóneo para garajes, sótanos o vestuarios. Destacan por su fácil montaje e incluyen los accesorios de instalación.

Antes de elegir, ten en cuenta...

Los armarios y taquillas metálicas son soluciones de almacenaje de interior que destacan por su resistencia y durabilidad. En la elección de uno u otro deberemos tener en cuenta qué vamos a guardar para elegir sus dimensiones y distribución.

Es importante tener en cuenta, además, que si vas a almacenar productos de limpieza o compuestos químicos el armario o taquilla debe disponer de rejillas de ventilación. Si vas a depositar objetos pesados es conveniente que compruebes la carga máxima que cada balda puede soportar.

Tipos de armarios y taquillas metálicas

Existen diferentes tipologías de armarios y taquillas metálicas adaptados a diferentes funciones. Dentro de los armarios distinguimos entre:

  • Escoberos: incluyen un compartimento vertical vacío, idóneo para guardar fregonas y escobas, y una parte con baldas en el lateral –cada una de ellas es capaz de aguantar hasta 60 kg-. Indicados para cocinas, comunidades o empresas con necesidades de almacenaje de productos de limpieza, ya que disponen de rejillas de ventilación.
  • Multiusos: con dos puertas y varias baldas regulables en altura que, además, puedes ajustar, poner y quitar al gusto en función del tamaño de los bultos a almacenar. Su amplio espacio le permite una gran capacidad de almacenaje. Indicados para usarse como armarios en oficinas, empresas, cocinas y trasteros. Cada balda puede soportar una carga de hasta 40 kg. 

Dentro de las taquillas encontramos varios modelos:

  • De una sola puerta: el espacio está divido por un compartimento principal para prendas grandes con una barra porta-perchas y otro superior para objetos más pequeños. 
  • De dos puertas independientes: la columna está dividida por dos compartimentos verticales de igual tamaño. Las dos puertas incluyen cerradura, cada una con su propia llave. Este tipo de taquillas permiten guardar los objetos personales de dos personas, especialmente indicadas para vestuarios, institutos u otros centros educativos.

Limpieza y mantenimiento

La limpieza de armarios y taquillas metálicas es muy sencilla, basta con utilizar un trapo ligeramente humedecido. El óxido y la corrosión son las principales amenazas de los muebles fabricados en acero laminado en frío., conviene ubicarlos en lugares secos, donde no haya una humedad excesiva.

Para eliminar restos de óxido en armarios y taquillas envejecidas, utiliza un decapante desoxidante de metales. El decapante te ayudará a eliminar el verdín creado por el óxido. Acto seguido tendrás que pintar el armario.