Cómo elegir cadenas y cables de acero

Colgar, sujetar o, señalizar son solo algunos de los diversos usos de las cadenas. El diámetro y la estructura determinan la carga que pueden soportar, la resistencia a la abrasión o a la intemperie y la manejabilidad. El material con el que estén fabricadas también influye en sus características y prestaciones.

Cómo elegir cadenas

Los cables de acero y las cadenas sirven para colgar, sujetar, elevar, asegurar y señalizar. Debes tener en cuenta la estructura, el diámetro y el material de la cadena para elegir la que se ajusta al uso que vas a hacer de ella.

A la hora de escoger cadenas y cables, estas son las claves principales:

  • El cable de acero y la cadena soldada son los capaces de soportar cargas más pesadas.
  • A mayor diámetro, más resistencia y menos manejabilidad.
  • Cada tipo de cadena va asociada a un accesorio específico. Para escoger el accesorio adecuado es necesario tener en cuenta el diámetro: en el caso de los candados, debes elegir una pieza cuyo arco sea similar al diámetro de la cadena para asegurar la compatibilidad en el nivel de seguridad.
Cómo elegir cadenas

Cadenas según su estructura: soldadas y no soldadas

Por estructura, dentro de las cadenas de eslabones distinguimos básicamente entre las cadenas soldadas (capaces de colgar y sujetar cargas pesadas) y las no soldadas (menos resistentes y más extendidas para cargas ligeras y usos decorativos). En las cadenas soldadas, los eslabones están cerrados y no se abren aunque se sometan a una fuerte tensión. Las cadenas no soldadas llevan eslabones abiertos: se pueden abrir con herramientas específicas para separar la cadena en tramos.

En este dibujo puedes ver la diferencia entre ambas:

Cómo elegir cadenas

Tipos de cadenas soldadas: calibradas, no calibradas y comerciales

Las cadenas soldadas se puede clasificar de distintas formas: por tamaño, material, estructura… El primer aspecto en el que nos debemos fijar es su denominación por normativa.

  • Calibradas. Una cadena calibrada según la norma DIN es aquella en cuyos eslabones se mantiene una relación constante entre su diámetro total y su hueco interno. Se suelen emplear para poleas, molinetes, polipastos, etc. Los eslabones se encajan en los dientes de las ruedas de los mecanismos, que están calibrados según la misma norma.
  • No calibradas. Son cadenas que no mantienen la relación indicada y no se pueden emplear en mecanismos. Estas cadenas se han ensayado para comprobar su resistencia y se pueden emplear en trabaos de elevado, arrastre, etc. según su calificación.
Cómo elegir cadenas

En esta tabla puedes ver la clasificación de ambos tipos (con letras y con números) según su resistencia a la tensión. A mayor número o letra más cercana a la Z, más resistente será la cadena:

Cómo elegir cadenas

 

  • Comerciales. No están calibradas ni ensayadas, por lo que su resistencia es menor. Para usos decorativos, de poca carga o con poca necesidad de resistencia. No se deben emplear en trabajos de elevación ni para sujetar cargas fijas.
Cómo elegir cadenas

Cables de acero

No son cadenas, pero pertenecen a la misma categoría ya que se emplean para usos similares. Estos cables están formados por varios hilos de acero trenzados en torsión. La clave para determinar su resistencia está en el número de hilos y su trenzado: a mayor número de hilos, más resistente será el cable. 

Cómo elegir cadenas

Cómo elegir cadenas para interior y exterior

Además del uso y la carga ten en cuenta si la cadena va a estar sometida a la agresión de agentes externos como la humedad, los rayos UV o los productos químicos.

  • El acero inoxidable, el aluminio y el latón son los que mejor resisten la humedad.
  • El cobre es el que mejor soporta los productos químicos.
  • Los acabados galvanizado, niquelado y cromado de las cadenas metálicas mejoran su resistencia a la corrosión y su estética, importante sobre todo en las cadenas de uso decorativo.