Cómo elegir cuerdas

Las cuerdas sirven para colgar, sujetar, atar, elevar, tender, señalizar, trazar... Además, puedes usarlas con fines decorativos (en manualidades), deportivos o de ocio. Hay muchos tipos según el material, el diámetro o la confección: te enseñamos a elegir la más adecuada para cada caso.

Cómo elegir cuerdas

A la  hora de escoger la cuerda perfecta, lo primero que debes tener en cuenta es el uso que le vas a dar. No es lo mismo utilizarlas para decoración o para hacer manualidades, que emplearlas en estructuras que tengan que aguantar peso o estancia a la intemperie. Quédate con estas dos claves:

  • Los materiales más resistentes a la abrasión y a la humedad son el poliéster, la poliamida y el polipropileno (en ese orden).
  • La construcción o estructura puede ser de dos tipos: trenzada, más manejable, y cableada, que puede soportar más carga (aunque depende del grosor). 
Cómo elegir cuerdas

Tipos de cuerda según su material

Según el material del que estén confeccionadas, las cuerdas pueden ser de dos tipos:

De fibra sintética. Se fabrican con productos plásticos que no se estropean con el agua o el paso del tiempo. Son las más resistentes y no les afectan los cambios de temperatura. A la hora de escoger, ten en cuenta que cuanto más fina sea una cuerda sintética, menos resistente será (se romperá antes). Las más comunes son las de poliéster (menos elásticas pero más resistentes), las de nylon o poliamida (las más resistentes y elásticas) y las de polietileno (menos resistentes a la tensión, pero aguantan mejor la intemperie y flotan).

Cómo elegir cuerdas

De fibra natural. Se confeccionan principalmente con henequén, cáñamo, algodón y sisal. Son resistentes y sostenibles, además de muy decorativas. Sin embargo, no resisten bien la estancia a la intemperie y si se mojan se hinchan y pesan, perdiendo elasticidad. Si no se mantienen secas, se pudren con facilidad.

Cómo elegir cuerdas

En esta tabla puedes ver las características de cada material para no equivocarte a la hora de elegir:

Cómo elegir cuerdas

Tipos de cuerda según su construcción o estructura

Según esta calificación, encontramos dos tipos de cuerdas: trenzadas y cableadas. 

  • Trenzadas. Este tipo de cuerdas pueden ser de dos tipos: de trenzado liso y con alma. Las de trenzado liso están formadas por varios cabos trenzados alrededor un centro hueco. Las que llevan alma se componen de dos partes: el alma (parte interna) y el trenzado. En el trenzado los cabos se entrelazan unos con otros en fibras individuales o por grupos. Unas fibras crean hélices en una dirección y las otras en la contraria. El alma puede ser simple (formada por uno o varios cabos separados) o doble (formada por varios cabos trenzados). 
  • Cableadas. Están formadas por varios cabos que se retuercen o se disponen conjuntamente, de manera que forman una construcción estable que no se desenreda. Suelen ser de 3 y 4 cabos.
Cómo elegir cuerdas
Cómo elegir cuerdas
Cómo elegir cuerdas

Para interior y exterior

Además del uso y el accesorio, ten en cuenta si la cuerda va a estar sometida a la agresión de agentes externos como la humedad, los rayos UV o los productos químicos. El poliéster es el que mejor resiste a la humedad y al sol, la poliamida es la “todoterreno” con altos índices de resistencia y buena manejabilidad, mientras que las cuerdas naturales (cáñamo y sisal) son respetuosas con la naturaleza ya que son biodegradables.

Cómo elegir cuerdas según su uso

Colgar, sujetar, tender, atar… son solo algunos usos de las cuerda. El diámetro y la estructura  o confección determinan la carga que pueden soportar, la resistencia a la abrasión o a la intemperie y la manejabilidad. El material con el que estén fabricadas también influye en sus características y prestaciones.

Cómo elegir cuerdas

Si quieres saber cómo elegir cuerdas dependiendo de usos determinados, quédate con estos consejos básicos:

  • Para construcción. Las mejores cuerdas son las trenzadas de polipropileno, la cuerda de sisal torcida a 4 cabos.
  • Para bricolaje. Cuerdas trenzadas de polipropileno, cuerdas de sisal torcidas a 2 y 3 cabos y cordón bramante de cáñamo.
  • Para decoración y manualidades. Cuerdas cableadas de sisal a 4 cabos, cordón de cáñamo y  cuerdas de poliamidas cableadas de colores.
  • Para persianas, cortinas, toldos y tendedero. Cordón trenzado de polipropileno, trenzado de poliéster sin alma y cinta para persianas.
  • Para deportes náuticos. Cordón trenzado de polipropileno, cuerda trenzada de polipropileno, cuerdas de nylon mate, hilo de sedal monofilamento y trenzado de poliéster sin alma.
  • Para trekking y montañismo. Cuerdas de nylon o poliamida trenzadas y elásticas, con una resistencia mínima de 1200 kg de peso.
Cómo elegir cuerdas