Cómo elegir estanterías modulares

Las estanterías modulares son la mejor solución para almacenar cualquier tipo de objetos y enseres del hogar aprovechando al máximo el espacio. Tú decides la altura, la medida de la balda, el número de baldas, el color y los kilos que quieres que soporte.

Cómo elegir estanterías modulares

Características y ventajas

Las estanterías modulares te permiten conseguir un lugar de almacenamiento, incluso en los lugares desaprovechados y huecos: bajo las ventanas, las escaleras o en la inclinación de un techo abuhardillado. Pero también puedes instalar las estanterías en lugares diáfanos como garajes, sótanos, habitaciones, oficinas y despachos.

Las estanterías metálicas son muy prácticas porque no necesitan mantenimiento ni productos especiales para su limpieza, basta con un trapo húmedo.

Entre las ventajas de las estanterías modulares están:

  • Su adaptabilidad: permite crear infinidad de combinaciones. Tú decides la medida y cuántas baldas; cada módulo puede ser distinto. Además, las baldas son regulables en altura, por lo que puedes adaptarlo a la altura de los objetos que quieras poner.

Puedes elegir entre:

Alturas: 2m | 2,5m | 3 m

Anchos: 60cm | 80cm | 90cm | 100cm | 110cm | 120 cm

Fondos: 30cm | 40cm | 50cm | 60 cm

Tantas baldas como necesites.

Cómo elegir estanterías modulares

 

  • Variedad de sistemas de montaje: muy ligados también a la capacidad de carga.

Puedes elegir entre:

Montaje con tornillos: es el tipo de montaje más tradicional. Soportan 100kg por cada balda. Para el montaje sólo necesitas ayudarte de una llave de carraca o un atornillador eléctrico, con el accesorio de una llave de tubo hexagonal.

Montaje sin tornillos: es el tipo de montaje más sencillo e innovador. Los largueros y travesaños actúan como refuerzos y se enganchan a la barra sin necesidad de usar tornillos. Es por eso que duplican la capacidad de carga hasta los 250kg por cada balda; el propio peso actúa de refuerzo de la estructura.

Para el montaje sólo necesitas ayudarte de un mazo de goma para encajar bien los elementos.

Dentro de los sistemas sin tornillos, puedes elegir el tipo de balda:

Balda metálica, más resistente y con mayor vida útil.

Tablero de aglomerado, como solución más económica.

  • Variedad de acabados: dependiendo del espacio donde las vayas a colocar las estanterías, puedes utilizar distintos acabados:

Espacios más vistos: elige el acabado blanco, ya que es el más decorativo. Por ejemplo para cocinas, despensas, buhardillas u oficinas.

Espacios más húmedos: elige el acabado galvanizado, más resistente a la corrosión. Por ejemplo para trasteros, sótanos o garajes con humedad. También incluso para decoración de espacios más modernos.

Espacios neutros: elige el acabado gris, sin duda el más sufrido. En general para garajes, trasteros, industrias…pero también para oficinas y archivos.

Cómo elegir estanterías modulares

Consejos

Si vas a instalar varias estanterías sin tornillos, sucesivamente en línea, puedes utilizar el ángulo en T compartible para conseguir una estructura mucho más robusta.

Si la estantería es con tornillos, puedes hacerlo mediante tornillos y tuercas.

Cómo elegir estanterías modulares

Aconsejamos anclar los diferentes módulos a la pared con tacos y tornillos, para evitar posibles vuelcos de la estructura, ante malos usos como subirse encima, etc.

Distribuye uniformemente el peso sobre la balda. Es decir que la carga quede repartida en cada estante. 

Es indispensable, por tu seguridad y por la durabilidad de la estantería, que coloques las cargas más pesadas en las baldas inferiores.

En cuanto a su mantenimiento, el óxido es la principal amenaza de las estanterías metálicas. Para evitarlo debes colocarlas en un lugar seco y ventilado o protegerlas con esmalte antióxido.